miércoles, julio 29, 2009

SONIC YOUTH


Hablar de Sonic Youth comentando disco por disco no tiene sentido, es lo que ocurre con todos los grandes grupos, sólo nos podemos hacer una idea de su importancia desde una perspectiva global de su carrera. Nacieron como hijos putativos del punk y los grupos underground de finales de los 60, pero sólo en actitud, ya que en cuestión de sonido no admitían comparación con nada de lo que se había hecho hasta entonces. Corría el año 82 cuando el disco Sonic Youth sacudió los cimientos de la música de forma irreversible. Desde entonces, 10 discos oficiales y multitud de singles y colaboraciones forman el legado del grupo más influyente en la música independiente de los últimos años.

n sus conciertos se dejan llevar, usan destornilladores, alicates, tocan las cuerdas con los palos de la batería, llegan a utilizar hasta veinte guitarras con distintas afinaciones..., todo es necesario para poder crear esos ambientes aparentemente caóticos pero absolutamente controlados por sus habilidades como instrumentistas, muy por encima de la mayoría de grupos. Después de tantos años, la mayoría de grupos se quedan sin nada que decir o se disuelven arrastrados por las ansias megalómanas de su líder, pero es aquí donde Sonic Youth vuelven a sentar cátedra: la frescura no se pierde porque su éxito no se basa en una innovación puntual, sino en la experimentación constante y las tensiones internas son inexistentes: todos tienen uno o varios grupos paralelos a modo de divertimento. Las funciones están repartidas: Kim lleva el peso del apartado intelectual, mientras Thurston, Steve y Lee se encargan del apartado musical. Un grupo que sorprende y enamora, que ensordece y musicaliza, que divierte y enfurece.

Sonic Youth se formó, tras pasar por diversas formaciones, gracias a la mediación de Glenn Branca, vanguardista compositor con el que colaboraron a comienzos de la década de los 80, con Thurston Moore en guitarra y voz, Kim Gordon en bajo, Anna DeMarinis en teclados y Richard Edson en batería. Rápidamente DeMarinis dejó de formar parte de la banda y se unió Lee Ranaldo, que permanece hasta la actualidad en el grupo y habitualmente se cree que formaba parte de la primer formación, aunque no es así. Moore, Ranaldo y Gordon habían formado parte de otras bandas de corta duración en la escena neoyorkina como los Arcadians y Plus Instruments y todos ellos habían tocado con Glenn Branca. Kim Gordon y Thurston Moore eran novios y más tarde se casaron.

Existen varias versiones sobre las razones del nombre de la banda. Una es que el nombre es una combinación de los nombres de Fred «Sonic» Smith de la banda de Detroit, MC5 y del músico de reggae Big Youth. Otra versión dice que surgió como una burla a la gran cantidad de bandas con la palabra youth en sus nombres en la escena de Nueva York de principios de los años 80. Esta versión se vería respaldada por una versión del afiche del primer show de la banda en el que aparecían con el nombre de Fucking Youth.

El primer EP, Sonic Youth (1982), es austero y reservado, con grandes deudas a Glenn Branca. En él la banda comenzó a usar una variedad de acordes alternativos y poco comunes nunca antes vista en la historia del rock. Una de las razones de estos acordes, según el escritor Michael Azerrad, fue que sólo podían pagar guitarras baratas y usando esos acordes y tocándolos con cosas como baquetas de batería colocados bajo las cuerdas, conseguían sonidos que disimulaban que las guitarras sonaban mal por ser baratas.


Después del primer disco Edson dejó a la banda para seguir una carrera como actor (ha participado en más de 60 películas, entre ellas, Super Mario Bros, Cosas que nunca te dije, Extraños en el paraíso o Lulú on the bridge) y fue reemplazado por Bob Bert. El primer larga duración de la banda, Confusion is sex (1983), con temas como She’s in a bad mood, Confusion is next, Shaking hell o Protect me you, es un álbum agresivo que lleva el sonido en una dirección que la banda nunca volvería a explorar tras su siguiente lanzamiento, el EP Kill yr idols (1983) que continúa la misma línea noise. Estos discos suelen dividir tanto a los fans como a los críticos.

