miércoles, mayo 11, 2011

O.M.D. (ORCHESTRAL MANOEUVRES IN THE DARK)

 En la época new wave británica surgieron bandas que centraban sus composiciones en la posibilidad de experimentar son sonidos electrónicos en ritmos enfocados al baile o al subrayado sensitivo, sin perder un apreciable tacto para la melodía derivado de la clásica estructura pop. Nacía así a finales de los 70 el synth pop, fuertemente influenciados por bandas como Kraftwerk o Neu!. La escena musical de Liverpool a fines de los 70's representaba un excitante y dinámico lugar donde figurar. Todo el mundo integraba una banda, tenía incluso la libertad de optar entre una u otra, o lisa y llanamente estaba formando un grupo. En medio de toda esta actividad se encontraba Eric's Club, un espacio pequeño y discreto que promovió a varios exponentes como The Teardrop Explodes, Echo & The Bunnymen y Frankie Goes To Hollywood. Este era el panorama que reinaba en ese local, cuando Orchestral Manoeuvres in The Dark debutaron en 1978.

Sus derivaciones futuras a lo largo de las siguientes décadas, tendentes a una trivialización de la radiofórmula y la espantosa sublimación estética en el mundo mainstream “cortesía” de la MTV, carecen del interés que sí poseen algunas bandas pioneras del estilo. Entre ellas los primeros pasos de Orchestral Manoeuvres in The Dark (OMD), por su creatividad y equilibrio compositivo en la forma, un destacado proceder melódico y unas pulidas y emocionales voces.

El dúo OMD (Orchestral Manoeuvres in The Dark) procede de la ciudad de Liverpool, formado por Paul Humphreys (1960) y Andy McCluskey (1959), dos estudiantes fanáticos de la música de Kraftwerk (los alemanes son la banda favorita de ambos y Neon lights su tema preferido), que comenzaron formando parte del grupo Equinox a mediados de la década de los 70, experimentando con aparatos de radio y sintetizadores caseros. A mediados de los 70, Humphreys & McCluskey se bautizaron como VCLXI y comenzaron sus propios experimentos musicales. Esto, sin embargo, era todavía un proyecto aparte que el dúo se permitía cada dos fines de semana, mientras estaban activos en bandas locales como Equinox, Pegasus, una actuación en 1977 con Hitlerz Underpantz y The Id, (donde escribirían mucho del primer material de OMD). McCluskey normalmente cantaba y tocaba el bajo, mientras que Humphreys tocaba los sintetizadores. En una entrevista a Paul, este declaraba: “Para ser sincero, comencé con los teclados por accidente. Había tomado algunas clases de piano pero estaba más interesado por el fútbol. Estudié electrónica en el Instituto, construí un sintetizador y aprendí a tocarlo, luego averigué que muchas bandas locales buscaban gente que tocara los sintetizadores.”

McCluskey & Humphreys crearon su primer grupo The Id en Wirral con siete miembros (tres cantantes, dos guitarristas, bajo, batería y teclista) cuya formación incluía al batería Malcolm Holmes y a la novia de McCluskey, Julia Kneale a las voces. Julia escribió una canción a la que Andy y Paul pusieron música – ( de ahí Julia’s song). Aconsejados por Roger Eagle, dueño del Eric’s Club, The Id decidieron grabar algunos demos. La banda reunió 25 libras a principios de 1978 para reservar una sesión en el Liverpool’s Open Eye Studio. Grabaron 3 canciones: Electricity, Julia’s song y The misunderstanding. El grupo comenzó actuando regularmente por la zona de Merseyside tocando material original (en gran parte escrito por McCluskey & Humphreys), llegando a ser una de las bandas con más éxito en Wirral en aquel entonces, al igual que Pegasus. The Id tuvieron un seguimiento importante en los conciertos, y Julia’s song se incluyó en un disco recopilatorio de bandas locales llamado Street to street, que incluía los grupos Echo & The Bunnymen y Big In Japan.

Mientras tanto, Humphreys & McCluskey colaboraban en un proyecto aparte llamado VCL XI (por la malinterpretación de una válvula del diagráma que sale en la carátula trasera del álbum Radioactivity de Kraftwerk, que en realidad está escrito en números árabes VCL II y no en números romanos). Este proyecto paralelo les permitió ejercer sus más excéntricos experimentos electrónicos, trabajando a menudo con ‘tape collages’, sintetizadores caseros y aparatos de radio circuit-bent.

