domingo, febrero 17, 2013

Grandes álbumes: MICHAEL JACKSON - Thriller

Thriller es el sexto álbum de estudio del cantante estadounidense Michael Jackson. Fue lanzado en noviembre de 1982, por Epic Records como la continuación del exitoso comercialmente y por la crítica Off the wall de 1979. Thriller explora géneros similares a los de Off the wall, incluyendo pop, R&B, rock, post-disco y música adulta contemporánea. Siete singles fueron editados del álbum, que alcanzaron el Top 10 en el Billboard Hot 100. Tres de los singles fueron acompañados por videoclips.

En poco más de un año, Thriller fue (y actualmente sigue siendo) el álbum más vendido de todos los tiempos, con ventas estimadas por diversas fuentes como entre 51 y 65 millones de copias mundiales. En Estados Unidos es, junto al recopilatorio de Eagles, Their greatest hits (1971–1975), el álbum más vendido con 29 millones de copias. El álbum ganó un récord consiguiendo ocho premios Grammy en la edición de 1984.

Thriller habilitó a Jackson a romper las barreras raciales a través de sus apariciones en MTV y su reunión con el Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, en la Casa Blanca. El álbum fue uno de los primeros en utilizar vídeos musicales como herramientas de promoción exitosas (los vídeos de Thriller, Billie Jean y Beat it recibieron rotación regular en MTV).

El álbum anterior de Jackson, Off the wall (1979), recibió grandes críticas aclamadoras y también fue un éxito comercial, vendiendo más de 20 millones de copias a nivel mundial. Los años entre Off the wall y Thriller fueron un período de transición para el cantante, un momento de creciente independencia. En este período el cantante se encontraba profundamente infeliz; Jackson explicaría, "incluso en casa, me siento solo. Estoy sentado en mi habitación y a veces me pongo a llorar. Es tan difícil hacer amigos... A veces camino por el barrio por la noche, sólo con la esperanza de encontrar a alguien con quien hablar. Pero sólo finalizo la noche volviendo a casa". Cuando Jackson cumplió 21 años en agosto de 1979, contrató a John Branca como su manager.

Jackson confió en Branca para cumplir su deseo de convertirse en la estrella más grande del mundo del espectáculo y "el más rico". El cantante estaba molesto sobre lo que él consideró interpretación insatisfactoria de Off the wall, afirmando, "es totalmente injusto que no consiguiese ser Disco del año y nunca más eso puede ocurrir de nuevo". También se sentía infravalorado por la industria de la música; en 1980, cuando Jackson preguntó a los publicistas de Rolling Stone si estarían interesados en hacer un reportaje sobre él, los publicistas declinaron la sugerencia, a lo que respondió Jackson, "se me ha dicho repetidamente que los negros en las portadas de revistas no venden copias... Sólo tiene que esperar. Algún día esas revistas van a venir a pedirme una entrevista. Tal vez se la dé, o tal vez no".

Jackson se reunió con el productor de Off the wall, Quincy Jones, para grabar su sexto álbum de estudio. Los dos habían trabajado juntos en 30 canciones, nueve de las cuales fueron finalmente incluídas en el álbum. Thriller fue grabado en los estudios de grabación de Westlake en Los Angeles, California, con un presupuesto de producción de 750 mil dólares. La grabación de Thriller comenzó a mediados de abril de 1982 con Jackson y Paul McCartney grabando The girl is mine, y el álbum fue completado con el último día de la mezcla, a principios de noviembre. Varios miembros de la banda Toto participaron en la grabación y producción del álbum. Jackson escribió cuatro canciones para el disco: Wanna be startin' somethin', The girl is mine, Beat it y Billie Jean. A diferencia muchos artistas, Jackson no escribió estas canciones en papel, sino que las dictaría en una grabadora de sonido cantándolas de memoria.