Bert fue despedido tras una gira europea y reemplazado por Jim Sclavunos (desde mediados de los noventa multi-instrumentista de los Bad Seeds de Nick Cave), quien renunció pocos meses después. La banda le pidió a Bert que volviese y este aceptó bajo la condición de que no lo volvieran a despedir. Sonic Youth comenzó a incorporar gradualmente elementos de música pop pero manteniendo un sonido altamente experimental. Bad moon rising (1984) es un disco levemente conceptual, cuyas canciones tratan en su totalidad sobre violencia y locura con un sonido lógicamente claustrofóbico. Casi no existe separación entre las canciones, las cuales están llenas de ritmos pulsante y paredes de acople. La cantante Lydia Lunch (Teenage Jesús & The Jerks) participa de un dueto con Thurston Moore en la canción Death Valley ‘69 inspirada por los asesinatos del clan Manson. Mientras que el disco fue ignorado incluso por la prensa de Nueva York, tildándolo de demasiado pretencioso, en Reino Unido fue aclamado por la crítica, vendiendo gran cantidad de copias en apenas seis meses.

Insatisfecho con la falta de éxito comercial de la banda, Bert renunció y fue reemplazado por Steve Shelley, ex miembro de Crucifucks. Shelley era un batería técnicamente superior a los anteriores y además representaba un vínculo entre la banda y su interés por el hardcore.

Sonic Youth había tenido fascinación por el influyente sello independiente SST Records. A principios de 1986 entraron en SST, publicando ese mismo año su primer álbum con este sello, EVOL, también el primero con Steve Shelley a la batería. En este disco aparece por primera vez una canción compuesta y cantada por Lee Ranaldo (In the kingdom #19) y varias de las canciones están más cerca del pop que en los discos anteriores. La firma con SST catapultó a la banda a la escena nacional norteamericana, cosa que no había sucedido con sus anteriores discos. Su sonido comienza a vislumbrar un enfoque mayor en su utilización poco convencional de la melodía, proporcionando mayor consistencia a sus atractivos experimentos pop, haciendo del caos, el feedback, la disonancia, la atonalidad y la estridencia, belleza e insinuación. Star power, Shadow of a doubt, Bubblegum (una versión de Kim Fowley) o Expressway to Yr. Scull (conocida también como Madonna, Sean and me) son algunos de sus cortes más destacados.

La banda continuó refinando esa mezcla de experimentalismo con estructuras pop en su siguiente disco, Sister (1987). Levemente conceptual, el disco está inspirado en la obra del escritor de ciencia ficción Philip K. Dick y el título del disco es una referencia a la melliza de Dick muerta poco después de su nacimiento. Este álbum fue aclamado por la crítica y aún es considerado como uno de los mejores de la banda. Varias de sus canciones se convirtieron en clásicos que la banda sigue tocando en sus conciertos hasta hoy en día, como Schizophrenia y White cross.

El grupo, sin embargo, estaba muy insatisfecha con la discográfica SST, debido a conflictos con los pagos y otros problemas administrativos (problemas que tuvieron también otras bandas de SST), de forma de decidieron publicar su siguiente disco, Daydream nation (1988), con Enigma Records, que sería distribuido por Capitol Records. Con la edición de este álbum doble, Sonic Youth finalmente fue aclamado unánimemente por la crítica. El disco se convirtió en un clásico indie instantáneo mientras canciones como Teenage riot, Silver rocket y Eric’s trip serían verdaderos himnos de la banda. Daydream nation fue considerado uno de los mejores discos de la década por diversos medios como Rolling Stone, Spin Magazine y Pitchfork (esta última lo eligió como el mejor disco de los 80). Sin embargo, surgieron problemas durante la distibución de Daydream nation, por lo que a veces era difícil de encontrar el disco en las tiendas. Esto motivó que Sonic Youth buscara un sello de mayor importancia.

El mismo año de Daydream nation, Sonic Youth formaron un grupo paralelo de corta duración al que llamaron Ciccone Youth, formado con J. Mascis y Mike Watt para establecer un tributo a la cultura pop en general y en particular a Madonna. Después de grabar el álbum Whitey album (1988) el proyecto se disolvió. Un año antes había debutado en solitario Lee Ranaldo con From here to infinity (1987).

Manteniendo un sentido de dignidad propia y autenticidad, Sonic Youth ha conseguido mantenerse financieramente viables además de convertirse en un grupo muy influyente en la escena de la música alternativa. Tuvieron, por ejemplo, un papel importante en el despegue del grunge, cuando en su gira de 1991 eran acompañados por un entonces relativamente desconocido grupo Nirvana, como se recoge en el vídeo 1991: The year punk broke.