Todavía en 1978, The Id se separó por las clásicas razones musicales. McCluskey cantó por un breve periodo de tiempo con el cuarteto electrónico, (también de Wirral), Dalek I Love You. A pesar de haber acumulado una riquísima experiencia en lo que respecta al concepto standard de un grupo artístico, sintieron en un determinado momento que esas vivencias no les satisfacían por completo, más que nada en términos creativos. Era tiempo de hacer un cambio. Humphreys y McCluskey deciden trabajar conjuntamente y unir sus fuerzas para hacer las cosas a su manera como Orchestral Manoeuvres in the Dark (OMD), que era una de sus primeras composiciones, un nombre poco inteligente en su sentido más comercial, pero, a pesar de ello, lograron acaparar la atención, no por su nombre sino por su música, la cual despertó un interés considerable de forma inmediata, y que, según Andy, se caracterizaba de “tres radios y sonidos de guerra grabados de la tele”. El primer concierto bajo el nombre de OMD fue el 12 de octubre de 1978, en el Club Eric’s de Liverpool.

Paul con 18 años y Andy con 19, comenzaron entonces a tocar en conciertos como dúo regularmente, con canciones de acompañamiento tocadas con una grabadora Revox que su manager, ingeniero y productor de discos, Paul Collister bautizó ‘Winston’ (por el antihéroe de la novela de George Orwell, 1984). Grabaron en el garaje de Paul con su Winston de cuatro pistas, algunos temas que fueron enviados a varios sellos. Uno de los temas era Electricity (en homenaje al Radioactivity de Kraftwerk), que llamó la atención de Tony Wilson, fundador del conocido sello independiente Factory Records, quién les ofreció grabar la canción con el sello en mayo de 1979, con Almost como cara-B. La carátula del single la diseñó Peter Saville, cuyos distintivos gráficos proporcionaría la imagen pública de OMD hasta mediados de los 80. Parte del diseño de la portada de Electricity se basó también en las originales anotaciones musicales de Andy & Paul, que incapaces de leer o escribir música, adaptaron una serie de símbolos, con cada uno de ellos representando diferentes instrumentos. La canción se convirtió rápidamente en el tema favorito de los seguidores de OMD, y hoy en día todavía mantiene ese status como uno de los favoritos en los conciertos.

Virgin Records enseguida se interesa por el dúo contrátandoles para su filial DinDisc. Con el pago por adelantado del contrato, Humphreys & McCluskey crean su propio estudio de grabación Gramaphone Suite en Liverpool, (próximo a Eric’s Club), donde comienzan a componer y graban más material para su primer álbum. Al mismo tiempo se embarcan en una breve gira como teloneros de Gary Numan y realizan presentaciones en vivo. En septiembre de 1979 publican con DinDisc una reedición de Electricity.

El siguiente single fue Red frame – White light (aquí tributando a la Velvet Underground) publicado en febrero de 1980, (que hace referencia a la cabina de teléfono roja desde donde la banda realizaba llamadas para organizar sus conciertos). El mismo mes publicaban su primer álbum, el homónimo Orchestral Manoeuvres in The Dark con un sonido garage synth-punk, y en mayo el tercer sencillo, MessagesWaiting for the man (otra versión de la Velvet Underground), con su simple pero pegadiza melodía que consiguió que la banda alcanzara su primer hit con el nº13 en los charts británicos. DinDisc realizó para la canción Messages una regrabación, producida por el bajista de Gong, Mike Howlett. El álbum también contenía apreciables cortes como Julia’s song, Bunker soldiers o Almost y denotaba la influencia de Kraftwerk en sus inicios, imbuída en la viveza new wave y un interesante grado experimental.

A la grabación de este álbum se les unieron dos ex compañeros del dúo de anteriores formaciones, el batería Malcolm Holmes (antiguo miembro de The Id) y Dave Hughes (ex componente de Dalek I Love You) al sintetizador, además del guitarrista Dave Fairburn o el teclista y saxo Martin Cooper. Este primer LP también estuvo co-producido por OMD y Paul Collister bajo el seudónimo de Chester Valentino (por un nightclub en Chester llamado Valentino’s). En septiembre de ese mismo año 1980, llegaron al Top 10 y consiguieron su primer hit internacional, con 5 millones de ventas, con la canción pop Enola Gay, (inspirada en el avión que arrojó la bomba atómica sobre Hiroshima), y que formó parte de su segundo álbum Organisation, que se publicaría en octubre, con un sonido más gótico y oscuro.

Andy, además de componer, se ocupaba de la voz, teclados, la percusión electrónica y los arreglos, y Paul ejercía tareas vocales, tocaba el bajo, teclados, percusión electrónica y arreglos. En una entrevista a Paul, este declaraba: “Para ser sincero, comencé con los teclados por accidente. Había tomado algunas clases de piano pero estaba más interesado por el fútbol. Estudié electrónica en el Instituto, construí un sintetizador y aprendí a tocarlo, luego averigué que muchas bandas locales buscaban gente que tocara los sintetizadores.”

