viernes, agosto 29, 2008

POLI

Manuel Policarpo (Poli) era un menudo centrocampista exento de técnica en buena medida, pero con un pulmón a prueba de bomba. Este cordobés de Puente Genil recaló en el Mestalla, y en el 65 pasó al primer equipo. Sus primeros partidos no fueron muy halagüeños, pues su juego recordaba mucho al protestado Ficha. Pero un partido en Mestalla contra el Sevilla, en que marcó un gol, le hizo ganarse el puesto de titular, donde fue mantenido por Mundo ante las críticas del respetable, que no le perdonaba su poca visión de juego y sus carreras sin sentido.

Se hizo famoso por un marcaje a Bobby Charlton con la Selección A, al que casi no dejó ni respirar, y que sólo pudo deshacerse de él mediante un gol de falta. Su misión era el juego de desgaste y la faena sucia para lucimiento del resto de figuras, como Claramunt, Waldo o Guillot. Pero a veces sorprendía con disparos inesperados, como el que valió el gol 2000 ante el Pontevedra, por el que ganó como premio un traje.

La grada fue asumiendo su juego generoso, y hasta le perdonaba errores como el que costó el gol de Fleitas para el Madrid en la final de Copa del Nou Camp en el 69. Di Stefano lo relegó al banquillo en la temporada de la Liga 70-71, sobre todo por culpa de la gran campaña de Sergio, y la temporada siguiente pasó al Español en el trueque por Lico.

Foto: www.ciberche.com