miércoles, noviembre 23, 2022

THE BARRACUDAS

The Barracudas
es una banda inglesa de surf rock formada a finales de 1978. La formación original consistía en Jeremy Gluck (voz), Robin Wills (guitarra y voz), Starkie Phillips (bajo y voz) y Adam Phillips (batería). Antes de que la banda grabara su primer single, Starkie y Adam Phillips dejaron la banda.

La banda es notable por su exitoso single de 1980 Summer fun, que comenzaba con un extracto de un anuncio falso de la década de 1960 para la campaña de Plymouth Barracuda. La canción incluía diálogos donde los locutores tenían dificultades para pronunciar la palabra “barracuda”. El single alcanzó el número 37 en el UK Singles Chart. El grupo duró oficialmente hasta 1981 con una actuación final en Madrid. Ha habido pocas actuaciones ocasionales desde entonces.

Inicialmente percibidos como un grupo de surf novedoso a raíz de su primer álbum, las grabaciones posteriores los mostraron como una feroz banda de garage rock and roll en el molde de 13th Floor Elevators y The Seeds. La banda se separó en 1984, pero se reformó en 1989 para grabar Wait for everything, y luego de nuevo en 2003. En 2005 grabaron el álbum The Barracudas en NDN. A lo largo de su carrera, sus actuaciones en vivo han sido enérgicas y frenéticas.

Gluck
creció influenciado por la música de grupos como The Stooges, The Who, Velvet Underground, Blue Oyster Cult, Burroughs, el garage punk, y la psicodelia sórdida. "Me gustaba mucho The Stooges. Pero también, supremamente, The Beach Boys. Adoraba a The Beach Boys, The Who y The Stooges, y collages de fotos de ellos adornaban mis paredes. También me gustaban The Raspberries, The Kinks, Nuggets, los Stones, en menor medida los Beatles del último período (todavía amo Abbey Road con pasión), y también escuché mucha música oscura que me influyó desde varios lugares. Realmente no me involucré con The Byrds hasta que conocí a Robin, quien me convirtió al folk-rock per se. Podría detallar mi iniciación en los Groovies y otras influencias clave... pero tengo cierto respeto por los lectores".

Gluck creció en Ottawa, la capital de Canadá. Pero su corazón estaba puesto en el rock and roll, y sabía que no iba a suceder en Ontario. Tuvo su fase de banda adolescente... el primer grupo se llamaba New Master Race y el segundo eran los Yohawks. Cuando se le pregunta sobre estas bandas, Jeremy retrocede como si se enfrentara a un largo historial criminal oculto. En 1977 Jeremy no pudo soportarlo más. Había querido estar donde estaba la acción durante mucho, demasiado tiempo. Levó anclas en Ottawa y se dirigió a Londres. "Sabía a principios de mi adolescencia que la primera oportunidad que tuviera sería ir a Londres... no Nueva York o Los Ángeles como todos los demás: ¡Londres! Y cuando el punk explosionó, supe entonces que tenía que irme. Era imprescindible presenciar la nueva explosión... el nuevo rock'n'roll... Me había perdido los años 60 y no iba a arruinarlo. Así que dejé la escuela secundaria, cogí parte de una modesta herencia y volé a Londres. Y a los pocos días de estar allí me sentí como en casa por primera vez en mi vida".

Estaba allí por el rock and roll, y necesitaba alguna forma de involucrarse en la escena. Encontró su comienzo escribiendo para el tabloide semanal de rock de Reino Unido Sounds. "Me metí en Sounds debido a una oscura sincronicidad y conocí a uno de los empleados", recuerda. "Me envió a una mujer maravillosa allí, Vivienne Goldman, a quien le gustábamos yo y mi obra y me encargó algunas cosas de inmediato ... No puedo recordar las primeras. Continué cubriendo a The Lurkers (fueron geniales alrededor de 1977-78) y, sí, a The Rezillos, que fueron tan grandes en vivo como indica la leyenda".

Más tarde, en 1977, Jeremy estaba en el Speakeasy en Soho una noche viendo a la excelente pero poco conocida banda canadiense Dead Fingers Talk correr por su set. The Unwanted también estuvieron en la cartelera (aparecen en el LP recopilatorio Live at The Roxy). Robin Wills había estado tocando con ellos y escuchó a Jeremy charlando con alguna mujer sobre sus bandas favoritas, más específicamente bandas de garage punk, y más específicamente, The Seeds. "Noté una figura corta y sombría acechando cerca, aparentemente escuchando a escondidas", dijo Jeremy. "No pensé nada de eso. Después de que mi conversación concluyó, el acechador se tambaleó hacia adelante y simplemente me preguntó si había estado discutiendo sobre The Seeds. Era Robin, muy bien... y pronto estábamos despotricando y delirando sobre nuestros intereses compartidos, y en ese momento, todavía de nicho. Uno o dos días después fui a los 'burbs donde Robin vivía con su gente y me presentó su extraordinaria colección de discos".

En poco tiempo, sus intereses comunes llevaron a la única conclusión posible: comenzaron una banda. Al principio se llamaban RAF, que significaba Rock And Fun. El bajista era Mick Sarna, de quien Jeremy recuerda poco. En cuanto al baterista, Jeremy ni siquiera recuerda su nombre. RAF duró sólo un par de meses antes de que Gluck y Wills reiniciaran como The Barracudas, tomando el nombre de una vieja canción de Standells que finalmente versionarían en su LP Endeavour to persevere varios años después. Surf californiano y garage rock aderezado con una actitud punk fue el cóctel explosivo con el que los primeros Barracudas aterrizaron en los garitos de Londres. Sus conciertos, por entonces, eran una macedonia en la que nadaban temas de los Who, Trashmen o Flamin’ Groovies, una mezcla que descolocaba pero que fue bien recibida. La sección rítmica fue reemplazada por los hermanos Starkie y Adam Phillips (en bajo y batería, respectivamente). Esta formación duró de mayo a septiembre de 1978, y grabaron tres canciones demo: If she cries, Speed is the word y Love is fun.

"Starkie se presentó en un concierto de RAF", recuerda Jeremy. "Su hermano Adam estaba en la Escuela de Arte Hornsy, donde todos conocían a The Raincoats, y de todos modos Starkie vivía en una sentadilla en Kings Cross, y terminé mudándome allí con mi novia Lorraine. Jeez, había olvidado Speed is the word, que fue uno de nuestros primeros intentos en el género de la canción de coches. Love is fun está en The Big Gap (1984, Coyote) y ahora en Snowdomed comp de Terry Banks. Por cierto, teníamos otra canción que escribimos en la primera alineación de Barracudas titulada Do the barracuda, una novedosa canción de baile que se le ocurrió a Starkie".