La relación entre Jackson y Jones se hizo muy tensa durante la grabación del álbum. Jackson pasó gran parte de su tiempo ensayando pasos de baile solo. Cuando las nueve canciones del disco se completaron, Jones y Jackson estaban descontentos con el resultado y remezclaron de cada canción, pasar una semana con cada una.

Jackson se inspiró para crear un álbum donde "cada canción fuese un asesino" y desarrolló Thriller con eso en su cabeza. Jones y el compositor Rod Temperton dieron cuenta detallada de lo que ocurrió para la reedición del álbum en 2001. Jones se refirió a Billie Jean y por qué es tan personal para Jackson, quien luchó para lidiar con un número de fans obsesionados. Jones quería una larga introducción en la canción para acortarla después. Sin embargo, Jackson insistió que permaneciese en su longitud establecida porque le provocaba querer bailar. La reacción contra la música disco obligó a moverse en otra dirección musical diferente del estilo de Off the wall. Jones y Jackson estaban decididos a hacer una canción de rock que gustase a gran cantidad de público con inquietudes musicales diversas, y pasó semanas buscando un guitarrista adecuado para la canción Beat it. Finalmente, encontraron a Eddie Van Halen de la banda rock Van Halen.

Cuando Rod Temperton escribió la canción Thriller, originalmente quería llamarla Starlight o Midnight man, pero se dejó en suspenso porque estimaba que el nombre tenía potencial comercial. Siempre buscando una persona notable para recitar las letras de cierre, Jones trajo al actor Vincent Price que era un conocido de la esposa de Jones, quien completó su parte en dos audiciones. Temperton escribió la parte hablada en un taxi camino al estudio de grabación. Jones y Temperton dijeron que algunas grabaciones se dejaron para el corte final porque no tenían el "nerviosismo" de otras canciones del disco.

Otras canciones grabadas por Jackson incluyen Carousel (escrita por Michael Sembello), Nite line (escrita por Glen Ballard), Trouble (aka She's trouble, escrita por Terry Britten, Bill Livsey y Sue Shifrin) y Hot street (escrita por Rod Temperton y aka Slapstick). Jackson también hizo una versión de Starlight. Existen demos de todas estas canciones, que se han filtrado en internet. Carousel y Hot street se completaron, pero no se incluyeron en la versión final del álbum. Un breve clip de Carousel apareció como bonus track en la reedición del álbum de 2001.

Según Steve Huey de Allmusic, Thriller refinó las fortalezas del álbum anterior de Jackson, Off the wall; las canciones de baile y rock fueron más agresivas, mientras que los tonos pop y las baladas fueron más suaves y más conmovedoras. El álbum incluye las baladas The Lady in my life, Human nature y The girl is mine; las canciones funk Billie Jean y Wanna be startin' somethin', y las disco Baby be mine y P.Y.T. (Pretty young thing) tienen un sonido similar al material de Off the wall. Wanna be startin' somethin' es acompañado por un fondo de bajo y percusión, y la pieza central de la canción, un canto culminante de inspiración africana (a menudo mal identificado como swahili, pero realmente está basado en sílabas basado en duala), dio a la canción un sabor internacional. The girl is mine trata sobre la lucha de dos amigos por una mujer, discusiones sobre quién ama más, y concluye con un rap.

A pesar del ligero sabor pop de estos dos discos, Thriller, más que Off the wall, es una muestra de los elementos temáticos contradictorios que vendrían a caracterizar los trabajos posteriores de Jackson. Con Thriller, Jackson comenzaría su asociación con el tema subliminal de la paranoia y otros más oscuros, incluyendo imágenes sobrenaturales en la canción que da título al álbum. Esto es evidente en las canciones Billie Jean, Wanna be startin' somethin' y Thriller. En Billie Jean, Jackson canta sobre una fan obsesiva que alega que él fue padre de un hijo de ella; en Wanna be startin' somethin', argumenta contra chismorreos y medios de comunicación. En la primera canción, Jones hizo cantar a Jackson vocales a través de un tubo de cartón de seis pies de largo, y trajo al saxofonista Tom Scott para tocar un instrumento raro, el lyricon, un sintetizador analógico controlado por viento. La canción abre con una introducción. En la canción Thriller se pueden escuchar efectos de sonido como una puerta chirriante, truenos, pies caminando sobre tablones de madera, vientos y aullidos de perros-lobo.

