miércoles, abril 29, 2009

DIRE STRAITS


Uno de los nombres más populares del rock de los años 80 fue Dire Straits, un conjunto liderado por el talentoso cantante, guitarrista y compositor Mark Knopfler, cuyas esencias básicas provenían de su adoración por la escritura de Bob Dylan y su heterogénea vinculación al rock’n’roll clásico y al rock enraizado en el blues más pulido, con dejes de Eric Clapton, Lonnie Johnson o J. J. Cale.

Los Dire Straits surgieron a finales de los años 70 en Inglaterra. Estaban liderados por el vocalista y guitarra líder Mark Freuder Knopfler, un ex profesor y crítico de rock que había nacido el 12 de agosto de 1949 en Glasgow, la capital de Escocia. A su lado estaba su hermano menor, el guitarra rítmico David Knopfler (nacido en 1952), el bajista John Illsley y el batería Pick Withers. Mark y David eran hijos de Louisa Mary Knopfler y del arquitecto Erwin Knopfler, un húngaro de religión judía que había emigrado a Escocia en época de los nazis.

Cuando Mark y David todavían eran unos niños, la familia Knopfler abandonaría Glasgow para marcharse a Newclastle, Inglaterra. Ambos comenzaron a interesarse por la música rock, con Mark escuchando a gente como Hank Marvin de los Shadows, Lonnie Johnson, Robert Johnson, B. B. King o Scotty Moore, el guitarrista de Elvis Presley.

A los quince años grabaría su primera demo en Londres, la cual al final no vio finalmente la luz en vinilo. La canción era Summer’s coming my way. Su melomanía la compaginaba con sus estudios de lengua y literatura inglesa en la Universidad de Leeds. Allí, a finales de los años 60, comenzó a escribir artículos de rock en el Yorkshire Evening Post y conoció a Steve Picketts, con quien formó un dúo al que llamaron The Doulian String Pickers.

Después de graduarse en Leeds a comienzos de los años 70, Mark fue lector del Loughton College de Essex. A finales de los años 70 viajó hasta Londres para residir en un apartamento junto a su hermano David y el amigo de éste, John Illsley. En la capital británica, tras leer un anuncio en el Melody Maker, se unía a una banda de pub-rock llamada Brewer’s Droop. En esta banda conocería al batería Pick Withers. Tras la grabación del álbum Booze Brothers, la banda se disolvió, Pick volvió a trabajar como batería de estudio para otros músicos, y Mark, cuya mayor inspiración como compositor eran Bob Dylan, J. J. Cale y las leyendas del blues, como Robert Johnson, volvió a dedicarse a la docencia durante un tiempo.

En 1977, Mark fundó un nuevo conjunto junto a David llamado Café Racers, nombre derivado de un tipo de motocicletas, en el cual llegó a integrarse John Illsley como bajista. Mark entonces llamó a Pick Withers para conformar el cuarteto definitivo, que comenzó a tocar en pubs y fiestas universitarias. En una etapa en que reinaba el punk rock, ellos tenían un sonido distinto, casi rock and roll a la antigua usanza. En sus inicios, Mark Knopfler (el líder de la banda) pedía a gerentes de los pubs que les dejasen actuar, de forma que la música sonase de fondo, permitiendo a la gente hablar. Eran épocas difíciles y de penurias (dire strait situation –situación desesperada-) de ahí proviene el nombre.

Su primer concierto importante fue como teloneros de Squeeze. La banda, tras una sugerencia de un amigo de Withers que veía al conjunto con pocos recursos económicos, cambiaría su nombre al de Dire Straits, grupo que grabaría sus primeras demos en el mes de julio del 77, entre las cuales se hallaba el tema Sultans of swing.

Estas demos fueron a parar a manos del discjockey Charlie Gillet. Su música, con la guitarra Fender Stratocaster de Knopfler dominando la sonoridad, llegó a oídos de Ed Bicknell, quien ficharía al grupo para el sello Phonogram al mismo tiempo que se convertía en su mánager. Lo primero que hizo fue conseguirles una plaza de teloneros de los Talking Heads.

Poco después grababan su primer álbum, Dire Straits (1978), un disco que contaba con la producción de Muff Winwood, hermano de Steve Winwood y antiguo miembro de Spencer Davis Group. El álbum cosechó un excelente recibimiento crítico tras su presentación con el sencillo Sultans of swing, todo un clásico de su repertorio, basado en el rock de claves evocativas y atmosféricas, vocalidad dylaniana, base blues y alguna reminiscencia country.
Otros temas importantes del disco son Down to the waterline, Water of love, Wild west love o Setting me up.