En septiembre de 1978, la banda pasó por una agitación más en la sección rítmica cuando reemplazaron a los hermanos Phillips por David Buckley en el bajo y Nick Turner en la batería. Robin había conocido a David en uno de los notorios conciertos donde Sid Vicious había tocado con algunos otros escenógrafos como The White Rats. Jeremy dijo: "A él (Wills) le gustó la auténtica herencia estadounidense y el corte de pelo de Dave y solo le pidió que se uniera a nosotros. Le dijo a David que le enseñaría bajo... ¡vaya si lo que hizo!" Nick había sido miembro fundador de los Raincoats y más tarde se uniría a The Lords of The New Church con el ex-cantante de Dead Boy Stiv Bators y el ex-guitarra de Damned Brian James.

Gluck y Wills habían leído suficientes revistas adolescentes para saber que la mejor manera de salir adelante en el rock'n'roll era tener una perspectiva. Sin embargo, nadie les dijo que 180º no era el mejor ángulo, y eso es lo que hicieron, porque nada podría haber estado más cerca de los 180 grados que tocar música surf en la recién salida del punk y recién entrada en la new wave Londres en 1978. ¿Surfear? ¿En Londres? ¡Qué idea tan loca! ¿De dónde sacaron tal concepto? "¡Válgame Dios! ¡Qué inspiración, verdad!", dijo Jeremy. "Bueno, siendo bastante brillantes Robin y yo decidimos que, para causar cualquier impresión, teníamos que elegir un género de todos los que amábamos (punk, surf o pop) y hacer de él un Grial ... y elegimos el surf, simplemente porque era cronológicamente correcto y el menos propenso a invitar a la competencia. Recordemos que en vísperas de nuestra invención como banda de surf-punk nuestro set podría incluir Teenage head, King of the Surf, I feel alright, además de originales como los primeros Dead skin y Love is fun... nadie sabía exactamente hacia qué estábamos disparando. Así que tiramos los tejos al tema del surf con una venganza, y cosechamos ricos dividendos. Pronto tuvimos muchos mods con nosotros... aunque sólo fuera porque favorecimos a los Levi's blancos... y muchos otros, muchos bichos raros marginales en la escena, y otros a los que simplemente les gustaba reír, ¡porque éramos tan tontos como poco profesionales! Y de hecho los críticos nos adoraban... porque éramos diferentes y no monótonos. Mejoró... Recuerdo que una noche me subí a un vagón de metro con una tabla de surf genuina para ir a un concierto en The Music Machine. Era así... una película que vivimos... todos fuimos a ver Big Wednesday, todos pasamos el rato... nos volvimos dignos de chismes... Ah, son los Barracudas, son la banda de surf... como un ejercicio de marketing ingenuo, ¡fue genial!"

En marzo de 1979 grabaron cuatro demos: Love is fun, KGB, Campus Tramp, y Rendevous en Elephant Studios. Fueron a firmar un acuerdo con un sello discográfico, pero no lo lograron. Jeremy recuerda particularmente un rechazo condescendiente por parte de Rough Trade. Pero un largo viaje debe comenzar con un pequeño paso, y para los Barracudas ese pequeño paso se dio en junio de 1979 cuando grabaron los dos temas I want my Woody back y Subway surfin'. Aquí ya dejaban patente su inequívoco sonido, a caballo entre la inocencia de los Beach Boys y los ramalazos de punk de los Ramones. Un grupo de surf con energía puramente setentera. El single vendió 5.000 copias y les valió la portada de la revista Sounds."Robin había compuesto esta canción en uno o dos minutos y me la tocó uno o dos días después y ambos reconocimos su magia... ¡una puñalada torpe, tonta, brillante en novedad pop...! La agregamos a nuestro set de inmediato y lancé la transición de rap, y después de algún concierto u otro, un tipo bastante incómodo y serio llamado Geoff Mann se acercó a nosotros y nos dijo que estaba loco por la música surf y que acababa de lanzar un single de una banda llamada The Ripchords y que le encantaría lanzar Woody. Obviamente adoraba a nuestra banda. Grabamos el single para él, sonaba jodidamente increíble y presionó supongo que mil unidades, y luego reimprimió ... cuatro veces... fue un éxito indie considerable, llegando a lo más alto de la lista indie durante varias semanas y recibiendo mucha atención de las compañías discográficas y la radio".

La gente los amaba por sus grandes melodías y su inocencia feliz, o los odiaban por las mismas razones. Pero el single Woody les hizo conseguir lo que querían; hizo que los tomaran en serio los principales sellos. Aguantaron un tiempo, grabando seis demos más para tratar de subir la apuesta: Neighborhood girls, I wish it could be 1965 again, His last summer, Don't let go, Surfers are back, My little red book y Rendevous. Roger Ames, un hombre de A & R de EMI, pensó que había escuchado una canción de éxito en His last summer y persiguió a la banda con fuerza. En enero de 1980 los Barracudas firmaron con él.

Para comercializar a los Barracudas, EMI revivió el nombre vintage del sello Zonophone con la intención de darle a la banda una identidad única. "Algo así como Morrissey y Parlophone ... ¡pero sin las ventas!", dijo Jeremy. En estos días, los conciertos eran abundantes y las multitudes se mostraban entusiasmadas. Atrajeron a un público de seguidores entre la multitud de mods, que era bastante grande en ese momento. "Tocábamos mucho, constantemente", recuerda Jeremy. Nunca tuvimos ningún problema para conseguir conciertos porque teníamos un seguimiento bastante devoto y, por lo general, teníamos una buena multitud. A finales de 1979 hicimos una gira apoyando a The Tourists, y luego con The Stray Cats en febrero de 1981... y fuimos de ida y vuelta a París un par de veces..., ¡no puedo recordar todo! Hicimos muchos shows memorables... uno, donde respaldamos a The Cramps, ése fue al que llevé la tabla de surf y teníamos amigos patinando en el escenario a través de nuestro set e incluso un telón de fondo. Hicimos todo tipo de cosas, realmente... apoyamos a algunas grandes bandas, luego nos graduamos a modestos cabezas de cartel. Lo de siempre".