El anti-violencia de bandas Beat it se convirtió en un homenaje a West Side Story y fue el primer éxito de Jackson de mezcla de estilos de rock. Jackson diría más tarde sobre Beat it: "el punto es que nadie tiene que ser el tipo duro; tú puedes presenciar de lejos una lucha y continuar siendo un hombre. No tienes que morir para probar que eres un hombre". Nature human es cambiante e introspectiva.

A finales de los 70, las habilidades de Jackson como vocalista también fueron consideradas. Allmusic lo describió como un "vocalista superdotado". Rolling Stone comparó su voz con el "tartamudeo de ensueño sin aliento" de Stevie Wonder. Su análisis también manifestaba que "el ligero timbre tenor de Jackson es extraordinariamente hermoso. Se desliza suavemente en un sorprendente falsete que es utilizado con mucha osadía". Con el lanzamiento de Thriller, Jackson podría cantar de un bajo hasta un bajo C, pero prefería cantar más alto porque los tenores pop tienen mayor alcance para crear estilo. Rolling Stone era de la opinión de que Jackson estaba cantando ahora en una "voz totalmente para adultos" que estaba "matizada por la tristeza". P.Y.T. (Pretty young thing), acreditada a James Ingram y Quincy Jones, y The Lady in my life a Rod Temperton, dieron el álbum una dirección más R&B. The Lady in my life fue descrita como "la canción de Jackson más cercana a una balada sexy y soul tras sus años de Motown" por Taraborrelli. El cantante ya había adoptado un "vocal a modo de hipo" que continuó implementando en Thriller. El propósito de este estilo de hipo, era aspirar un poco de aire o jadeo para ayudar a promover una cierta emoción, de excitación, tristeza o miedo.

Thriller fue lanzado en noviembre de 1982, y llegó a vender 1 millón de copias a nivel mundial en una semana. Siete singles fueron lanzados del álbum, incluyendo The girl is mine, que fue criticado como una mala elección para la publicación principal, y llevó a muchos a creer que el álbum sería una decepción, y a sugerencias de que Jackson se inclinaba ante la audiencia blanca. The girl is mine fue seguido por el éxito de Billie Jean, que convirtió a Thriller un éxito en las listas. Éxito que continuó con el single Beat it, que incluía a los guitarristas Eddie Van Halen y Steve Lukather. Thriller fue lanzada también como single y se convirtió en un éxito internacional.

Thriller fue bien recibido por la mayoría de críticos musicales. Christopher Connelly, en una revisión de enero de 1983 en la revista Rolling Stone, lo describió como "un sabroso LP" con un "mensaje terrible y oscuro". Comparando las canciones del disco con los desafíos de la vida para un Jackson con 24 años con los que se había enfrentado desde Off the wall, Connelly comentaba que "había caído el falsete juvenil" y ahora hacía frente a sus problemas con "una determinación enérgica" y "una voz completa y adulta". John Rockwell, en una revisión de diciembre de 1982 en el New York Times, también comentó sobre la edad de Jackson, comparando su juventud con su experiencia como artista, sintiendo que tal vez Michael está "a veces demasiado practicado... interpretado", y que a veces Quincy Jones debería "despersonalizar su individualidad" con su "producción ligeramente anónima", y que Jackson podía estar escondiendo sus verdaderas emociones detrás de "capas de impenetrables velos de gasa". La mayor parte de la revisión de Rockwell se concentraba en cómo sentía que el álbum estaba ayudando a abrir brecha en "las barreras destructivas que surgen regularmente entre la música blanca y negra", especialmente en cómo "las publicaciones blancas y emisoras de radio normalmente evitan la música negra pretendiendo fingir que después de todo no es negra". Él opinaba que Thriller era "un maravilloso disco pop, la última declaración de uno de los grandes cantantes de música popular actual", y que había en él "muchos hits, demasiados, un montón de ellos".