OMD saltaron al estrellato en septiembre de 1980 gracias al tema Enola Gay (nombre del bombardero B-29 desde donde se lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima), co-producido por Mike Howlett (miembro de Gong), que consiguió excelentes ventas en todo el mundo, aupándose a lo más alto de las listas mundiales (número 8 en Reino Unido).

Enola Gay formó parte de su segundo álbum, Organisation (1980), producido por Mike Howlett, un disfrutable disco, rico en texturas gracias a la producción de Howlett que contenía temas como Statues (canción dedicada a Ian Curtis, el líder de Joy Division), The more I see you (versión de un tema cantado originalmente por Dick Hayes en 1945), Promise (donde Paul Humphreys debutaba como cantante principal), The misunderstanding (de The Id) o Motion and heart. OMD habían tocado en sus primeros conciertos con Joy Division, y las melodías meláncolicas de esta banda influyeron en la grabación de Organisation.

El éxito obtenido en 1980 convertiría a OMD en uno de los principales grupos del emergente new wave británico. Contratan entonces extras para los conciertos en vivo, y Humphreys & McCluskey acaban reclutando otros instrumentistas para sus sesiones de grabación. Cuando Dave Hughes deja el grupo en noviembre de 1980, para concentrarse en sus propios proyecto musicales, es reemplazado por Martin Cooper, músico multi-instrumentista de Wirral, que toca los sintetizadores, el saxofón y ocasionalmente el bajo. Malcolm Holmes se establece como batería definitivo de la banda, después de que Andy y Paul se deshicieran definitivamente de ‘Winston’, cansados de las limitaciones del uso de ‘backing tapes’.

En mayo de 1981, Martin Cooper decide dejar OMD para unirse al proyecto musical Godot, junto a Dave Hughes, y es sustituido por Michael Douglas, (quién permanecería en la banda desde mayo hasta septiembre de 1981). En agosto de 1981 lanzan Souvenir, primer single del tercer álbum Architecture & morality. Souvenir, co-escrita por Cooper y Humphreys, y producida por Howlett, se convertiría en el mayor hit de la banda, consiguiendo el número 1 en España, Portugal, Francia y Alemania, y el número 3 en Reino Unido. Lo más característico de la canción son los coros sintetizados en dos pistas que se fusionan, al igual que las voces de Paul, en un sonido ensamblado en armónicos bucles gracias al teclado electrónico melotrón (antecesor del sampler).

En septiembre de ese mismo año, Martin Cooper regresa al grupo y Douglas abandona la formación para poco después unirse como teclista a The Human League, y más tarde a China Crisis. El segundo single sería Joan of Arc, publicado en octubre de 1981. En esta canción sobre la heroína francesa Juana de Arco, los coros provienen de un sintetizador análogico Prophet-5, y los efectos del coro son de Andy McCluskey cantando en falsetto.

El álbum Architecture & morality, por muchos considerado como su mejor trabajo, se publica en noviembre de 1981. Maid of Orleans (The waltz Joan of Arc), que se editó en enero de 1982, se había escrito antes que Joan of Arc (mayo de 1981), en el 550 aniversario de la muerte de Juana de Arco. La canción se había archivado porque pensaban que necesitaba un intro pero no parecían ponerse de acuerdo, finalmente se inspirarían en el sentimiento del tema. Los tres singles (Souvenir, Joan of Arc y Maid of Orleans) consiguieron un Top 5 en las listas y el álbum llegó al número 3 en Reino Unido y número 1 en Bélgica y Holanda, y el ábum contenía apreciables temas como She’s leaving, exhibiendo interesantes textos, una innata habilidad para la melodía y unos atmosféricos pasajes electrónicos con la importante participación de la batería “humana” de Malcolm Holmes. Para entonces OMD estaba en la cima de su popularidad.