En la primera mitad de 1980 los Barracudas grabaron un lote de demos y escribieron varias canciones nuevas más. El trabajo dio sus frutos en la segunda mitad del año cuando cada dos meses durante 8 meses consecutivos hicieron varios grandes lanzamientos de singles, rematado con los clásicos I can't pretend y 1965 again. La primera de esta carrera fue Summer fun, que comenzó con un clip de un anuncio comercial de la década de 1960 para el Plymouth Barracuda. Luego vino la canción, y estalló el entusiasmo... la banda utilizó capas de coros como instrumentos adicionales, haciendo que las guitarras fuesen casi innecesarias. Summer fun alcanzó el número 37 en las listas de Reino Unido y supuso, con una actuación para el programa de televisión Top of the Pops, su acceso más cercano a la gloria. El siguiente fue His last summer, una buena canción con una letra divertida, pero no una fiesta musical como las demás. I can't pretend abandonó el tema del surf y en su lugar fue más hacia un tipo de sonido de Shake some action de los Flamin' Groovies. Ahora las guitarras estaban surgiendo en la mezcla y sonando más seguras e inventivas ... un poco de alegría en los coros, y un poco de slide genial con un Chuck Berry liderando en el descanso. Con la guitarra más potente, la banda no tiene que depender de los coros para agregar glaseado. Y más tarde se editó 1965 again, que comenzaba con una enorme introducción de coro de calidad de tabernáculo mormón y después ofrecía una de las mejores canciones de bandas de rock and roll de todos los tiempos. De todas las influencias del rock'n'roll que comparten, eligen convertirse en un grupo de música surf.

Dijo Jeremy; "His last summer siempre estará en mi Top 3 personal de canciones de los Barracudas... hizo todo lo que pretendíamos hacer... Soy muy aficionado a 1965... el outro conmigo rapeando se inventó in situ. I can't pretend... también está bien". " Cada single de EMI tiene una historia... mi aspecto favorito de estos singles es el acompañamiento deliberado y selectivo de diversas influencias ... por ejemplo, el grito de ¡Oh no! en Last summer fue tomado amorosamente de Leader of the pack... Y, por supuesto, las referencias en las letras son abundantes: ‘un joven se ha ido’ de los Beach Boys, etc. Todo esto fue pensado como homenaje y humor, y funcionó durante un tiempo, también. Una vez incluso escribí un artículo completamente dedicado a lugar de donde venía cada policía ... ¡Era toda una buena lista! Sabes, como dijo Strummer, el rock'n'roll es como un gran banco y haces un retiro y haces un depósito ... e hicimos ambas cosas en abundancia y ahora estamos en equilibrio. ¡Es hora de comenzar a robar de nuevo!"

El lanzamiento en enero de 1981 de I can't pretend fue coronado por una BBC Radio One Session... una especie de competidor de las John Peel's Sessions. Hicieron cuatro canciones: On the strip, Violent times, I can't pretend y Somewhere outside. "Nunca hicimos una sesión con Peel", dijo Jeremy, "Aunque Peel tocó nuestros primeros singles, ¡algo escéptico podría agregar! Sé que la primera vez que escuché Woody en Radio One fue a través de Peel... ¡un momento epifanal! La sesión de Radio One para apoyar a Drop out fue excelente, con versiones de cuatro canciones de alguna manera superiores a las versiones del álbum".

El punto culminante llegó en febrero cuando EMI lanzó su LP debut de larga duración, titulado Drop out with The Barracudas. Llevaba el ingenioso mensaje de respaldo: "4 great guys 3 great chords 14 great songs". Y en las notas interiores del disco había un destello de verdad donde figuraba: "Esto no es simplemente un álbum de contrastes, es un álbum de contradicciones". Y ahí parece ser donde comenzaron los problemas. Porque si bien Drop out es generalmente recordado como el álbum de surf de los Barracudas, ya estaban avanzando, y EMI no quería que lo hicieran. La perspectiva de surf le había dado a la banda lo que querían; un seguimiento y un sello. Pero éste era un grupo con demasiadas influencias y demasiados amores para ser pintado en un rincón. Nuevas canciones como Living in violent times, This ain't my time, Saw my death in a dream last night y especialmente una versión de la psicodélica Codeine hicieron que la banda se alejara del surf y se acercara a sus héroes del garage rock. "Nuestras cabezas realmente giraban", escribía Jeremy en las notas del CD The complete EMI recordings. "Fue todo demasiado... una sesión de verano en Rockfield Studios en Gales fue la guinda del pastel para los chicos asombrados de Rockfield y los Groovies. Éramos fans ante todo, un hecho que nos costó caro en el sentido comercial".

Se hicieron muchas buenas críticas en los días en que se lanzó el LP, pero parecieron desaparecer bastante rápido. Iba a ser su último disco para EMI; un extraño final a un período en el que el sello había lanzado discos de Barracudas en un torrente virtual durante medio año, y de repente terminó como un grifo que se cierra. "A fin de cuentas, el álbum fue bien recibido en Reino Unido, salvo algunas críticas predeciblemente paternalistas y/o condescendientes", dijo Jeremy. "Se vendió respetablemente, pero lo que había sucedido fue que EMI se dio cuenta de que no íbamos a 1) hacerlos más ricos más rápido, y 2) no íbamos a contentarnos con ser para siempre un grupo novel glorificado. Además, nuestro nuevo compañero de A&R, cuyo gran logro fue firmar con Iron Maiden, no tenía ningún interés real en nosotros, y al mismo tiempo el sello acababa de firmar a Duran Duran y probablemente pensó que había un futuro más inmediato en los New Romantics que con los ya usados Pseudo-Surfers. Así que nos dejaron, en marzo, supongo... Estaban detrás de la promoción de los singles, al menos los tres primeros, pero pronto vieron que seríamos una inversión a largo plazo, no tenían una gestión real que diese valor al nombre y estaban siempre de mal humor. El negocio lo es todo".

