viernes, marzo 07, 2008

COPA 79-80: El copazo de Carrete

Comenzó nuestra andadura copera una vez eliminados en la UEFA por el West Bromwich Albion de Laurie Cunningham, aquel extremo inglés menudo de color (negro) que posteriormente fichó el Madrid. Empezamos con un respondón Gerona (en el cual jugaba un tal Vilarrodà), al que vencimos 0-2 en Montiliví, pero que fue capaz de empatarnos en casa 1-1. La noticia de este último partido fue el debut de Miguel Tendillo. Seguimos con la Real Sociedad, sensación de la temporada siguiente, con los que perdimos 1-0 en Atocha, pero goleamos 4-1 en el Luis Casanova.

La eliminatoria de cuartos fue épica. Nos tocó el campeón vigente, el Barça. El partido de ida fue una debacle. Empezamos ganando 0-1 con gol de Bonhof de penalti, pero terminamos barridos 4-1. Estábamos virtualmente eliminados. Pero en una de las más gloriosas noches de este club, conseguimos lo imposible: 4-0 en la prórroga. Empezó marcando Diarte a los 4'. Al comienzo de la segunda parte, gol de Bonhof de penalti. Y en sólo una hora eliminatoria igualada con gol de penalti, de nuevo de Bonhof (los goles en campo contrario no tenían entonces valor doble). Al principio de la prórroga, lo imposible: gol de Darío Felman, para poner el marcador con un increíble 4-0, que mantuvimos hasta el final entre el delirio de la parroquia valencianista, en una noche completísima de nuestro equipo.

En cuartos nos deshicimos del Alavés de 2ª división fácilmente, (0-1 en Mendizorroza, 3-0 en València). Pero en semis nos tocó el 2ª Valladolid, que nos hizo sufrir de lo lindo, pues pronto nos empató la eliminatoria que llevábamos con ventaja de 2-0 en Zorrilla, y sólo un gol de Felman a 10' del final nos puso en ventaja, que sufrimos contra viento y marea hasta la conclusión del partido.

La final contra el Madrid fue igualada. El Madrid tenía bajas, pero su centro del campo era el mejor de la Liga. Sólo el fantástico trabajo de Bonhof, Castellanos, Solsona y Saura, permitió a Kempes y Felman hacer de las suyas. Y fue Marito Kempes quien inauguró el marcador en el minuto 24 en una jugada personal. Poco después Guruceta pita penalti riguroso a favor del Madrid, pero Quique Wolf estrelló el balón en el poste.

En la segunda parte el Madrid apretó, pero los contrataques valencianistas hicieron intervenir en varias ocasiones a García Remón. Y en el último minuto, Kempes de nuevo se deshizo de cuantos marcadores le salieron al paso y clavó el 2-0. Los marcó hasta con la diestra. Genial noche de Marito. Fue la final de la equipación de la senyera, aquella que resucitamos hace tres temporadas como efemérides por esta final.

La anécdota la puso nuestro capitán, el menudo Pepe Carrete, quien, al recoger la Copa de manos de Juan Carlos I, con sus ansias de levantarla bien alto estuvo a punto de descalabrar la Jefatura del Estado en estado barbilampiño. Al lado se vio a la Reina con un gesto, ¡mechachis! Y en muchas partes del país se oyó un ¡¡¡¡uyyyyy!!!! ¿Os imagináis que hubiese accedido automáticamente Felipe como Rey aquella noche, quedando Juan Carlos I en la Historia de España a la altura de Fabila, el del oso, "fallecido por un copazo"? ¡Pobre Carrete!

Foto: www.ciberche.com