En 1983 la banda perdió su ‘momentum’ comercial con la publicación de su álbum más experimental, Dazzle ships (marzo de 1983), uno de sus álbumes más experimentales y complejos, con meláncolicas baladas tecno-pop, synthpop en uptempo y cortes de cintas en radio de onda corta, con cortes como Telegraph (segundo single del álbum), Radio Prague o This is Helena. Las influencias del sonido futurista del álbum fueron desde las transmisiones radiofónicas de Europa del Este hasta robots industriales. Genetic engineering, que fue el primer sencillo para el álbum, se publicó en febrero de 1983 y consiguió el número 1 en España. La cara B era Neu, en tributo al grupo homónimo. Le seguiría el sencillo Telegraph, editado en abril, que en un principio se consideró que fuese el primer single. El sonido en el sencillo Dazzle ships (Parts II, III and VII) era un collage diseñado para dar la impresión de estar en un barco de guerra. La mayor parte de estos efectos de sonido de barcos y submarinos se tomaron de una compañía especializada en bandas sonoras. Aunque OMD ya se había cambiado a Virgin después de la quiebra de DinDisc, se pensó que OMD se podría beneficiar más pareciendo mantener una posición independiente. Esto llevó a Dazzle ships y los siguientes sencillos, a ser editados con una filial creada bajo el nombre de Telegraph. La producción corrió a cargo de OMD y Rhett Davies. La falta de éxito del álbum tanto a nivel comercial como de crítica haría que OMD tomaran un camino musical más cauto en el futuro.En una entrevista a Andy McCluskey desde su web, se le preguntaba: “¿Cual consideras como la peor decisión comercial de “OMD”?”, a lo que respondía “¡Posiblemente no hacer el “hijo” de Architecture & morality en 1983! Tomar una dirección completamente diferente con Dazzle ships, creo que en términos de decisiones comerciales fue un desastre, porque todo lo que habíamos construido en los tres o cuatro años previos se fue al traste. Incluso cuando después tuvimos hits, (tres Top 20 con el LP Junk culture y números 1 internacionales), no llegamos a vender ni de cerca tantos discos, y creo que la falta de ventas desde Dazzle ships minó nuestra confianza en nosotros mismos… El hecho es que estábamos atrapados en el mundo real. No habíamos ganado mucho dinero porque teníamos una mierda de contrato. Pero estas son las consecuencias de hacer tratos cuando eres demasiado joven e ingenuo. Queríamos hacer discos, escribir canciones y tocar conciertos y estábamos disfrutando de eso mucho, asumes que alguien se está encargando de tus negocios por tí, y por desgracia, muy a menudo no llevan tu negocio de forma que es totalmente a tu beneficio…”

Este disco no consiguió los resultados comerciales deseados por la banda, lo que orientó su música a terrenos más pop y composiciones menos arriesgadas, descansando principalmente en el lado más melódico y en ritmos pegadizos, apreciable en Junk culture, lanzado en abril de 1984 y producido por la banda y Brian Tench (ingeniero de varios de sus discos anteriores), era el regreso a un sonido más popero, usando teclados como el Fairlight CMI (primer sampler de la historia) y el E-mu Emulator. El álbum fue un éxito, reafirmando al grupo en su nueva dirección. El single Locomotion, editado en abril de 1984, llevó de nuevo al grupo a los Top 5 de Reino Unido y fue un buen indicador del nuevo sonido de OMD, en particular la adopción de la estructura ‘verso clásico-coro-verso-coro’, que era algo que el grupo había evitado a menudo anteriormente. La canción, escrita por OMD y Troeller (manager del grupo en aquel tiempo), tuvo varios arreglos por parte de Tony Visconti, quien también participó en los arreglos de otros temas. Talking loud & clear, que se editó en junio de ese año, fue la primera pista que se escribió en el Fairlight, y en un principio fue sólo una pueba.

Con el pop instantáneo de Tesla girls, editado en agosto de 1984, usaron un sample de Maureen Humphreys, (mujer de Paul Humphreys) cantando ‘No’ y grabándolo en un Emulator. También era la primera vez que la banda usaba un ‘linn drum’ (caja de ritmos). Tesla girls fue una de las canciones que compusieron durante el tiempo que pasaron en los Highland Studios, en Inverness, Escocia. Andy & Paul sentían que su estudio, The Gramophone Suite, se había vuelto demasiado familiar y sin inspiración para escribir canciones. El tema Junk culture se estrenó en vivo durante el tour de finales de 1983. La pista que marca el ritmo es de un ‘Emulator’ de biblioteca que también utilizó Vangelis para la banda sonora del film Bladerunner. Pero a pesar del esfuerzo y los resultados, Junk culture no logró llenar del todo sus expectativas.

Los músicos escoceses, los hermanos Graham y Neil Weir, se unieron a OMD en Bélgica, donde ensayaban para el tour de Junk culture, y tocaron con el grupo durante toda la gira. Los hermanos participarían también en los dos siguientes LPs de OMD. Se reclutó al productor Stephen Hague para el álbum Crush, publicado en junio de 1985, quien se encargó de dar a las canciones un acabado pulido, mientras retenía una energía esencial que era vital para las canciones. El éxito del sencillo So in love, editado en mayo de 1985, en el Hot 100 de Estados Unidos, llevó a que el álbum entrara en el Top 40 americano, estableciendo al grupo en Estados Unidos, así como hacer que Stephen Hague fuera un solicitado productor. Maureen Humphreys colaboraba de nuevo en el tema Secret, el segundo sencillo, editado en julio, con su voz en el sampleado “secret” de la canción. También destaca en el álbum la canción La femme accident.