En las notas de The complete EMI recordings, Jeremy comentó que estaba orgulloso de haber estado involucrado en la realización de Drop out. Es algo raro escuchar a alguien en una banda decir que piensan que un lanzamiento temprano de los suyos no sólo es bueno, sino algo de lo que enorgullecerse. "Sí, tal vez estaba siendo un poco sentimental", respondió, "pero no me habría perdido todas esas experiencias por nada del mundo. Y eso realmente no sólo es lo que hicimos, sino que lo hicimos absolutamente, porque mi sueño era estar en una banda, y yo lo estaba, y era una buena banda. Drop out es sólo una pequeña nota al pie en el esquema de las cosas... no es gran cosa. Pero para aquéllos que lo cavan, es mucho, y eso es lo que importa. Es fácil olvidar que para la persona que realmente ama un disco puede ser extremadamente importante. No es que las grandes ventas no sean deseables, por supuesto que son... pero pensar que Drop out realmente significa algo para alguien significa mucho para mí... y nuestras otras cosas no tienen ese interés, al parecer, no tanto. Drop out era un trabajo de ‘tiempo y lugar’... de un vacío y en unos pocos corazones. ¿Qué más puedo pedir?"

En el esquema general de las cosas, Drop out with The Barracudas no era un disco que haya cambiado la dirección de la música de ninguna manera. Puede que ni siquiera haya sido uno de los diez mejores discos de 1981. Pero como un disco que ha capturado la imaginación de un grupo selecto de fans, es un gran ejemplo. Se puede comprobar en la forma en que los primeros singles de Barracudas se convirtieron inmediatamente en costosos artículos de colección, y la forma en que escritores de fanzines como Linsey Hutton y Jon Storey se volcaron con la banda. Pero para las masas de empleados de EMI, la música era un trabajo, y no había espacio para los cruzados. Al mismo tiempo que se lanzaba Drop out with The Barracudas, los Barracudas estaban en EMI Studios grabando una serie de demos con nombres como Grammar of misery, On a Sunday, Gotta getta gun, Shades of today, Ballad of a liar y I can't sleep. Sus días de surf habían terminado, y cuando su sello escuchó lo que la banda estaba haciendo, ellos también terminaron.

El revés fue devastador. La banda continuó trabajando en demos, pero sin sello y con una nueva dirección, la salida de Buckley y Turner, con este último marchando al grupo Lords of the New Church ("el primero empujó, el segundo saltó", dijo Jeremy), en noviembre de 1981 fue quizás inevitable. Sólo quedó la fundación de la banda a partir de Wills y Gluck. Así que los dos se pusieron a buscar un nuevo baterista y bajista. Como baterista encontraron a Graham Potter (ex de los Little Roosters y The Spectres). Para el bajo encontraron a Jim Dickson, un australiano que debería ser bien conocido por su tiempo pasado con los Survivors, una legendaria banda de punk de finales de los 70 que eran casi contemporáneos de los Saints iniciales, y post-Barracudas con los New Christs, la brillante banda liderada por el ex-cantante de Radio Birdman, Rob Younger. La permanencia de Potter duraría sólo cuatro meses, mientras que Dickson permanecería con la banda hasta su ruptura a finales de 1984.

Con los nuevos miembros apenas presentados entre sí, los Barracudas regresaron al estudio en diciembre de 1981 para grabar dos canciones, Inside mind y Hour of degradation, canciones que cortaron el enlace del surf permanentemente y parecían señalar un final de letras tontas y alegres y un comienzo de temas más comprometidos y significativos. Necesitaban un sello, y sin ningún interés de las mayores, se vieron obligados a bajar al nivel indie, firmando con Flickknife Records. "Después de que EMI nos abandonó, estábamos bastante escarmentados y también desesperados por establecer nuestra supervivencia y compromiso de seguir la dirección que establecimos con canciones como Violent times, dijo Jeremy. "Flicknife estaba dirigido por un tipo de ex-motociclista francés llamado Frenchy Gloder, que había ganado algo de dinero relanzando las oscuridades de Hawkwind. Le encantaban The Barracudas y quería grabar nuestro segundo álbum con nosotros. Inside mind eventualmente se convirtió en un elemento básico de nuestro set en vivo y, habiendo sido grabado prematuramente, nunca fue capturado en todo su esplendor en vinilo". "Éramos conscientes de nuestro deseo de capturar y emular varios géneros, como el garage, el folk-rock, la psicodelia y todo eso, por lo que fue una progresión natural ... porque nuestras demos finales de EMI eran canciones destinadas a Meantime. Ya habíamos cambiado de marcha antes de dejar EMI, y ese single fue la primera evidencia. No sé si es ‘significativo’, aunque junto con Grammar of misery sí significa mi deseo de profundizar con las letras. Eso sí, escribí Grammar casi al mismo tiempo que His last summer".

Pero todavía había un último hurra de la versión de surf de la banda con un lanzamiento en Estados Unidos en 1982 de un EP de cuatro canciones y 12" que incluía I can't pretend, Surfers are back, You were on my mind y una versión enloquecida de Surfer Joe, que también fue lanzado en un disco promocional de 7". "Siendo un gran fan de BOMP, le envié a Greg Shaw una copia de Drop out e inmediatamente quiso lanzarla en VOXX en Estados Unidos", recuerda Jeremy. "Me emocioné cuando respondió con la rave de este fan en Drop out ... Quiero decir, para mí Greg Shaw era tanto como un dios... fichó a los Groovies... , estaba volando. Finalmente lo conocimos en París (en febrero de 1981) y fue genial... de todos modos, sí, la historia de Surfer Joe... fue una canción que lanzamos al final de una sesión de demos de EMI (en marzo de 1980) y bebí una cerveza segundos antes de hacer mi voz. Todos fuimos apedreados de todos modos, y luego la barra de tremelo de Robin se cayó ... ¡e hizo ese increíble solo! Y por lo general, para nosotros, el chico de EMI Ames entró justo cuando estábamos mezclando Surfer Joe. ¡Estaba un poco desconcertado! No podía entrar durante una canción más seria ... no, tiene que escuchar eso... una de las mejores cosas que hemos hecho, creo, ¡si no la mejor!"

En enero de 1982 la banda comenzó a grabar un segundo álbum en Brixton Studio en Londres. El título provisional del álbum fue Garbage dump, que fue tomado de una canción grabada por Charles Manson antes de cambiar de ocupación (y posteriormente de direcciones). Se habló de que el ex-Flamin' Groovie Chris Wilson hiciera partes de guitarra en las grabaciones, y las cosas se veían bien. Pero todo se detuvo abruptamente cuando Flickknife se quedó sin dinero y la banda no estaba en condiciones de poner el suyo propio. Los resultados de estas sesiones se lanzarían muchos años más tarde como el LP The Garbage dump tapes! en Shakin' Street Records, en enero de 1990.