El álbum hizo conseguir a Jackson un récord de ocho premios Grammy en 1984, incluyendo Mejor álbum del año. El mismo año, Jackson ganó ocho American Music Awards, el Special Award of Merit y tres MTV Video Music Awards. Thriller fue reconocido como el álbum más vendido del mundo en febrero de 1984, cuando entró en el Libro Guinness de los Records. Es uno de los tres únicos álbumes que han permanecido en el Top 10 del Billboard 200 durante un año completo, y 37 semanas en el número 1 de las 80 semanas consecutivas que estuvo en el Top 10. El álbum fue también la primera de los tres con siete singles en el Top 10 de las listas Billboard Hot 100, y el único álbum que fue el más vendido en Estados Unidos en dos años (1983-1984).

En agosto de 2009 Thriller fue certificado con 29 Discos de platino por la Recording Industry Association of America, por ventas de más de 29 millones de copias en Estados Unidos. El álbum encabezó las listas en muchos países, vendió 4,2 millones de copias en Reino Unido, 2,5 millones en Japón y consiguió 15 Discos de platino en Australia. Todavía popular hoy, Thriller vende unas cifras estimadas de 130 mil copias en Estados Unidos por año; alcanzó el número 2 en las listas de catálogo de Estados Unidos en febrero de 2003, y el número 39 en las de Reino Unido en marzo de 2007.

Blender describe a Jackson como "el icono del pop preminente de finales del siglo XX", mientras que The New York Times dio la opinión de que era un "fenómeno musical", y que "en el mundo de la música pop, está Michael Jackson y después todos los demás. Jackson cambió la forma en que funcionaba la industria musical: tanto siendo una persona artística como una entidad financiera, tenía que ser rentable. Su abogado John Branca observó que Jackson logró la mayor tasa de regalías de la industria de la música en ese punto: aproximadamente 2 dólares por cada disco vendido. Como resultado, Jackson obtuvo ganancias récord de ventas de discos compactos y de la venta de copias del documental The making of Michael Jackson's Thriller, producido por Jackson y John Landis. Financiada por MTV, la película vendió más de 350 mil copias en sus primeros meses. En un mercado impulsado entonces por los singles, Thriller planteó la importancia de los álbumes, sin embargo sus múltiples éxitos cambiaron las nociones percibidas en cuanto al número de exitosos singles que podrían extraerse de un álbum. Fue la época que vio la llegada de novedades como el muñeco de Michael Jackson, que apareció en las tiendas en mayo de 1984 a un precio de 12 dólares. Thriller mantiene una posición en la cultura americana; el biógrafo J. Randy Taraborrelli explica que, "en algún momento, Thriller dejó de vender como un elemento de ocio (como una revista, un juguete, entradas para una película) y comenzó a vender como un hogar estable.

En el momento de la publicación del álbum, en una declaración de prensa de Gil Friesen, el entonces Presidente de Aamp;M Records, declaraba que "toda la industria tiene participación en este éxito. La revista Time especuló que "las consecuencias que la publicación de Thriller ha dado al negocio de la música ha sido vivir sus mejores años desde 1978, cuando tenía un total ingresos nacionales estimado en 4,1 billones de dólares. Time resumió el impacto de Thriller como un "restablecimiento de la confianza" para una industria lindando con "las ruinas del punk y las regiones de moda del synthpop". La publicación describía la influencia de Jackson en aquel momento como "estrella de discos, radio y vídeos de rock. Un hombre solo que rescata a un equipo para el negocio de la música. Un compositor que establece el ritmo durante una década. Un bailarín con los pies más predilectos de la calle. Un cantante que trasciende todas las fronteras del gusto, el estilo y el color.