La tendencia pop de Crush se prorrogó en The pacific age, publicado en septiembre de 1986, disco que contenía los singles (Forever) Live and die, Shame y We love you. Unos meses antes, OMD había conseguido uno de sus hits más importantes con el single, no incluido en el disco, If you leave, un tema utilizado en la banda sonora de la comedia de John Hughes, Pretty in pink, que alcanzó el número 4 en el Billboard.

La banda comenzó a ver que su popularidad de público y crítica comenzaba a decaer en Reino Unido, mientras luchaban por escalar puestos en el mercado de Estados Unidos, por lo que realizaron una extensa gira por Norteamérica. Del álbum destaca el sencillo (Forever) Live and die (agosto de 1986), que fue la primera grabación digital de OMD, y donde el teclado Fairlight pasó a usarse como Midi. La canción, que fue número 11 en Reino Unido, también llegó al número 18 en las listas de Estados Unidos y estuvo en el Top 5 en Alemania, Bélgica, Holanda y Canadá.

El tema The pacific age se basó en la idea que Andy tenía sobre la economía mundial. En la biografía de OMD del libro Messages de 1988, Andy comenta: “Mi idea inicial era hacer consciente a la gente del cambio que había tenido lugar en el mundo de la economía en los últimos años: los japoneses, los coreanos, los chinos de Taiwan, todos ellos dominan el gran mercado internacional ahora.”

Tras este álbum, Paul Humphreys decidió abandonar el grupo y en 1988 publicaron un recopilatorio, The Best Of OMD, que contenía el estupendo sencillo Dreaming, que fue la última canción que la banda compuso usando el Fairlight CMI. Antes de la separación, Andy y Paul escribieron en 1987 el tema Everyday, que sería la última canción que escribirían juntos antes del parón, y que más tarde, en septiembre de 1993, Andy incluiría en su álbum Liberator.

Sin Humphreys y después de un parón sin lanzar nada al mercado, Andy McCluskey retornó con OMD en los años 90, con el apoyo de los músicos Stuart Kershaw y Lloyd Massett, y la producción corrió a cargo de los propios OMD, Howard Gray y Andy Richards (este último conocido por ser también productor de algunas canciones de los Pet Shop Boys), realizando una serie de decentes álbumes, siendo Sugar tax (1991) el primero de ellos, que alcanzó el puesto número 3 en Reino Unido, y en el que predominan los ritmos de baile aunque se complementan con canciones más lentas. No pocos dudaban de la capacidad de McCluskey para componer un álbum sin la colaboración de Paul Humphreys, pero al final el resultado estuvo a la altura de lo que se podía esperar de OMD. Dentro de un estilo synthpop o pop electrónico de melodías muy elaboradas y predominio de teclados y cajas de ritmo, Sugar tax sorprendió por la calidad de sus canciones y para muchos seguidores de OMD es uno de sus mejores discos. De este disco se extrajeron cuatro sencillos: Sailing on the seven seas, Pandora's box, Then you turn away y Call my name, en el período comprendido entre marzo y noviembre de 1991.

Sin embargo este impulso no dura mucho: McCluskey decide después trabajar con los teclistas Nigel Ippinson y Phil Coxon para el álbum Liberator (1993), cuyo tema Dream of me fue construido a partir de un sampler de Love's theme de Love Unlimited Orchestra, tema escrito y producido por Barry White. Con el fin de lanzar Dream of me como single de OMD, McCluskey tuvo que aceptar que se eliminase el sampler, pero que aún conservase la mención en el título, oficialmente titulado Dream of me (based on Love's theme), y, además, aún hubo de darle la autoría única en los créditos a Barry White.

McCluskey regresó con un elenco rotativo de músicos para el álbum Universal de 1996. Para este último álbum, Humphreys vuelve como co-autor de algunas canciones, aunque no como artista intérprete o miembro del grupo.

Aunque ambos álbumes, Liberator y Universal, produjeron éxitos menores y este último incluso también dio lugar a su primer Top 20 hit en cinco años con Walking on the milky way (también su último Top 20), McCluskey retiró el nombre de OMD a finales de 1996, debido a la disminución interés público en una banda de sintetizadores de los 80 en la era del britpop basado en guitarras. Un segundo álbum de singles se lanzó en 1998, The OMD singles, y un EP de material remezclado por artistas como Sash! y Moby, The OMD remixes.

