miércoles, agosto 20, 2008

Versos katánicos 3: Juanito Villalonga


Juan Villalonga, miembro de una conocida estirpe empresarial y política valenciana, llega este verano con pasta gansa para asumir las riendas del club... ¿o para promocionarse?:


Juanito Villalonga llegó como un ciclón,
Con verbo y maneras sin parangón,
De la generación de los sin corbata,
Pelotazo, etiqueta, gomina y cubata.

Entró con bruscos modos perl’airistas,
Iba a fichar a los mejores futbolistas,
Eto’o, Ronaldinho, Van der Vart y Güiza,
A los reyes godos desde Ataúlfo a Witiza.

Que Luis Aragonés rompa su contrato,
Que a Emery y Sánchez den bicarbonato,
Total, hay que hacer un equipo campeón,
Conocido del Maneken Pis al Partenón.

Al otro Juanito, Soler, quiso descabalgar,
Y una a una todas sus acciones comprar,
Mas Johnny Katanas se sintió despechado,
Y a los brazos de Soriano cayó anonadado.

Ni las cenizas quedaron del efecto Villalonga,
Tras ponérsenos a todos la bicha poronga,
Con discurso seductor del aficionado se despidió,
Johnny Katanas al hábitat financiero lo devolvió.

El peor parado fue el hincha valencianista,
A quien tanto dinero fresco nubló la vista,
Villalonga y Azkargorta con bigote plasta,
Con rollo y palabrería, se llevaron la pasta.