viernes, septiembre 12, 2008

RABAH MADJER

La temporada pasada el Athletic de Bilbao consiguió la victoria en Mestalla, acontecimiento que no sucedía desde hacía 20 años. Pero aquel día la efemérides fue el debut del argelino Rabah Madjer.

Fue fichado como revulsivo a mitad de la temporada del retorno a . El equipo empezó bien la Liga, pero sufrió una racha negativa que lo sumió en la parte inferior de la tabla . La directiva apostó fuerte por un jugador mediático, y se gastó lo que no tenía, 30 millones de pesetas, pero fue tal la expectación de la afición por su fichaje, que la reacudación del día de su debut financió gran parte de la inversión.

Rabah Madjer era una figura mundial que se había hecho famoso por el gol que tumbó al gigante alemán en el Mundial de España 82, y que obligó a los germanos a pactar un tongo con Austria para no sufrir la humillación de su eliminación. Más tarde se hizo más famoso todavía por el buen fútbol que desplegó en el Oporto, y por el taconazo que marcó al Bayern en la final de la Copa de Europa del 86/87, volviendo de nuevo a tocar la fibra sensible (vulgo, los huevos) a los alemanes. La decisión de su fichaje se tomó tras el partidazo que hizo con su equipo contra el Madrid en su exilio mestallero la temporada 87/88.

Era un jugador de velocidad endiablada, impresionantes cambios de ritmo y gran técnica. El día de la presentación enardeció a la afición con un gol tempranero, aunque terminamos perdiendo 1-2. Jugó 14 partidos de Liga y marcó 4 goles. Pero su rendimiento no cubrió las expectativas, por una lesión ante el Murcia que lo mantuvo fuera de los terrenos de juego un mes, y por los ayunos del Ramadán, que lo dejaron sin fuerzas ni para entrenar.

Cuando acabó su contrato en junio del 88, volvió al Oporto, con el que volvió años después a Mestalla para eliminarnos en un partido de infausto recuerdo, en que un tal Mr. George Smith, árbitro de la contienda, hizo maravillas para impedir nuestra clasificación, a pesar del hat-trick de Emilio Fenoll.

Tras su retirada, Rabah Madjer ejerció funciones técnicas, y llegó a entrenar a la selección de Argelia, donde sigue siendo considerado una gloria nacional comparado al atleta Nourredine Morceli.

Foto: www.ciberche.com