Después de 1996, McCluskey decidió centrarse en la gestión y la composición de actos basados en Liverpool como el trío femenino de teen-pop Atomic Kitten, que consiguió un número 1 con Whole again en 2001 (escrita a medias con McCluskey), y The Genie Queen. Con McCluskey enfocando su talento en otros lugares, Humphreys decidió reactivar muchos espectáculos con la bandera de OMD, a la vez que grabó con Claudia Brücken, de la banda de la compañía ZTT Records Propaganda, bajo el nombre de OneTwo, y formaría el grupo The Listening Pool con varios músicos de OMD (el batería Malcolm Holmes y el teclista Martin Cooper).

En enero de 2006, Andy McCluskey anunció la reformación de OMD con McCluskey, Humphreys, Holmes y Cooper, con la intención de hacer una gira enfocada en el álbum Architecture & morality y otro material anterior a 1983, y grabar después un álbum para ser publicado en 2007, que efectuaron entre mayo y junio, y sorprendió al grupo por el éxito que tuvo. En mayo de 2007 se publicó Architecture & morality remasterizado en CD junto con un DVD de su concierto en Drury Lane de 1981, que había sido previamente editado en vídeo VHS.

En primavera de 2008 se publicó un CD y un DVD en directo de a gira de 2007, OMD live: Architecture & morality & more, grabado en el Apollo Hammersmith de Londres, junto con la re-publicación de Dazzle ships en su 25 aniversario, incluyendo 6 bonus tracks. Para promocionarlo, anunciaron una breve gira en octubre de 2008 con China Crisis.

En junio de 2009 se desarrolló un concierto con la orquesta Royal Liverpool Philharmonic en Liverpool. Una grabación de este concierto se publicó en DVD en diciembre de 2009, y efectuaron una gira entre noviembre y diciembre con Simple Minds. OMD también habían participado en en diciembre de 2006 en Alemania, y más tarde en Bélgica y Holanda en octubre y noviembre de 2009. Trevor Horn anunció en septiembre de 2010 que OMD actuarían como invitados especiales en el “primer concierto en directo” de The Buggles.

En noviembre de 2009 se puso a disposición en la página oficial de la banda como descarga gratuita la demo de una canción llamada Sister Marie says. Algunos elementos de la canción se compusieron originalmente en 1981 y trabajados de nuevo para una versión que iba a aparecer en el álbum Universal, pero finalmente no se incluyó porque sonaba demasiado a los tempranos OMD y no tenía cabida en el tono de Universal. Era el anticipo de un nuevo álbum que realmente recordaría a los álbumes creados hasta Junk culture, pero con un sonido actual, dado el regreso del tecno a los teclados antiguos y a un sonido menos sampleado y pregrabado, en favor de un sonido más trabajado.

En septiembre de 2010 presentaron el single If you want it tanto en formato de vinilo de 7" como en descarga digital, previo a la publicación de su undécimo álbum de estudio, History of modern, a finales del mismo mes. El álbum recibió críticas positivas, alcanzando el puesto número 28 en las listas británicas, y vendiendo más de 100 mil copias en Europa, seguido de una gira por Europa en noviembre de 2010, y otra por Estados Unidos en marzo de 2011 con su formación original, donde no actuaban desde 1988. Se editaron también dos singles más del álbum, Sister Marie says y History of modern I.

Desde el comienzo, OMD se las ingenió para ocupar un espacio excepcional entre lo alternativo y lo comercial, escribiendo canciones acerca de temas tan diversos como aviones, refinerías de petróleo, iconos religiosos y estrellas de cine. Estas canciones capturaron perfectamente el equilibrio entre la energía y la emoción; una melancolía pop que hizo eco alrededor de las paredes de Eric's Club durante más de veinte años, y hasta el día de hoy continúa sonando fresca y excitante.

Fuentes: http://www.alohacriticon.com, http://www.audiokat.com, http://www.musicpopstars.com, http://www.popdelos80.com, http://en.wikipedia.org, http://es.wikipedia.org, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Bunker soldiers, Almost, Electricity, The Messerschmitt tweens, Messages, Julia's song, Red frame/White light (Orchestral Manoeuvres in the Dark)

Enola Gay, Motion and heart, Statues, The misunderstanding, The more I see you, Promise, Stanlow (Organisation)

She's leaving, Souvenir, Sealand, Joan of Arc, Joan of Arc (maid of Orleans), Architecture & morality, Georgia, The beginning and the end (Architecture & morality)

Genetic engineering, Telegraph, The romance of the telescope, Silent running, Radio waves, Of all the things we'me made (Dazzle ships)

Tesla girls, Locomotion, Never turn away, Love and violence, Talking loud and clear (Junk culture)

