viernes, mayo 23, 2008

EL GOL DE CLARAMUNT

Principios de la temporada 71-72. El Valencia había empezado muy fuerte, con la inercia del campeón de la campaña anterior, y veníamos de una gran victoria en el campo del Atleti. Era el segundo partido en Mestalla, y me acuerdo perfectamente, porque fue el último que fui a ver mientras vivía en mi tierra, principios de octubre, una semana antes de mi égira catalana.
El rival era el Betis. En principio, asequible. Recién ascendido de 2ª División. Pero salió muy respondón. Tanto, que nos llegó a embotellar en el área en algunas fases del partido, y hasta el delantero Orife remató un balón al larguero.

Pero en uno de esos ataques béticos, armamos un contrataque letal. El balón fue a Valdez por la izquierda. Rápidamente lo pasó en alto por la misma banda a Pepe Claramunt, quien, a la altura de la línea de centro de campo lo recibió con un taconazo, y sacando su genialidad innata, y viendo al portero Campos adelantado, empalmó la pelota sin dejarla botar, y el balón entró como una exhalación en la portería, sin que el cancerbero pudiera ni tocarla.

El campo fue un flamear de pañuelos. Muchas veces digo que ha sido el gol más impresionante que he visto en Mestalla, y seguramente es verdad. Si este gol lo marca Ronaldinho, Messi o Raúl, tenemos gol para muchos años en las televisiones de gran audiencia. Pero lo marcó Pepe Claramunt, ese fabuloso 6 trabajador y con dotes de organización que nunca quiso comerciar con los billetes antes que con el escudo. Como decía un personaje del TBO (en mensaje adaptado), igualico, igualico, que el defunto de fabianico...

Foto: www.ciberche.com