En 1990 editan Goo, el primer disco con la multinacional Geffen Records. En ese disco se encuentra Kool thing, colaboración entre Sonic Youth y el grupo de rap Public Enemy, donde Chuck D pone su voz. Ofrecía un sonido más comercial y mayor rendición melódica sin perder sus singularidades. Se trata de un gran trabajo, con temas como Dirty boots, Tunic (song for Karen), canción dedicada a Karen Carpenter de los Carpenters, o My friend Goo. Tras este álbum Ranaldo produjo a Babes in Toyland y a You Am I, y Kim Gordon al grupo Hole.


Dirty, su siguiente álbum, fue editado en 1992. Para el vídeo de la canción 100% del disco contaron con el después aclamado director de vídeos de skate Spike Jonze, junto con Jason Lee como skateboarder. En esta canción, junto a JC, se hace referencia al asesinato de Joe Cole, amigo de la banda que trabajaba en el equipo técnico del grupo. El disco tiene en su portada y en su interior fotografías de trabajos del artista de Los Angeles, Mike Kelley. Chapel Hill o Sugar Kane forman parte de este gran álbum.

En 1992 Kim creó con Julia Cafritz de Pussy Galore el grupo paralelo Free Kitten, mientras que Thurston Moore formó parte de la superbanda Dim Stars junto a Don Fleming, Richard Hell, Robert Quine y Steve Shelley para grabar un disco homónimo.

Coco Hayley Gordon Moore, hija de Thurston y Kim, nació en 1994, el año en que se publicó Experimental jet set, trash and no star. Es, posiblemente, uno de los discos más aventureros, aunque no lo aparenta a simple vista. Muchas de las canciones de este disco nunca han sido tocadas en directo debido a que el embarazo de Kim impidió realizara una gira completa presentando el disco. Fue un disco muy infravalorado por alejarlos un tanto de su clásico sonido y abrazar posturas más pop, produciendo un más que notable trabajo en donde su madurez y experiencia les hace explorar nuevos campos. En el álbum, el más vendido de su carrera, incluyen por primera vez una composición acústica, Winner’s blues. Algunos de sus mejores temas son Self-obsessed and sexee y la hipnótica Bull in the heather (número 13).

Desde los primeros días de Sonic Youth, Kim Gordon había tocado ocasionalmente la guitarra. Por esta época comenzó a tocarla con más frecuencia, de forma que finalmente en el siguiente disco del grupo, Washing machine (1995), la formación era de batería y tres guitarras. El álbum supuso un gran cambio en el sonido de la banda, que se alejaba de sus raíces más punk y se acercaba a composiciones de mayor duración y menos contundencia, aunque no por ello más fáciles, como atestiguan el propio tema que da nombre al disco, Washing machine, y el cierre del disco, The diamond sea, una aparente balada que se convierte en un mar de distorsión de casi 20 minutos de duración. Destaca la participación de la bajista de Pixies, Kim Deal en los coros de la canción Little trouble girl. Por aquella época también murió el cantante de Nirvana, Kurt Cobain, quien tenía una estrecha relación con la banda. El tema Junkie’s promise, de Lee Ranaldo, hace referencia a un personaje en parte inspirado por Cobain. Este año también apareció Psychic hearts (1995), álbum en solitario de Thurston Moore.

Después de colaborar con Jim O’Rourke grabando discos experimentales para sus fans más complacientes en su propio sello, STYR, apareció A thousand leaves (1998), un disco con sonidos más vanguardistas y marcado por pasajes instrumentales que aún así siguen una línea pop. Claro ejemplo de esto es el single Sunday que estuvo acompañado de un vídeo-clip en el que aparece Macaulay Culkin. Es de resaltar la producción del sonido del disco y especialmente de las voces, claramente diferente a todos los discos anteriores, por lo que no suele ser citado como favorito entre los seguidores de la banda. Otros temas a destacar son Wildflower soul o Hits of sunshine, tema compuesto en tributo al poeta de la generación beat Allen Ginsberg.

El fin de siglo fue despedido por Sonic Youth con Goodbye, 20th Century (1999), un trabajo, que mezcla espantosas con interesantes piezas, en el cual versionaban a vanguardistas como John Cage, Christian Wolff, Pauline Oliveros o Steve Reich.