"Conocí a un tipo que tenía una tienda que vendía ropa Regency que usábamos, que conocía a Wilson de viajes a Frisco", dijo Jeremy. "Me dijo que Chris debía estar en Londres y le pedí que me proporcionara una introducción. Conocí debidamente a Chris... qué momento para Robin y para mí, ya que éramos fans rabiosos de los Groovies. Esperaba que se uniera a nosotros, pero para empezar le pedimos que produjera nuestro segundo álbum, lo que rechazó, pero aceptó quizás agregar algunos overdubs. Tocó con nosotros por primera vez en The Marquee... Recuerdo haberlo traído con grandes aplausos. El presupuesto se agotó, sí, y estábamos realmente cabreados... mientras tanto, progresamos, después de lo cual restablecí las comunicaciones con Frenchy y acordé que un EP de rescate (House of kicks) sería fácil de hacer y fácil de vender ... y así fue. House of kicks puede ser nuestro mejor lanzamiento, y me encanta la portada... Jim Dickson era para entonces un elemento esencial para la banda, y quería que se reconociera su contribución, así que insistí en la foto de portada elegida".

Así que la cronología de los acontecimientos se volvió un poco loca aquí. El siguiente disco de Barracudas iba a ser el LP Meantime, que salió en el sello francés Closer en febrero de 1983, pero el EP House of kicks, que incluía Next time around, Dead skin y Takes what he wants y salió en mayo de 1983, en realidad fue grabado mucho antes. Esas tres canciones también estaban en The Garbage dump tapes! junto con ambos lados del single Inside mind y otras siete. Además, se lanzó otro disco de 12" de Flickknife con 6 canciones de estas sesiones llamado The world's a burn, y luego Shakin' Street también hizo un EP de 3 canciones de 12" con Grammar of misery al mismo tiempo que Garbage dump. Todo bastante confuso. En The Garbage dump tapes! la calidad de grabación no es tan limpia como podría ser, pero las actuaciones tienen un verdadero fuego para los componentes del grupo. Canciones como Bad news, 11th hour y Grammar of misery son tan sólidas como cualquiera de las canciones que se habían lanzado en el EP House of kicks. Pero no iban a ver la luz del día hasta mucho más tarde.

Después de que las sesiones de House of kicks llegaran a su final prematuro, la banda volvió a estar sin sello. Chris Wilson se unió como miembro a tiempo completo en marzo de 1982, y Graeme Potter fue reemplazado como baterista por Terry Smith. El sello francés Closer finalmente firmó con la banda. Grabaron las canciones que se convertirían en el LP Mean time en octubre y noviembre de 1982, y el disco fue lanzado en enero de 1983. Mientras tanto, incluyó 8 canciones que habían sido grabadas previamente en las sesiones de House of kicks, pero los arreglos se completaron con la adición de teclados y la guitarra de Wilson de una manera que suavizaba un poco el sonido. Jeremy dijo, "Fuimos a Le Havre a hacer un espectáculo a principios de 1982... y Phillipe Debris tenía una tienda de coleccionistas llamada Closer y se ofreció a hacer un álbum con nosotros. Mira, mientras que Drop out había sido olvidado en Reino Unido, en la prensa musical francesa fue aclamado en varias críticas favorables clave, llamándolo un álbum de la década, etc. Los franceses lo aplaudieron y se apoderaron de la conexión Groovies, cuando nadie más lo hacía. Dios sabe que intentamos conseguir otro acuerdo importante en Reino Unido, hicimos demos interminables, vimos editores, etc. sin resultados... pero Debris tenía el dinero y el sueño y consiguió el producto. Fue grabado en el estudio de Ringo Starr (¡creo que vi al Great One por una ventana una vez!) por un ingeniero que obviamente pensó para nosotros algo desordenado, y producido por el ex-chico de Vinegar Joe Pete Gage, este último nos lo trajo Terry Smith, nuestro nuevo baterista, y también agregó teclados evocadores al LP. Chris encajó bien, sin problema. Cuando escribí una canción con él (Be my friend again) y la vi en el sello (Gluck/Wilson) me emocioné... ¡Yo escribiendo con la mitad del increíble equipo Wilson/Jordan! Estábamos evolucionando, dirigiéndonos más a Europa, donde nosotros más apreciábamos. En este momento me volví muy resistente a tocar en Reino Unido fuera de Londres, porque te trataban como una mierda, francamente, y podíamos ir a Europa y ganar dinero y ser tratados como leyendas. ¿Qué harías? Nunca recuperé mi interés en tocar en Reino Unido, e incluso hoy lo evitaría".

Más tarde, en 1983, prepararon una idea para un álbum en vivo llamado Live 1983 y empaquetado para que pareciera un bootleg. Debris de Closer inventó un sello falso para su lanzamiento y lo llamó Coyote; la idea era ganar algo de dinero rápido para reponer las arcas agotadas de la banda. "Teníamos mejores cintas, por cierto", dijo Jeremy, "pero Robin quería algo consistente, aunque defectuoso ... para mí fue una oportunidad perdida, porque teníamos cintas mucho más emocionantes, aunque desiguales, en ese momento".

En enero de 1983 Terry Smith fue reemplazado en la batería por Mark Sheppard, dando a la banda la formación que mantendría hasta su primera ruptura. En noviembre tenían un nuevo conjunto de canciones y grabaron el álbum Endeavour to persevere, también para Closer. Este LP contenía un sonido muy cuidado, pero era mucho menos pop y garage que sus discos anteriores, y muy influenciado por el folk y el country en algunos lugares. Incluyó una toma genial de la tradicional canción popular de Leo Rosselson World turned upside down que Billy Bragg también hizo una vez... pero muy lejos de I want my Woody back.

Jeremy dijo: "Lo que sucedió es que por primera vez tuvimos un presupuesto decente. Chris había suavizado nuestro sonido, y escribimos gran parte del álbum rápido y apto para grabarlo. El resultado fue un disco de Barracudas algo estéril aunque profesional... en algunos lugares, muy bueno (Black snake) pero en otros demasiado tierno. Chris cantó World turned upside down y la mayor parte de Man with money y todo Corinne, también. Compartimos deberes más que nunca, escribiendo y tocando. Nuestra dirección fue buena; de hecho, estábamos escribiendo cada vez mejores canciones. Pero yo ya estaba empezando a anhelar un sonido más pesado y moderno, mientras que Robin y Chris se unieron al extremo más suave del espectro. En vivo siempre sonábamos genial, a pesar de todo".