Cuando Thriller y Billie Jean buscaban alcanzar su mercado demográfico, MTV y la televisión por cable tenían una cuota de mercado más pequeña que la mayoría del alcance de las emisoras de televisión en Estados Unidos. Una audiencia nacional de los programas de televisión de ABC, NBC y las emisoras afiliadas de CBS, así como importantes canales de televisión independientes, era deseada por CBS/Epic Records para promover Thriller. El estreno nacional en televisión del primer video del álbum Thriller, Billie Jean, se produjo durante la semana de Halloween en octubre de 1984, y fue idea de los productores ejecutivos de Video Concert Hall, Charles Henderson y Jerry Crowe. Video Concert Hall, la primera red de televisión y vídeos de música a nivel nacional, grabó el especial de una hora en Hollywood y Atlanta, donde se ubicaron sus estudios de televisión. El especial de televisión de Thriller fue presentado por la co-estrella del vídeo, Vincent Price, y fue distribuido por Henderson-Crowe Syndications, Inc., y transmitido en los mercados de televisión Top 20 y gran parte de Estados Unidos, incluyendo las emisoras de televisión WNEW (Nueva York), WFLD (Chicago), KTTV (Los Angeles), WPLG (Miami), WQTV (Boston) y WXIA (Atlanta), para un total de 150 emisoras.

A los vídeos musicales de Thriller (incluyendo el dueto con Paul McCartney en The girl is mine) se atribuyó ayudar a promover la igualdad racial en Estados Unidos. Antes del éxito de Thriller, mucha gente pensaba que Jackson había luchado para que MTV lo promocionase porque era negro. En un esfuerzo dar audiencia a Jackson, el presidente de CBS Records, Walter Yetnikoff, presionó a MTV y declaró, "no voy a proporcionaros más videos y me voy a hacer jodidamente público hablándoles sobre el hecho de que no deseáis reproducir música hecha por un individuo de raza negra".

Su posición persuadió a MTV para comenzar a emitir Billie Jean y posteriormente Beat it, lo que llevó a una larga asociación y más tarde ayudó a otros artistas de música negra para obtener reconocimiento general. MTV niega denuncias de racismo en sus emisiones. La popularidad de sus vídeos, como Beat it y Billie Jean, ayudó a colocar el joven canal en el mapa y el enfoque de MTV cambió a favor del pop y el R&B. Jackson transformó el medio de los vídeos musicales en una forma de arte y herramienta promocional mediante el uso de textos de complejas historias, rutinas de baile, efectos especiales y apariciones por personalidades. Cuando el vídeo de Thriller de 14 minutos de duración fue emitido, MTV lo emitió dos veces en una hora a demanda. El cortometraje marcó un aumento de escala para los vídeos musicales y ha sido nombrado casi como una rutina el mejor vídeo de la historia. La popularidad del vídeo empujó el álbum al número 1 en la lista de álbumes, pero el sello de Jackson no apoyó el lanzamiento del tercer vídeo musical del álbum. Ya estaban contentos con su éxito, así que Jackson convenció a MTV para financiar el proyecto. El autor, crítico musical y periodista George Nelson escribió en 2004, es difícil escuchar las canciones de Thriller y desengancharse de sus videos. Para la mayoría de nosotros las imágenes definen las canciones. De hecho se podría argumentar que Michael es el primer artista de la era MTV en tener un álbum tan íntimamente conectado en la imaginación del público con las imágenes de sus vídeos. Cortometrajes como Thriller permanecieron en gran medida con la marca de Jackson, mientras que el grupo de baile que aparece en Beat it ha sido con frecuencia imitado. La coreografía de Thriller se ha convertido en parte de la cultura pop global, y ha sido replicada en todo el mundo desde Bollywood a las prisiones en Filipinas.

