martes, agosto 28, 2007

SAM ROBERTS

Sam Roberts es un cantautor de Point Claire, Quebec, que debutó en 2002 con The inhuman condition, convirtiéndose en uno de los cantantes con más ventas de la historia musical de Quebec y Canadá. Sus referencias más inmediatas son Bob Dylan, The Kinks, J.J. Cale, The Band, Hawkind, The Beatles y Neil Young, aunque también se le compara a Bruce Springsteen, Elvis Costello, Liam Gallagher, Paul Simon y Beck.

De padres sudafricanos, estudió en la Loyola High School y la Universidad McGill. A la edad de 4 años, se enamoró de un violín mientras escuchaba Oh Canada, un single que habían comprado sus padres, quienes le tuvieron que comprar un violín, dando clases de este instrumento hasta los 20 años, y con el que comparte sus momentos de soledad. A los 10 años, le compraron una guitarra, y a los 15 ya escribía canciones.

Roberts formó la banda William en 1993, denominada Northstar desde 1996. Aunque la banda tuvo cierto éxito en los círculos independientes, no pudo pasar de tener audiencia nacional, y se disolvió en 1998. Uno de sus componentes, George Donoso, consiguió notoriedad con su grupo The Dears en los circuitos indie rock, pero llegar a lo mismo le costó a Sam le costó un esfuerzo de varios años más.

Después de la disolución de Northstar, Roberts grabó Brother down en su casa. En 2001, Roberts publicó un Ep de seis canciones, The inhuman condition, en MapleMusic Recordings. Al principio sus ventas fueron escasas, pero en el verano de 2002, su primer single, Brother down, se había convertido en el mayor hit canadiense del año, y el siguiente, Don't walk away Eileen, le siguió el ejemplo con rapidez.

Roberts firmó con Universal Music, publicando su primer album We were born in a flame en 2004. De él se extrajeron los singles Where have all the good people gone? y Hard road, teniendo ambos gran éxito, principalmente en Canadá. El album, que destaca por su poderoso pop de contornos suaves y brillantes, está lleno de canciones sobre el amor, la fe, la compasión, la lucha y la trascendencia, y en el disco aparecía su ahora ya famosa declaración acerca de que él moriría por el rock’n’roll.

El segundo album de la banda, Chemical City, fue publicado en abril de 2006 en Canadá. Su primer single fue The gate, que rápidamente alcanzó el número 1 en los charts de rock de la radio del país. En este album, destacan las hechuras clásicas con una producción más rica que la de su anterior trabajo, con una buena combinación de guitarras, órgano y la voz de Roberts, rico en arreglos y acompañado de letras que van desde la canción protesta a baladas.

"¿Quién dijo que una canción no puede salvar tu vida?", se pregunta Sam Roberts en Uprising down under, un elegíaco corte de Chemical City. "Quien fuera que lo dijera, te estaba engañando".

La banda de Sam para el disco la forman Dave Nugent (guitarra solista), Eric Fares (teclados), James Hall (bajista), Billy Anthopoulos (batería) y Garth Hudson (teclados). El disco se grabó en una vieja iglesia presbiteriana de Nueva Gales del Sur en Australia, completándose más tarde en Montreal, con el batería Josh Trager.

La mayoría de las canciones de Chemical City transmite una energía contagiosa: Uprising down under (con la colaboración de Matt Mays, estrella del indie canadiense y también viejo amigo de Roberts) y The Resistance (con su preciosa frase: "We danced while the city slept") son eufóricas. Otras canciones, como la más acústica Bridge to nowhere o el psycho-pop de Mystified, heavy se refieren a cuestiones más existenciales. Y el contraste es deliberado.

Roberts vuelve a explicarse: "En este disco quería explorar tanto las profundidades más oscuras como los momentos más alegres de la experiencia. La tensión entre esos dos extremos es lo que más me atrae del rock’n’roll y lo que da fuerza a mis canciones favoritas".

Entre todo esto, algunas canciones tratan lo que Roberts califica como "cuestiones diarias", coronadas siempre por un rico envoltorio metafórico. La hipnótica Mind flood trata sobre el proceso creativo. Y dice: "Grey skies, the waters rise, blue skies, the river dries". Y la emocionante An American Draft Dodger in Thunder Bay pinta el retrato de un objetor de conciencia durante la guerra de Vietnam, que podría trasladarse fácilmente a la guerra de Iraq. "Precisamente sobre eso va la canción. A Canadá está llegando mucha gente desde los Estados Unidos. Simplemente, no les gusta cómo está siendo gobernado su país".

Pero donde Chemical City es más ambicioso es en su aspecto "fantástico". Desde la ilustración de la portada (de Ken Dewar) hasta canciones como The Gate, primer single del disco y que habla de un futuro en el que el mundo (un "imperio que se ha desvanecido") estará poblado sólo por santos y por pervertidos pecadores, o The Bootleg Saint, llena de personajes que habitan una ciudad-estado.

Roberts admite que algunas de sus novelas favoritas, incluyendo Dr. Bloodmoney de Philip K. Dick o The sheep look up de John Brunner, son una inspiración evidente para estas canciones. "La mayoría de la ciencia ficción no es más que una representación fragmentada de nuestro mundo. En realidad, no es para nada tan fantástica como parece", apunta Roberts.


Canciones recomendadas:

Hard road, Where have all the good people gone?, Brother down, Higher learning, Dead end, The Canadian dream, Rarefied, Don't walk away Eileen, No sleep (We were born in a flame)
The gate, Bridge to nowhere, With a bullet, Mind flood, Uprising down under, Mistified, heavy, The bootleg saint, American draft dodger in T.B., The resistance (Chemical city)

Estas son algunas de las muestras de la música de Sam Roberts. Su clásico Brother down, publicado en su primer album; y del segundo album, el single The gate, canción guitarrera; y una canción que lleva camino de ser un clásico, ya que se han hecho un montón de versiones desde su publicación, Bridge to nowhere:

Brother down - Sam Roberts

The Gate - Sam Roberts

Bridge to nowhere - Sam Roberts

Y aquí tenéis enlazados otras canciones de Roberts. Hard road y Where have all good people gone? del album We were born in a flame; y Mind flood y Uprising down under del album Chemical city:

Hard road

Where have all good people gone?

Mind flood

Uprising down under

1 comentario:

iReNoLuS dijo...

Me encanta Sam Roberts!

Hard Road es una de mis favoritas.

Les estuve viendo este verano en Zaragoza y estuvieron geniales, uno de los mejores conciertos a los que he ido... Hicieron una extensión de Mind Flood estupenda la verdad, y tocaron gratis! que mas se puede decir! :-D

Bueno, estaba buscando unas fotos de los Kinks y me he topado con esta foto de tu blog, jajaja.
yo tambien tengo, por si te quieres pasar, hice una critica del concierto de S.R. y la subi.

Un beso,

[iRe]