En diciembre de 1984, los Barracudas comenzaron a trabajar en nuevos demos para prepararse para otro álbum. Grabaron 7 canciones, todas las cuales aparecieron en el CD Two sides of a coin lanzado en Anagram en 1993. Algunas de las canciones eran fantásticas (como la canción Two sides of a coin). En las notas de Two sides, Jeremy dijo: "A pesar del reconocimiento europeo como una tremenda banda en vivo, y escribiendo las canciones de rock'n'roll más fuertes de nuestra carrera, Robin y yo estábamos en un curso de colisión, debido en parte a mi insistencia en una dirección más pesada. La impaciencia prevaleció, y no pudimos ver que una acción de retención podría habernos hecho ganar el lugar y la audiencia que nos correspondía (estadounidense, por lo tanto) y arrebatar la derrota de las fauces de la victoria. Errar es humano, pero joder es una catástrofe. Mantuvimos una reunión de banda, siempre fatal para los Barracudas, y nos separamos. Las canciones de Bitchin que pedían un tratamiento definitivo se dejaron languidecer". Más tarde, Jeremy añadió: "Los demos fueron grabados a finales de 1984, poco antes de la separación. Robin y yo estábamos escribiendo muy buen material, y conseguimos algo de dinero para grabar estos demos que en ese momento sentí que eran insatisfactorios. ¿Quién sabe por qué? Quería llevarnos a una dirección mucho más pesada y competitiva, estaba disfrutando de Too tough to die y New day rising... mientras Robin cabalgaba en The Plimsouls y The Long Ryders. Se podían ver las grietas, estoy seguro. Básicamente perdimos los nervios y nos detuvimos con ciertas oportunidades ... así es la vida".

Después de la separación, Wills comenzó una nueva banda llamada The Fortunate Sons (llamada así por la canción de Credence Clearwater Revival que versionaron los Barracudas, de la que una versión en vivo aparece en el CD Two sides of a coin). Se le unieron Steve Robinson (quien más tarde tocó en la reformada Barracudas) en el bajo y Lee Robinson (no relacionado con Steve) en la batería. Pronto estuvieron de gira en Francia, y justo antes del comienzo agregaron a John Plain (ex-Boys) como segundo guitarrista. Finalmente grabaron dos álbumes entre 1985 y 1986, el primero titulado Rising y el segundo Kerrezza.

En cuanto a Jeremy, dos semanas después de la separación de Barracudas, de alguna manera logró lanzar un nuevo disco llamado Life ahead Corporation. En Bucketfull of Brains dijo: "Los Barracudas eran una banda que dependía deliberadamente del pasado. Se convirtió en una prisión y ese disco de Life ahead fue el sonido extraído de mí sacudiendo los barrotes. El estado de ánimo en el que estaba cuando se hizo ese disco no era del todo saludable. Ésa fue una reacción estricta contra cualquier cosa que pudiera vincularlo con los Barracudas". Robin Wills lo llamó "Ocho años de frustración en veinte minutos". Después se asoció con Jim Dickson para un proyecto que llamaron The Civilization Machine y lanzaron un mini-LP de seis canciones en Closer. En Bucketfull of Brains dijo: "Una de las principales razones por las que los Barracudas se separaron fue que Jim y yo teníamos visiones similares de música neo-punk intensa, sin parar y un par de otras personas en el grupo no eran receptivas a la idea". El álbum fue básicamente un esfuerzo de estudio con un par de guitarristas de sesión y también la ayuda vocal de la australiana Penny Ward (quien también cantó en el grupo australiano The Shy Imposters).

Más tarde, Jeremy colaboró en grabaciones con Nikki Sudden, ex-cantante de Swell Maps. Pero Jeremy y Nikki habían sido amigos durante un tiempo y habían hecho algunas demos juntos ya en 1983 junto con Dave Kusworth. En 1986, Nikki volvió a llamar a Jeremy y le dijo que estaba en medio de un proyecto y que quería su ayuda. Jeremy se unió, junto con Rowland Howard (ex-Birthday Party) y el baterista Epic Soundtracks (también de Swell Maps), y para rematar este supergrupo menor, el ex-líder del Gun Club Jeffrey Lee Pierce entró con una guitarra slide. Jeremy comentó que vio un gran letrero verde de la autopista en Boston que decía "Sorrow Drive" y escribió una canción al respecto... En cualquier caso, el resultado fue un álbum llamado I knew Buffalo Bill, y desapareció sin dejar rastro. El mismo equipo más tarde se reunió para grabar un EP, Burning skulls rise

Además, Jeremy siempre estaba escribiendo para Sounds, Bucketfull of Brains, The Next Big Thing, Mojo, Q, Select, Ripped and Torn (y ahora escribe para The Big Takeover). Parte de este trabajo sin duda se retroalimenta para ayudar a la causa de los Barracudas. Sounds en particular le dieron a Drop out with the Barracudas una gran fiesta cuando salió. "Nos ayudó tenerme en Sounds", respondió, "pero significaba que NME tenía que odiarnos, lo que hicieron y no hicieron... la conexión Sounds nos consiguió una portada a finales de 1979 que nos ayudó a conseguir el acuerdo post-Woody, sin duda. Fue escrito por Sandy Robertson, quien vivía en ese momento con un personaje llamado Tony D, cuyo fanzine perdido hacía mucho tiempo Ripped and Torn era uno de los grandes del género. Robertson nos amaba y éramos amigos de todos modos, y una semana la historia de portada planificada de Sounds explotó y nos apresuró a la portada como un reemplazo de último minuto ... un verdadero golpe y destino a lo grande. Fue muy divertido vernos en la portada de un periódico de música nacional, completamente ridículo, realmente". En cuanto a las piezas más memorables que había escrito. Jeremy contestó: "Sin duda, mi entrevista con Brian Wilson en 1988 es la cúspide de mi carrera periodística", respondió. "Un sueño se hizo realidad y cada minuto que estuve con él (3 horas) fue dorado. Además, conocer a Alan Vega la primera vez fue increíble... ¡qué dios!"

En mayo de 1989, Bucketfull of Brains publicó un artículo anunciando que Wills y Gluck estaban escribiendo canciones de nuevo y que los Barracudas volverían a estar juntos. Cuando se le preguntó en ese artículo por qué este era el momento adecuado para una reunión, Wills dijo: "La razón principal es que puedo relacionarme con Jeremy nuevamente, ha pasado mucho tiempo desde que pude. Wills había estado de gira en Italia con los Fortunate Sons cuando esa banda se separó, y estaba en la casa de una chica que tenía una copia de Drop out with The Barracudas, a la que le dieron una vuelta. "Pensé muy bien, ¿por qué no podemos volver a ser tan buenos?", dijo Wills en ese artículo de Bucketfull. "La idea era tratar de recuperar algo de esa frescura, pero nos dimos cuenta de que no podemos emular lo que éramos cuando teníamos 19 años".