Para un artista negro en la década de 1980 hasta ese punto, el éxito de Jackson no tenía precedentes. Según The Washington Post, Thriller allanó el camino para otros artistas afroamericanos como Prince. The girl is mine fue reputada en la radio como idónea para fomentar el amor interracial. Time señaló, "Jackson es el más grande desde los Beatles. Es el mayor fenómeno individual desde Elvis Presley, y se ha convertido en el más popular cantante negro de todos los tiempos.

Como signo de la longevidad del álbum, en 2003 Thriller fue clasificado en el número 20 en la lista de Rolling Stone de Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos, y fue catalogado por la National Association of Recording Merchandisers en el número 3 de Los 200 álbumes definitivos de todos los tiempos. En 2008, 25 años después de su lanzamiento, el disco fue inducido en el Salón de la Fama de los Grammy y, unas semanas más tarde, entre las 25 grabaciones conservadas en el Registro Nacional de Discos de la Biblioteca del Congreso, y el vídeo de Thriller fue incluido en el Registro Nacional de Películas "cultural, histórica o estéticamente significativas". En 2009, los críticos de música de MTV Base y VH1 nombraron a Thriller como el mejor álbum publicado desde 1981. 40.000 personas votaron a Thriller como el mejor álbum de todos los tiempos por MTV Generation, ganando un tercio de todos los votos. En 2012, Slant Magazine posicionó el álbum en el número 1 de su lista de Los mejores álbumes de los 80.

Thriller fue reeditado en octubre de 2001, en un set ampliado titulado Thriller: Special edition. Las canciones originales fueron remasterizadas y el álbum incluía un nuevo folleto y material extra, incluyendo las canciones Someone in the dark, Carousel y el demo original de Jackson de Billie Jean, así como el audio de entrevistas con Jones y Temperton discutiendo sobre la grabación del álbum. Someone in the dark ganó un premio Grammy por formar parte de la banda sonora de la película E.T. el extraterrestreSony también contrató al ingeniero de sonido y mezclador Mick Guzauski para trabajar con Jackson sobre la creación de un canal 5.1 surround de mezclas de sonido de Thriller, así como de todos sus otros álbumes, para lanzarlos con el nuevo formato de Super Audio CD. A pesar de numerosos intentos, el artista nunca aprobó ninguna de las remezclas. En consecuencia, Thriller fue editado sólo en SACD en versión estéreo.

En febrero de 2008, Epic Records lanzó Thriller 25, con Jackson como ejecutivo de producción. Thriller 25 apareció en CD, USB y vinilo con siete bonus tracks, una nueva canción llamada For all time, un fragmento de voz en off de Vincent Price, y cinco remixes con los artistas americanos, Fergie, will.i.am, Kanye West y Akon. También incluía un DVD con tres vídeos musicales, la interpretación de Billie Jean en el 25 aniversario de Motown, y un folleto con un mensaje de Jackson. La balada For all time supuestamente data de 1982, pero a menudo ha sido acreditado como parte de las sesiones de Dangerous. Dos singles fueron lanzados de la reedición: The girl is mine 2008, y Wanna be startin' somethin' 2008.

Thriller 25 fue un éxito comercial y funcionó particularmente bien como una reedición. Alcanzó el número 1 en ocho países y en Europa. Alcanzó el número 2 en Estados Unidos, número 3 en Reino Unido, y alcanzó el Top 10 en más de una treintena de listas nacionales. Fue certificado Disco de oro en 11 países, incluyendo Reino Unido, recibió dos Discos de oro en Francia y Disco de platino en Polonia. En Estados Unidos, Thriller 25 fue el segundo álbum más vendido en su semana de lanzamiento, con una venta de 166 mil copias, sólo a 14 mil de alcanzar la posición número 1. No recibió calificación en la lista Billboard 200 como relanzamiento, pero entró en las listas de Catálogo pop en el número 1 (donde estuvo durante diez semanas consecutivas), con las mejores ventas en esa lista desde diciembre de 1996. Con la llegada de Halloween en noviembre, Thriller 25 pasó once semanas consecutivas en el número 1 de la lista de Catálogos de Estados Unidos, lo que hizo conseguir unas ventas del álbum de 688 mil copias, siendo el álbum más vendido del catálogo de 2008, y el mejor lanzamiento de Jackson desde Invincible en 2001, vendiendo 3 millones de copias en todo el mundo en 12 semanas.