En julio de 1999, durante una gira en Orange, California, su camioneta fue robada por la noche con todas sus guitarras, amplificadores y demás aparatos. Obligados a comenzar de nuevo, grabaron su siguente disco, NYC Ghosts & Flowers (2000), en el que vuelven a mostrar reverencia a la generación beat, con Ginsberg y William Burroughs en primer término, en un recorrido irregular, con material de escasa trascendencia, bastante autocomplaciente y pretencioso sin ser consumado.

En el verano de 2002 publican Murray Street; la crítica habló de «el retorno de Sonic Youth», en parte revitalizados por la unión de Jim O’Rourke al grupo como miembro permanente. En él destacan piezas como The empty page, Karen revisited o la estupenda Rain on tin, convirtiendo en beldad la improvisación, el ruido y la experimentación.

Le sigue Sonic nurse (2004), en que se vuelve a exhibir la capacidad de Sonic Youth, con el despliegue de su imprevisible noise-art-rock, para crear un disco cautivador y rico en aspectos climáticos desde el primer tema, la fenomenal Pattern recognition, perturbadora pieza escrita por una Kim Gordon en plena forma, hasta el último, el antibélico Peace attack, en donde un flemático Thurston Moore recuerda a Neil Young, una de sus grandes inspiraciones, hecho perceptible también en Unmade bed, medio tiempo en el cual se aglutina la bella melodía y la extraordinaria capacidad atmosférica de la banda para crear envolventes texturas.

El sonido más abrasivo y enérgico de los jóvenes Sonic Youth se ha desvanecido un tanto para dar paso a una mayor madurez y una mayor accesibilidad en el tratamiento sonoro sin disipar su habitual intensidad, maestría en el ensuciamiento, improvisación y ruidismo instrumental, y su búsqueda experimental desde una orientación de mayor calado melódico y enfoque en la estructura de las canciones.

En 2006 se publica Rather ripped. Comparado con el resto de discos de Sonic Youth, este último presenta canciones más cortas, más melódicas y de estructura más convencional; si bien la vertiente más experimental del grupo queda ampliamente cubierta con la serie de EP experimentales SYR, de los que llevan editadas 8 referencias hasta la actualidad. Los Sonic Youth se evaden en esta etapa de madurez de su faceta primigenia más vanguardista-disonante para centrarse más en la escritura de canciones con estructuras y un sentido melódico más accesible para todos los públicos, no pervirtiendo en este estupendo trabajo las claves de su esencia sónica ni plegarse a condiciones que se desliguen en demasía de su concepto como talentosos e influyentes autores independientes de base noise-pop.

En julio de 2007 se publica una noticia que sorprende a fans y aficionados al grupo: se publicará en los meses posteriores un disco recopilatorio con el gigante Starbucks. La noticia provoca grandes discusiones de sus fans de los foros y comentarios de traición de un grupo tradicionalmente asociado a actitudes antisistema.

En 2008 anuncian su fichaje por la independiente Matador Records y la salida de un nuevo disco de estudio en 2009, The eternal. Sonic Youth despacha en The Eternal uno de sus discos más directos y abrasivos, reinventándose con un olfato innegable por melodías ruidosas y plagadas de texturas de corte experimental. Renovados con la llegada de Mark Ibold (Pavement) en el bajo, cuenta con una energía rock poderosa y corrosiva próxima al punk. Los temas son más cortos, al hueso, y se obvian las divagaciones atmosféricas y disonantes que venían desarrollando junto a Jim O’Rourke. Esto es reconocible en temas como en What we know, firmada por Lee Ranaldo y con voces de Kim Gordon, o Calming the snake y Sacred trickster. Manifiestan una voluntad clara de sacudirse y disfrutar el viaje, a través de cuadros rock psicodélicos e intensos, como en Antenna.

El recorrido es variado e incluye perlas como Walkin blue – otra vez de Ranaldo-, de guitarras brillantes como olas, con más de un guiño al shoegaze y al ambient pop (My Bloody Valentine, Ride). Este sentimiento prosigue con Massage the history, que cierra el disco de manera apaciguada y nostálgica, al principio, y, luego, con un clímax amplio, para alcanzar un estallido descontrolado, antes del final. The Eternal queda como el celebrado regreso de Sonic Youth a las ligas independientes, tras terminar 20 años de carrera en la multinacional Geffen. La banda retoma el camino del indie, justo donde lo había dejado hace 21 años.