La nueva banda contó con el ex-bajista de Fortunate Sons Steve Robinson y al principio tenía un amigo de Steve llamado Rick Sigmund como baterista. Cortaron 3 demos con esta alineación en febrero y 3 más en mayo, pero Rick fue reemplazado rápidamente por Jay Posner. Parecía que el interés en la banda no había disminuido mucho mientras habían estado separados, y muchos fans estaban realmente emocionadas cuando se reformaron. "No fue realmente motivador", respondió. "Pensé que habíamos sido olvidados y me sorprendí cuando descubrí que no lo habíamos sido". "No había visto a Robin ni a Steve durante mucho tiempo. Había hecho mis cosas con Nikki Sudden y estaba saliendo de un compromiso activo con la música, de hecho, escribiendo mucho para Sounds, Wife & Kids, etc. Y luego, una noche, Steve llama y dice (estaba compartiendo un lugar con Robin en ese momento): "Mira, estábamos pensando, escuchando Drop out, etc. Suena caliente... ¡queremos reformar la banda!" Y yo estaba un poco, "¡Déjame consultar con la almohada...!" Todavía estaba medio en negación sobre todo el asunto de los Barracudas, sobre romper prematuramente y abandonarlo, sobre lo torpe que había sido parte de nuestra producción. Pero sabía que lo haría... estaba en la sangre. Así que nos reunimos y ensayamos y el asunto se sacudió. Y eso fue todo".

Los Barracudas firmaron con el sello indie canadiense Shake! que testearon el mercado para bandas de hacía una década lanzando el single I thought you sounded that way yesterday con Remember en la cara B en enero de 1991, pero no fue hasta febrero de 1992 que finalmente hubo un nuevo lanzamiento de larga duración de Barracudas ... casi 3 años después decidieron volver a estar juntos. Pero el resultado justificó la espera, y quizás eso explique el título del nuevo CD. Producido por Andy Shernoff (aunque no está acreditado), Wait for everything fue uno de los esfuerzos de reunión más convincentes. Contenía un fabuloso lote de melodías; la canción principal, la nostálgica I thought you sounded that way yesterday, la sinuosa y sensual Outside my door, la pareja de himnos Throwin' it all away y One from the heart, y finalmente el toque personal de The best tears al final. La voz de Gluck había madurado, aprovechando ese tono tembloroso suyo para enfatizar partes clave de la letra mejor que en cualquier otro trabajo de Barracudas. Robin Wills, quien siempre escribió la mayoría de las canciones de Barracudas, desarrolló un gran trabajo compositivo. Y su forma de tocar la guitarra llevaba ese Byrds de 12 cuerdas firmemente a la era post-punk; aquí era donde el rock de California debería haberse dirigido a principios de los años 70 cuando de alguna manera se desvió hacia los Eagles. Existía esa sensación de "Chestnut Mare" mezclada con un poder que los Byrds nunca podrían haber igualado dado el equipo y los valores de producción de su época.

Sin embargo, Jeremy no se mostró tan conforme en la calidad de Wait for everything y respondió: "Podría y debería haber sido mucho mejor. Pero algo de eso me gusta. Sí, algunas canciones funcionan, pero para mí este álbum es en gran medida una gran decepción. Aparte de trabajar con Andy Shernoff de los héroes The Dictators, felizmente podría haber renunciado a todo esto".

Desafortunadamente, los Barracudas tuvieron problemas hasta 1993, cuando tocaron su último concierto en Madrid y grabaron el espectáculo para un lanzamiento en CD en Impossible Records de España. Jeremy manifestó: "Nuestros grandes y leales amigos de Record Runner en Madrid nos invitaron a tocar en su escaparate del 10º aniversario, y aceptamos. El concierto estaba con aforo lleno y tocábamos como animales... descuidados, ruidosos, demasiado rápidos... y debo decir que me alegro de que ésta sea nuestra última grabación como tal. ¡Suena como una banda muriendo, y lo es! ¿Por qué nos separamos? Ah... hicimos una demo de más material, y tocamos aquí y allá... pero la demanda estaba cayendo. Todos estábamos un poco cansados del simulacro, etc., por lo que naturalmente terminó en 1993. Hicimos todo lo posible para organizar una reunión digna, pero, esencialmente, estoy de acuerdo con mi esposa en que deberíamos haber dejado que la alineación original se mantuviera y dejar la reunión como una idea".

Desde el final de sus días en Barracudas, Jeremy se ha mantenido ocupado. Escribir es una de las cosas principales que ha hecho. Ha escrito tres novelas, dos de las cuales fueron publicadas en 1988 y 1989. También se ocupa de actualizar la web "... incluyendo mi sitio Spiritech UK (http://www.geocities.com/~spiritechuk) que está dedicado a mi interés en la espiritualidad y la tecnología. Revuelvo nuestra poesía y prosa, enseño en la universidad local (no es broma...), y de hecho estoy volviendo a grabar y eventualmente de gira. Ahora he grabado aproximadamente la mitad de un nuevo álbum, bastante diferente de todo lo que he hecho antes, refiriéndose en partes a mi obsesión por Suicide, etc. y hacer escritura experimental. Hice mi debut como actor en junio... eso fue genial. Y sigo adelante... mi gran motivación ahora es aumentar mi producción y hacer más, mejor, todo el tiempo. Debería eliminar al menos uno, si no dos, álbumes este año ... y ustedes serán los jueces", como declaró a finales de la década de 1990.

