viernes, agosto 14, 2009

Versos katánicos 15: Manolo Llorente

Manolo Llorente accedió a la presidencia del València tras el "desembaste" de Vicente Soriano, cuando no pudo hacer frente a su promesa de venta de los terrenos de Mestalla e inyección de dinero para reanudar los proyectos futuros del club. Duro gestor, y con años de experiencia en el club y en el Pamesa València, ésta es una loa de sus servicios y su calvofilia en cuanto a colaboradores:

Manolo vino de Mercadona,
Como butanero con bombona,
Sin calzarse al ama de casa,
Cogido con manos en la masa.

No le gusta ser hombre de paja,
Ejerce de tío Paco con la rebaja,
azote de ávidos representantes,
que terminan pidiendo laxantes.

Tras la dimisión del embastador,
Regresó a Mestalla de salvador,
Inició con la Operación Alopecia,
Achique de aguas como Venecia.

Proclamó la venta de jugadores,
Despertó en la afición escozores,
La solución es ampliar capital,
De otro modo, acabamos mal.

Soriano volvió con nuevo inversor,
Como mecenas con tufo a alcanfor,
Ni se inmutó Melenas Llorente,
Por moverle la silla de presidente.

El que quiera salvar las cuentas,
Que ponga las arcas contentas,
En el club para estar en la pomada,
Imprescindible lucir calva pelada.