So in love, Secret, Bloc bloc bloc, 88 seconds in Greensboro, La femme accident (Crush)

Stay (The black rose and the universal wheel), (Forever) Live and die, Shame, Goddess of love, We love you (The pacific age)

If you leave, Dreaming (The best of OMD)

Sailing on the seven seas, Pandora's box, Then you turn away, Was it something I said, Call my name, Neon lights, All that glitters (Sugar tax)

Stand above me, Everyday, King of stone, Dollar girl, Dream of me (based on "Love's theme"), Best years of our lives (Liberator)

Universal, Walking on the milky way, That was then, Too late, The boy from the chemist is here to see you, Victory waltz (Universal)

New babies: new toys, If you want it, History of modern (Part I), History of modern (Part II), RFWK, The future, the past and forever after, Sister Marie says, Green, The right side (History of modern)

Vídeos:

Electricity, Messages, Red frame/White light, un directo de Almost y The Messerschmitt twins, del primer álbum Orchestral Manoeuvres in the Dark:

Electricity - OMD


Messages - OMD


Red frame/White light - OMD


Almost (live) - OMD


The Messerschmitt twins - OMD


Enola Gay, The misunderstanding, The more I see you, Statues y Stanlow, del álbum Organisation:

Enola Gay - OMD


The misunderstanding - OMD


The more I see you - OMD


Statues - OMD


Stanlow - OMD


Souvenir, Joan of Arc (Maid of Orleans), Joan of Arc, She's leaving, Architecture & morality, Georgia, Sealand y The beginning and the end, del álbum Architecture & morality:

Souvenir - OMD


Joan of Arc (Maid of Orleans) - OMD


Joan of Arc - OMD


She's leaving - OMD


Architecture & morality - OMD


Georgia - OMD


Sealand - OMD


The beginning and the end - OMD


Telegraph, Genetic engineering, The romance of the telescope, Silent running y Of all the things we've made, del álbum Dazzle ships:

Telegraph - OMD


Genetic engineering - OMD


The romance of the telescope - OMD


Silent running - OMD


Of all the things we've made - OMD


Locomotion, Tesla girls y Talking loud and clear, del álbum Junk culture:

Locomotion - OMD


Tesla girls - OMD


Talking loud and clear - OMD


So in love, Secret y La femme accident, del álbum Crush:

So in love - OMD


Secret - OMD


La femme accident - OMD


(Forever) Live and die, Shame y We love you, del álbum The pacific age:

(Forever) Live and die - OMD


Shame - OMD


We love you - OMD


If you leave y Dreaming, del álbum recopilatorio The best of OMD:

If you leave - OMD


Dreaming - OMD


Pandora's box, Sailing on the seven seas, Call my name, Then you turn away y Was it something I said, del álbum Sugar tax:

Pandora's box - OMD


Sailing on the seven seas - OMD


Call my name - OMD


Then you turn away - OMD


Was it something I said - OMD


Dream of me (based on "Love's theme"), Stand above me, Everyday y Best years of our lives, del álbum Liberator:

Dream of me (based on "Love's theme") - OMD


Stand above me - OMD


Everyday - OMD


Best years of our lives - OMD


Universal, Walking on the milky way, Too late y Victory waltz, del álbum Universal:

Universal - OMD


Walking on the milky way - OMD


Too late - OMD


Victory waltz - OMD


If you want it, Sister Marie says, History of modern (Part I), New babies: new toys y The right side, de su último álbum History of modern:

If you want it - OMD


Sister Marie says - OMD


History of modern (Part I) - OMD


New babies: new toys - OMD


The right side - OMD

7 comentarios:

Xim dijo...

Obviamente que también me gustaba este dúo, pero no sé por qué no me terminaban de convencer, no los seguí con el mismo entusiasmo que a los Depeche o a los Tears for Fears, por citar unos ejemplos. De todos modos siempre que los oigo me viene a la cabeza su tema "Genetic engineering", con esa melodía tan rimbombante pero muy mona... y el Enola Gay todo un clásico que se precie en cualquier buen recopilatorio ochentero...

SaLu2 orquestales

chorbyradio dijo...