El año siguiente apareció en las tiendas Communiqué (1979), un álbum producido por Jerry Wexler, el antiguo miembro de los Lovin’ Spoonful, y Barry Beckett, teclista en vivo de Traffic. El álbum, bastante infravalorado, es otra estupenda colección de canciones de poso literario y rock de sentimiento blues y que contenía grandes temas como Lady writer, Portobello Belle, News o Angel of mercy. Repiten el sonido del primer álbum pero expandiéndolo con el empleo de teclados interpretados por Bobby Bear. El mismo año de la grabación de Communiqué, Mark colaboró con su ídolo Dylan en el álbum de este último, Slow train coming.

Tras Communiqué, David Knopfler dejaría el grupo para dar inicio a una carrera en solitario. Sin David grabarían Making movies (1980) un fenomenal trabajo co-producido entre Mark y Jimmy Iovine, quien había trabajado como ingeniero de Bruce Springsteen y productor de Tom Petty, con la colaboración a los teclados de Roy Bittan (de la banda de Bruce Springsteen), y que marcó un cambio hacia unos arreglos y una producción más elaborados, tendencia que se mantendría a lo largo de la carrera de la banda. Con cortes como Tunnel of love o Romeo and Juliet, los Dire Straits maduraban su capacidad para crear piezas épicas llenas de lirismo excelentemente ejecutadas, tanto de manera vocal como instrumental. Otros cortes de este gran disco son Expresso love, Hand in hand o Solid rock.

En 1980 Knopfler colaboraría con otra de sus influencias, Phyl Lynott, tocando la guitarra en su disco en solitario Solo in Soho. Para sustituir de manera oficial a David se incorporaría al grupo el guitarrista Hal Lindes. Al mismo tiempo se añadió al teclista Alan Clark, quien, junto a Lindes participó en la creación de Love over gold (1982), el primer disco producido en solitario por el propio Mark Knopfler, con sólo 5 canciones de larga duración.

En Telegraph Road, la canción más larga del disco, con más de 14 minutos, sale a relucir todo el genio de Knopfler, en ella se cuenta la historia de un lugar desde la llegada de un primer hombre por un camino, y de como éste encuentra el lugar propicio y decide hacerlo su hogar. La historia continúa, el lugar va creciendo con la llegada de más gente, y el pequeño camino, termina convirtiéndose en una autopista, bordeada por postes que llevan los cables de telégrafo, y pasa a ser entrada y salida de lo que es ya una gran ciudad. Así se van recreando músicalmente todo un devenir de acontecimientos que desembocan en los quizá demasiado familiares para muchos en la sociedad contemporánea atascos a hora punta, paro o letras de hipoteca, estableciendo una comparativa entre la libertad de los pájaros que están sobre los cables de telégrafo, que en cualquier momento pueden echar a volar y alejarse sin más hacia cualquier otro lugar, y las personas que se ven atrapadas en un sistema en el que el individuo cuenta, desgraciadamente, más bien poco. Toda la acción se va desarrollando dentro de una atmósfera musical perfectamente ajustada a lo que se va contando. La canción termina en una aunténtica explosión instrumental con la guitarra de Knopfler como solista.

También se encuentran en este disco otras canciones destacables como la bellísima Private investigations o la propia Love over gold. Las canciones se propagaban ahora en extensión convirtiéndolas en piezas de corte cuasi progresivo y carácter épico. El álbum llegó al número 1 en las listas de Reino Unido, consiguiendo también importantes resultados comerciales en el difícil mercado de Estados Unidos. Después de este álbum, Pick Withers dejaría su puesto en las baquetas a Terry Williams, quien había tocado con Man, Nick Lowe o J. J. Cale, y últimamente lo hacía en la banda de Dave Edmunds, Rockpile. Este cambio hizo volver a sus orígenes de pub-band británica (al igual que lo era Rockpile); con un sonido más sencillo y desenfadado, frente al rock complejo de sus últimos trabajos. El resultado fue un EP con tres canciones bailables, titulado Extended dance, que incluiría los conocidos temas Twisting by the pool, un estupendo y bailable homenaje al rock’n’roll, el surf y el dwo woop, y Two young lovers.

Colaboró con su guitarra en discos de Phil Everly, de los Everly Brothers, Chet Atkins, Brian Ferry, Scott Walker o Van Morrison, le produjo discos a Lynott, Bob Dylan (Infidels) o Tina Turner, a quien le escribió el hit Private dancer. En 1984 apareció el disco en vivo de los Dire Straits, el estimable Alchemy, en el que se recogen casi todos los mejores temas de la banda y el inolvidable Going home de la película Local hero (1983), cuya banda sonora fue publicada como trabajo en solitario de Mark Knopfler. También firmaría en solitario en estos años las bandas sonoras de Comfort & Joy y Cal (1984), donde conocería al teclista Guy Fletcher.

Brothers in arms (1985), co-producido por Neil Dorfsman, supuso su consagración como una de las bandas más notorias y comerciales del momento. Temas claves para este éxito, excepcionalmente bien construidos y con un cariz más mainstream que en previas grabaciones lo que provocó su fácil expansión por las ondas FM en todo el mundo, fueron la balada homónima, So far away, Walk of life o Money for nothing, tema escrito al alimón por Knopfler y Sting (quien también aporta voces) que estaba dominado por un inolvidable riff guitarrero, y el propio Brothers in arms, canción que trata del horror de la guerra con un fondo musical que hace aun más estremecedora a la letra si cabe.