Canciones recomendadas:

I dreamed I dream (Sonic Youth)

(She’s in a) bad mood, Confusion is next, The world looks red, Protect me you (Confusion is sex)

Kill yr idols, Brother James (Kill yr idols)

I'm insane, Death Valley' 69 (Bad moon rising)

Tom violence, Shadow of a doubt, Star power, Expressway to your skull (EVOL)

Schizophrenia, Catholic block, Pacific Coast highway, Cotton crown, White cross (Sister)

Teen age riot, Silver rocket, The sprawl, Cross the breezer, Total trash, Candle (Daydream nation)

Macbeth, Burnin' up, Addicted to love (Whitey album)

Dirty boots, Tunic (song for Karen), Mote, Disappearer (Goo)

100%, Theresa's sound world, Drunken butterfly, Youth against fascism, On the strip, Chapel Hill (Dirty)

Bull in the heather, Skink, Self-obsessed sexxed, Screaming skull, Sweet shine (Experimental jet set, trash and no star)

Becuz, Washing machine, Unwind, The diamond sea, Skip tracer 2 (Washing machine)

Sunday, Female mechanic now on duty, Hoarfrost, Hits of sunshine (A thousand leaves)

Free city rhymes, Nevermind (what was it anyway), NYC ghosts & flowers (NYC Ghosts and flowers)

The empty page, Rain on tin, Radical adults lick Godhead, Sympathy for the strawberry (Murray Street)

Pattern recognition, The dripping dream, Stones, New Hampshire, I love golden blue (Sonic nurse)

Reena, Incinerate, Jams run free, Turquoise boy, Lights out, The neutral, Pink stream (Rather ripped)

Sacred trickster, Anti-orgasm, Antenna, What we know, Walkin blue, Massage the history (The eternal)


Vídeos:

Para comenzar, un vídeo un tanto extraño de Protect me you, del álbum Confusion is sex:

Protect me you - Sonic Youth


Death Valley '69 en directo, del álbum Bad moon rising:

Death Valley '69 - Sonic Youth


Expressway to yr skull, en una actuación reciente, del álbum Evol:

Expressway to yr skull - Sonic Youth


Macbeth, de The whitey album del proyecto Ciccone Youth:

Macbeth - Ciccone Youth


Schizophrenia en directo, de Sister:

Schizophrenia (live) - Sonic Youth


Teen age riot, Silver rocket y The sprawl, de Daydream nation:

Teen age riot - Sonic Youth


Silver rocket - Sonic Youth
The sprawl - Sonic Youth Tunic (song for Karen) y Disappearer, de Goo: Tunic (song for Karen) - Sonic Youth Disappearer - Sonic Youth Youth against fascism y Theresa's sound world, de Dirty: Youth against fascism - Sonic Youth Theresa's sound world - Sonic Youth Bull in the heather, de Experimental jet set, trash and no star: Bull in the heather - Sonic Youth Washing machine y The diamond sea, de Washing machine: Washing machine - Sonic Youth The diamond sea - Sonic Youth Sunday, de A thousand leaves: Sunday - Sonic Youth Rain on tin en directo, de Murray Street: Rain on tin (live) - Sonic Youth Stones en directo y I love you golden blue, de Sonic nurse: Stones (live) - Sonic Youth I love you golden blue - Sonic Youth Incinerate, Jams run free y Pink stream, de Rather ripped: Incinerate - Sonic Youth Jams run free - Sonic Youth Pink stream - Sonic Youth Sacred trickster, What we know y Anti-orgasm, del último, The eternal: Sacred trickster - Sonic Youth What we know - Sonic Youth Anti-orgasm - Sonic Youth

3 comentarios:

Little dijo...

El grupo, sin embargo, estaba muy insatisfecha con la discográfica SST, debido a conflictos con los pagos y otros problemas administrativos

jojojojo entonces son sonic son valencianís???

pinxo dijo...

Una gran banda de larga carrera que, aunque con continuos altibajos, siempre han sorprendido. No te dejan nunca indiferente.

El Daydream Nation es uno de los mejores albums de los 80s y el rather ripped, aunque muchos lo consideren más calmado, es uno de los mejores discos del siglo XXI

Gran biografia de nuevo JL.

JL dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pinxo. Hasta Sister fue un grupo aspero, pero a partir de este album y Daydream nation se consolidaron con altibajos. Rather ripped es muy bueno, si señor.