Gran artículo amigo, como siempre.
OMD tiene los cuatro primeros discos que son para enmarcar dentro del Tecno Pop.
Supieron como muy pocos, mezclar en los Lps temas de corte experimental con otros que fueron hits totales.
Entiendo lo de Dazzle Ships comercialmente hablando, pero me parece su obra maestra.
Después de esto, como dices, y segun tengo oido, presionado por el desastre comercial que supuso el citado disco, el grupo se fue por los derroteros más comerciales, y auque siguen tieniendo temas muy buenos, ya no era lo mismo.
Su vuelta ha sido digna, siguen manteniendo su esencia y tienen buenos temas, si bien es irregular en conjunto.
Y para terminar, sería para debate esto, pero habría que preguntarse porque han vuelto tantos grupos de los 80 al ruedo.
Seguro que es para ganar dinero, eso está claro, pero mi pregunta es ¿Porqué hay hueco para ellos en el panorama musical?
Y (esto muy entrecomillado) casi lo "peor" es que vuelven en plena forma.
Siento liarme tanto.
Saludos eléctricos.

JL dijo...

A mí me encantaban Organisation y Architecture & morality. A partir de ahí comenzó a decrecer mi interés por el grupo, aunque ahora, al reescuchar la discografía reconozco muy buenos momentos en Dazzle ships y en el primero, Orchestral Manoeuvres in the Dark. Sin embargo, y a pesar de su relativa bajada progresiva en los 90, su irrupción con History of modern me ha sorprendido enormemente. Un sonido más maduro y que recuerda mucho su mejor período.

JL dijo...

Pego la contestación de chorbyradio, que se borró el día que blogger estuvo out:

"chorbyradio ha dejado un nuevo comentario en su entrada "O.M.D. (ORCHESTRAL MANOEUVRES IN THE DARK) En la...":

Gran artículo amigo, como siempre.
OMD tiene los cuatro primeros discos que son para enmarcar dentro del Tecno Pop.
Supieron como muy pocos, mezclar en los Lps temas de corte experimental con otros que fueron hits totales.
Entiendo lo de Dazzle Ships comercialmente hablando, pero me parece su obra maestra.
Después de esto, como dices, y segun tengo oido, presionado por el desastre comercial que supuso el citado disco, el grupo se fue por los derroteros más comerciales, y auque siguen tieniendo temas muy buenos, ya no era lo mismo.
Su vuelta ha sido digna, siguen manteniendo su esencia y tienen buenos temas, si bien es irregular en conjunto.
Y para terminar, sería para debate esto, pero habría que preguntarse porque han vuelto tantos grupos de los 80 al ruedo.
Seguro que es para ganar dinero, eso está claro, pero mi pregunta es ¿Porqué hay hueco para ellos en el panorama musical?
Y (esto muy entrecomillado) casi lo "peor" es que vuelven en plena forma.
Siento liarme tanto.
Saludos eléctricos.



Publicado por chorbyradio para El rincón de la desconexión a las 12 mayo, 2011 01:05

JL dijo...

Es interesante la pregunta que haces, chorbyradio. No sólo de vuelven a juntar esos grupos para giras dirigidas a "carrozas" de los 80, sino que los discos que editan son, en general, muy buenos, sin perder la esencia del sonido de los 80, pero con toda la madurez adquirida por sus músicos estos 30 años.

¿Si hay hueco? Es evidente que sí. Aquellos que éramos sus fans somos clientes casi seguros, y los nuevos fans que tantas remezclas y covers de los 80 escuchan, no pueden sino echar un oído a estos grupos que fueron referentes de grupos actuales. Ello es tanto un acicate para los grupos de los 80 que regresan, como un palo para los grupos actuales, que dejan huecos de mercado por donde se cuelan estas bandas veteranas.

chorbyradio dijo...

Gracias amigo JL por recuperar el comentario.
Pero la preguntas es Porqué no Si hay hueco.
A eso me refiero. Hace 25 años era raro que volviese algún grupo, y menos con cosas nuevas, y de ser así, era muy improbable que entrasen en las listas.
Por eso no lo entiendo ahora. Los carrozas como nosotros sí, pero también las nuevas generaciones,
¿Significa eso que el panorama actual es desolador?
Yo no lo creo, soy de los que opino que hubo, hay y habra siempre cosas interesantes para escuchar.
¿Pero que vuelvan tantos y de estilos tan dispares?
Bueno sería para un foro todo esto.
Saludos eléctricos.

JL dijo...

Quizá se deba al hecho de que surgieron muchísimos grupos que obtuvieron un corto éxito, aunque la mayoría siguieron en el mercado, aunque con más pena que gloria.

Su vuelta puede deberse al hecho evidente de que los grupos se han lanzado de nuevo a la carretera debido al impacto de internet sobre el mercado discográfico, la puesta en conocimiento de estos grupos a través de las descargas digitales al público más joven, y a la evidente demanda del aficionado entonces joven de los 80.

Claro que tienen hueco. Además, algunos de ellos vuelven con fuerzas renovadas y con todo el bagaje y técnica con que se han enriquecido todos estos años. El retorno de varios de ellos ha sido positivamente sorprendente.