domingo, noviembre 27, 2011

Grandes álbumes: JOHN FOXX - Metamatic

Metamatic es el primer álbum en solitario de John Foxx, lanzado en 1980, tras su separación de Ultravox del año anterior. El álbum supone una partida de la mezcla de ricas texturas de sintetizadores e instrumentos convencionales de Systems of romance, su último álbum con Ultravox, y una entrada a la música electrónica más sólida de Metamatic que se asemeja más a los Kraftwerk de The man-machine (1978), Gary Numan de The pleasure principle (1979) o a los primeros The Human League. El nombre 'Metamatic' proviene de una máquina de pintura del artista cinético Jean Tinguely, expuesta por primera vez en la Bienal de París en 1959.

Grabado en lo que el compositor describió como "un armario de ocho pistas" en Islington, Metamatic fue producido por Gareth Jones, entonces desconocido. El equipo electrónico de Foxx incluyó una ARP Odyssey, una 'String machine' Elka y una caja de ritmos Roland CR-78. Sus habilidades con el teclado eran rudimentarias entonces, y varias de las partes de sintetizador fueron tocadas para él por John Wesley-Barker.

En cuanto al aire de arte clínico del álbum, Foxx confesó más tarde que "leía demasiado a JG Ballard" y "imaginaba que era el Marcel Duchamp del electropop". Media docena de canciones hacen referencia a automóviles o autopistas, sobre todo Underpass y No-one driving. Foxx reelaboró la canción anterior como Overpass en su gira Subterranean Omnidelic Exotour de 1998 (reeditado en 2002 como el segundo de un set de dos discos, Golden Section Tour + The Omnidelic Exotour), sino que también re-utilizó el riff característico de su canción en Invisible women de Pleasures of electricity con Louis Gordon (2001).

La canción He's a liquid se inspiró en un fotograma de una película de terror japonesa que representa un traje cubierto a través de una silla de tal manera que sugiere que el portador de la chaqueta se había licuado; las letras de las canciones de Foxx también se refieren a la "fluidez" de las relaciones humanas. La última canción, Touch and go, exhibía toques psicodélicos a los que recurriría cada vez más en sus trabajos de los 80.

Foxx había interpretado He's a liquid y Touch and go en directo con Ultravox antes de su salida de la banda en 1979. El batería Warren Cann manifestó que estas canciones eran más propiedad de Ultravox que de John Foxx, y sin embargo el grupo no apareció en ningún crédito sobre ellos en Metamatic. No obstante, cuando Ultravox adaptó la melodía de Touch and go para la canción Mr. X para el álbum Vienna (1980), su primer álbum después de la salida de FoxxJohn no fue acreditado en él.

Metamatic estuvo siete semanas en las listas de Reino Unido, alcanzando su punto máximo en el puesto número 18. Aunque Foxx fuera acusado en ocasiones de imitar a Gary Numan (irónicamente, Numan admitió públicamente inspirarse en la dupla Ultravox-Foxx), el álbum generalmente fue bien recibido por la crítica y todavía es citado como su publicación en solitario más influyente.

Underpass fue editado como single sólo una semana antes del álbum (con una versión de 3'18"), consiguiendo el puesto número 35 en Reino Unido y apareciendo en varias recopilaciones electropop de la época. Su cara B era un instrumental no incluído en el álbum, Film one. En marzo de 1980 se editó una nueva mezcla de No-one driving con otras tres canciones no incluídas en el álbum, Glimmer, This city y Mr No, alcanzando el puesto número 32.

En junio de 1980, Foxx publicó un single con nuevas canciones en las dos caras, Burning car/20th century, consiguiendo llegar al puesto número 35 de las listas de Reino Unido. Publicó más tarde el single Miles away/A long time en octubre de 1980, que avanzó el sonido más totalmente producido de su siguiente álbum, The garden (1981). Todas estas pistas no aparecidas en el álbum original han formado parte de varias recopilaciones de John Foxx y nuevas ediciones de Metamatic; la versión de CD 1993 del álbum también incluyó Young love, una pista no publicada hasta entonces, registrada en 1979. Una nueva edición de dos CD del álbum fue publicada en septiembre de 2007, recogió más canciones no editadas anteriormente en un CD bonus.

Durante muchos años el sonido electrónico duro de Metamatic fue considerado casi como una aberración en el catálogo de John Foxx. Sin embargo el material reciente de Foxx con Louis Gordon, Shifting city, Pleasures of electricity y Crash and burn, se asemejan más a Metamatic que a las publicaciones siguientes de Foxx durante los 80. El sello discográfico de Foxx y su sitio web oficial también se llaman Metamatic.

Listado de canciones:

1.-   Plaza
2.-   He's a liquid
3.-   Underpass
4.-   Metal beat
5.-   No-one driving
6.-   A new kind of man
7.-   Blurred girl
8.-   030
9.-   Tidal wave
10.- Touch and go

Reedición de 1993

11.- Young love
12.- Film one
13.- 20th century
14.- Miles away
15.- A long time
16.- Swimmer 1

Reedición de 2001

17.- Glimmer
18.- Mr. No
19.- This city
20.- Burning car

Vídeos:

Plaza - John Foxx


He's a liquid - John Foxx


Underpass - John Foxx


Metal beat - John Foxx


No-one driving - John Foxx


A new kind of man - John Foxx


Blurred girl - John Foxx


030 - John Foxx


Tidal wave - John Foxx


Touch and go - John Foxx


Young love - John Foxx


Film one - John Foxx


20th century - John Foxx


Miles away - John Foxx


Swimmer 1 - John Foxx


Glimmer - John Foxx


Mr. No - John Foxx


This city - John Foxx


Burning car - John Foxx

2 comentarios:

chorbyradio dijo...

Una obra maestra de la electrónica. Frío y calculado, sólo tiene la voz de Foxx le da un halo de humanidad al disco.
Siempre está vigente y más ahora que parece que hay una generación de gente que abrazo estos trabajos, los estudian y los convierten en lo que se da por llamar Minimal Synth, etiqueta que me encanta pero que no deja de ser una "Mini-evolución/devolución" del Synth Pop o Tecno Pop de siempre.
Saludos eléctricos.

JL dijo...

Acertadísmo comentario, chorbyradio. Parece una simbiosis forzada entre el helor de los teclados y la voz juvenil de Foxx, pero el experimento ha tenido que tener su reconocimiento al cabo de muchos años a través de su indudable influencia en movimientos musicales posteriores.

Una obra maestra. Lástima que en nuestro país fue antes conocido The garden (gran álbum, por otra parte) gracias a su hit Europe after the rain. Pero lo importante es que la cultura musical rindió finalmente homenaje a este impresionante trabajo. Más vale tarde que nunca...

Saludos eléctricos