Sobre la retrospectiva de la carrera de la banda, Jeremy declaró: "Bueno, ¿qué puedo decir?", preguntó retóricamente. "Robin y yo nunca estuvimos realmente después del gran momento (no hasta que fue demasiado tarde ... pero esa es otra historia) y todo lo que queríamos era estar en una banda de culto con clase como las que adorábamos, como los Groovies. Y lo hicimos, simple y llanamente. La longevidad del atractivo de los Barracudas me ha sorprendido... Lo escribí todo para experimentar después de que la banda se separó en 1984, pero me di cuenta cuando nos reformamos y posteriormente que teníamos una vida útil mucho más larga de lo que hubiera creído probable o posible. En esencia, hicimos algunos buenos discos... pero nunca nos dimos cuenta de nuestro potencial, lo que a veces todavía me entristece. Sin embargo, saber que no somos olvidados y que hasta cierto punto hemos proporcionado placer a los demás es algo tremendo de saber, objetivamente, más allá de mis propias ideas sobre ello de cualquier tipo, porque las buenas personas aparentemente valoran mucho nuestra producción. Así que uno se siente agradecido, un poco escarmentado... más agradecido que escarmentado".

Sin embargo, en 2005, renació un creciente interés con respecto a la reedición de su catálogo anterior. Esto resultó en que Gluck y Wills se reconectaran reclutando de nuevo a Chris Wilson, y comenzaron a componer nuevamente, lanzando el álbum The Barracudas en octubre de ese mismo año. En 2014, la banda reeditó su álbum Mean time como un disco de edición limitada, bajo el renacido sello Closer French.

Fuentes: https://www.last.fm, https://en.wikipedia.org, https://nostalgiacentral.com, https://beatvalencia.com, https://www.allmusic.com, https://pt.frwiki.wiki, https://trouserpress.com, https://rateyourmusic.com, https://www.scaruffi.com, https://www.laopiniondemalaga.es, https://hmong.es, https://muchoconcierto.es, https://www.rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

THE BARRACUDAS

I can't pretend, We're living in violent times, Don't let go, This ain't my time, Summer fun, His last summer, Somebody, On the strip, (I wish it could be) 1965 again (Drop out with The Barracudas)

Grammar of misery, Bad news, Dead skin, Middle class blues, When I'm gone, Hear me calling (Mean time)

Next time around, Takes what he wants (House of kicks EP)

Dealing with today, Leaving home again, Song for Lorraine, Black snake, The way we've changed, Barracuda (Endeavour to persevere)

Neighborhood girls, Tokyo rose, Love is fun, Surfers are back, Little red book (The big gap)

Stolen heart (Stolen heart EP)

Barracuda waver, The KGB (made a man out of me), Rendez-vous (I wish it could be 1965 again)

Inside mind, You gonna miss me (The world's a burn)

Grammar of misery, This ain't my time, You're gonna miss me, We're living in violent times, Eleventh hour, I can't pretend (Live in Madrid)

Surfers are back! (Surf and destroy)

Laughing at you, Slow death (Grammar of misery EP)

I thought you sounded that way yesterday, Throwin' it all away, Can't get away from you, Outside my door, It doesn't matter now, I'm the one, The best years, It's easy (Wait for everything)

I want my Woody back, Subway surfin', Hour of degragation, Two sides of a coin, Very last day, Wastin' time, Fortunate son (Two sides of a coin 1979-84)

What you want is what you get, I believe in everything, Something new, Don't ever say it can't be so, Take a walk, Poor white trash (Pee Wee full version) (The Barracudas)

Nothing ever happens in the suburbs, baby!, Two headed dog, Slow death (Nothing ever happens in the suburbs, baby!)

JEREMY GLUCK

Looking for a place to fall, Too long, Gone free, All my secrets, Old man's dream (I knew Buffalo Bill -con Nikki Sudden & Roland S. Howard feat. Jeffrey Lee Pierce & Epic Soundtracks)

Sorrow drive, The proving trail, They're hanging me tonight, Burning skulls rise (Burning skulls rise EP)

Road of broken dreams, No sound, Other lives, Victim of dreams, I am time, Anybody, Hollywood (Victim of dreams)

Sleep on the edge, When I die, No path on the darkest journey, A progression of innocence, Gone for good (Sleep on the edge -con Dave Fuglewicz)

Memory deluxe, We will fall hard, Rainshowers, Late and lonely, Episode in a town (Memory deluxe, I knew Buffalo Bill 2 -con Robert Coyne)

When I die, Roll for me (Div Joyvision -con Michael Dent)

Everlove, Whisper (Dub Gabriel remix), When I die (Don't Feed the Trolls Youth remix) (The self)

CIVILISATION MACHINE (proyecto alternativo de Jeremy Gluck)

The aloneness, Walk to the sea (Into the juice EP)

LIFE AHEAD CORPORATION (proyecto alternativo de Jeremy Gluck)

You call me from too far away, Out of you, Way of love, The rich man's burden (Rich man's burden EP)

FORTUNATE SONS (proyecto alternativo de Robin Wills)

Sometimes you win, Under the light, Wastin' time, Just another day, Where we stand (Rising)

He who waits, Deep red, Cold cold night, Talking, Dawning, Neighbourhood (Karezza)

Vídeos:

De su primer álbum Drop out with The Barracudas, Summer fun, His last summer, I can't pretend, We're living in violent times y (I wish it could be) 1965 again:

Summer fun - The Barracudas


His last summer - The Barracudas


I can't pretend - The Barracudas


We're living in violent times - The Barracudas


(I wish it could be) 1965 again - The Barracudas


Grammar of misery y Hear me calling, del álbum Mean time:

Grammar of misery - The Barracudas


Hear me calling - The Barracudas


Next time around, del EP House of kicks:

Next time around - The Barracudas


The way we've changed, del álbum Endeavour to persevere:

The way we've changed - The Barracudas


Stolen heart, del EP Stolen heart:

Stolen heart - The Barracudas


El single Inside mind, incluido en el álbum recopilatorio The world's a burn:

Inside mind - The Barracudas


El single I want my Woody back, incluido en el álbum recopilatorio Two sides of a coin 1979-84:

I want my Woody back - The Barracudas


I thought you sounded that way yesterday y Can't get away from you, del álbum Wait for everything:

I thought you sounded that way yesterday - The Barracudas


Can't get away from you - The Barracudas


What you want is what you get y Don't ever say it can't be so, incluida en su disco The Barracudas:

What you want is what you get - The Barracudas


Don't ever say it can't be so - The Barracudas


De Jeremy Gluck en solitario, Looking for a place to fall del álbum I knew Buffalo Bill, Burning skulls rise del EP Burning skulls rise y I am time del álbum Victim of dreams:

Looking for a place to fall - Jeremy Gluck


Burning skulls rise - Jeremy Gluck


I am time - Jeremy Gluck


De Fortunate Sons, proyecto alternativo de Robin Wills, Sometimes you win del álbum Rising:

Sometimes you win - Fortunate Sons