Después de la muerte de Jackson en junio de 2009, Thriller consiguió récords adicionales. Vendió más de 100 mil copias, colocándose en el número 2 en la lista de Álbumes de catálogo. Las canciones de Thriller también ayudaron a Jackson a convertirse en el primer artista en vender más de un millón de canción descargadas en una semana. De acuerdo con Nielsen Soundscan, Thriller fue el 14º álbum más vendido de 2009 en Estados Unidos con 1,27 millones de copias vendidas.

Listado de canciones:

1.-   Wanna be startin' somethin'
2.-   Baby be mine
3.-   The girl is mine
4.-   Thriller
5.-   Beat it
6.-   Billie Jean
7.-   Human nature
8.-   P.Y.T. (Pretty young thing)
9.-   The Lady in my life

Special edition 2001:
10.- Someone in the dark
11.- Carousel

Thriller 25 (2008)
12.- For all time

Vídeos:

Wanna be startin' somethin' - Michael Jackson


Baby be mine - Michael Jackson


The girl is mine - Michael Jackson feat. Paul McCartney


Thriller (Long version) - Michael Jackson


Beat it - Michael Jackson


Billie Jean - Michael Jackson


Human nature - Michael Jackson


P.Y.T. (Pretty young thing) - Michael Jackson


The Lady in my life - Michael Jackson


Someone in the dark - Michael Jackson


Carousel - Michael Jackson


For all time - Michael Jackson

2 comentarios:

chorbyradio dijo...

Con el paso de los años y quitando la muerte del cantante como algo subjetivo y que, por desgracia, revalorice sus trabajos, debo de reconocer que tardé años en valorar justamente este disco.
Supongo que el hecho de vender muchos millosnes y ser pasto de fans me tiró en su momento para atrás.
Lo que sí que me gustó siempre fue su producción clara, cristalina y contundente.
Es un buen disco con temas destinados al bailes.
La que no me gusta mucho es la colaboración con McCartney, que siempre hubo especulaciones sobre las colaboraciones entre ambos, pues Michael tenía los derechos sobre los temas de los Beatles.
En cualquier caso, es un disco que vale la pena escuchar.
Por cierto, que a mí el Off The Wall tiene algunos temas que siempre me han gustado mucho y ahora, gracias a ti, me entero de la burrada que vendió.
Aunque, para los artistas sí, para mí amigo mío, ya sabes que las ventas o las no ventas, no me inclinan a juzgar nada sobre un grupo.
¡Como me lié!
Saludos sintétcos.

JL dijo...

No te has liado. Se te entiende perfectamente. Muchas cosas con las palabras justas.

A mí me pasó algo parecido. Nunca me ha seducido la música de Jackson, quizá porque mis derroteros musicales van por otras vías. Pero aún así reconozco lo que ha aportado al mundo de la música, incluso a estilos que me encantan. Y es, quizá, uno de esos casos en que la sobrepromoción me hace rehusar entrar en la discografía de un artista. Cosa que me empiezo a replantear respecto de Jackson.

Con perspectiva, hay que reconocer que Michael fue mucho Michael. Un gran músico. Uno de los mejores. Y que Thriller, si fue uno de los discos más vendidos de la historia, no fue sólo por la promoción que recibió, sino porque el disco, su contexto y su extraordinaria influencia lo merecían.

Yo también ladrilleé, lo siento...

Saludos sintéticos.