viernes, agosto 01, 2008

ANASTASIO JARA

En el último Matusalén se habló de Jara, Kurt Jara. Pero no fue el único Jara que jugó en nuestro club. Y, paradójicamente, en la misma posición, extremo izquierdo.

Vicente Anastasio Jara venía del Córdoba, club en el que recaló procedente de su Paraguay natal, y en el que destacó hasta el punto de debutar con la selección española (ya empezaba el camelo de los oriundos), haciendo pareja en el ataque zurdo con el valencianista Paquito.

Era un extremo menudo, con cara de Séneca, pero que parecía sentar más cátedra que defensas. Poco amigo del caracoleo, lo suyo era el disparo rápido y seco a barraca. De movilidad reducida, lo suyo no era levantar pasiones. Más bien levantaba al técnico de turno del asiento por su poca sangre y sus evasiones mentales durante los partidos.

Fue famoso por su rendimiento copero, competición en la que ofreció buen rendimiento, y anotó en dos finales (Bilbao 67 y Madrid 70). En el resto de competiciones, apareció a intermitencias, como los so-cabrones de Bellvitge.

Lo de Anastasio Jara fue una lanzadera Córdoba-Valencia. Dada su poca continuidad en el equipo titular, fue recomprado por el Córdoba, pero el club blanquiverde no pudo pagar parte del traspaso, y volvió de nuevo a Valencia, justo para ser alineado el partido de la final del Camp Nou contra el Madrid, y marcar de penalti. De poco sirvió, porque, si las matemáticas no fallan, con un gol a favor y tres en contra, pierdes el partido.

La Liga del campeonato 70/71 apenas jugó, por lo que se planteó aprovechar la oferta del autobús a Córdoba. Pero el conductor se extravió, y lo dejó en Sabadell, y como no conocía el camino de vuelta, ya no regresó. Los textiles de Sabadell pagaban mejor que los viticultores cordobeses, y nosotros, tan contentos.

Foto: http://www.ciberche.com/