Ayudó al gran éxito de este disco, Brothers in arms, el hecho de que fue uno de los primeros trabajos grabado digitalmente en su totalidad y que estuvo disponible en el novedoso (en aquel momento) formato Compact Disc. Esto tuvo el efecto colateral de hacerlo uno de los álbumes más vendidos entre los consumidores partidarios de esta nueva tecnología. Asimismo, el nuevo formato era un excelente escaparate para una meticulosa producción de Knopfler de sus primeros álbumes, lo que llevó a muchos seguidores a volver a comprar los anteriores trabajos. En parte como resultado de esto (y de una exitosa aparición en el concierto de celebración del 70 aniversario de Nelson Mandela), Dire Straits fue la banda con mayores ventas en el mundo a mediados de los años 80.

La gira mundial que siguió al álbum en 1985-86 fue un auténtico éxito, incluyendo una aparición en Live Aid el 13 de Julio de 1985, con Sting como vocalista invitado. La gira finalizó en el Entertainment Centre de Sydney, Australia, donde Dire Straits todavía mantiene el récord de apariciones consecutivas (21 noches), la última de las cuales es conocida por su versión calypso de So far away y una improvisación de la canción folk australiana Waltzing Matilda. En un período de dos años, Dire Straits tocó en 247 conciertos en más de 100 ciudades diferentes.

En los siguientes seis años tuvieron un largo periodo de inactividad, donde los distintos miembros de la banda continuaron con sus trabajos en solitario. Tan sólo rompieron el silencio con la publicación del recopilatorio Money for nothing (1988) y con la exitosa aparición en el concierto de celebración del 70 aniversario de Nelson Mandela junto a Eric Clapton (Wembley Stadium, Londres, junio de 1988).

Al año siguiente volvió con Dire Straits, grabando el esperado On every street (1991), un variado disco con cortes como The bug, On every street o la excelente Heavy fuel que puso punto y final a la trayectoria como banda en grabaciones de estudio. El álbum fue recibido con división de opiniones y un éxito moderado. La gira de 1991-92 (inicialmente planificada para 300 conciertos hasta bien entrado el 93) que siguió a On every street no tuvo tanto éxito como la anterior de 1985-86. El último concierto de Dire Straits tuvo lugar el 9 de octubre de 1992 ante unas 40.000 personas en el Estadio de la Romareda de Zaragoza . Años después aparecerían los directos On the night (1993) y Live at the BBC (1995), un disco que recogía primeras grabaciones del grupo.

Finalmente, en 1995, la banda anunció su disolución. Mark Knopfler se concentraría en proyectos en solitario y bandas sonoras para películas; muchas de ellas, en colaboración con el teclista de Dire Straits, Guy Fletcher. El bajista John Illsley, el único miembro junto a Mark Knopfler que se había mantenido desde los inicios, pasó a dedicarse por completo a la pintura. Otros antiguos miembros continuaron sus carreras musicales, como David Knopfler o el batería Pick Whiters, que pasó a trabajar en bandas de jazz.

Canciones recomendadas:

Down to the waterline, In the gallery, Setting me up, Six blade knife, Sultans of swing, Water of love (Dire Straits)

Angel of mercy, Communique, Lady writer, Once upon a time in the West, Single-handed sailor, Where do you think you're going (Communique)

Expresso love, Romeo and Juliet, Solid rock, Tunnel of love, Skateaway (Making movies)

Industrial disease, Love over gold, Telegraph road, Private investigations (Love over gold)

Brothers in arms, Money for nothing, So far away, Walk of life, Why worry, Your latest trick (Brothers in arms)

On every street, The bug, You and your friend, Heavy fuel, Ticket to heaven, Planet of New Orleans (On every street)

Twisting by the pool (Sultans of swing: The best of Dire Straits)

Videos:

La gran Sultans of swing en versión televisiva, y Six blade knife en directo, de su primer trabajo Dire Straits:

Sultans of swing - Dire Straits


Six blade knife - Dire Straits


Lady writer y Once upon a time in the West, de Communique:

Lady writer (live) - Dire Straits


Once upon a time in the West - Dire Straits


Solid rock, con un acompañante de lujo a la guitarra como el mismísimo Eric Clapton, Tunnel of love y Romeo and Juliet, de Making movies:

Solid rock (live) - Dire Straits


Tunnel of love - Dire Straits


Romeo and Juliet - Dire Straits


Telegraph road, Love over gold, y la fabulosa Private investigations en directo, de Love over gold:

Telegraph road - Dire Straits


Love over gold - Dire Straits


Private investigations (live) - Dire Straits


So far away, Brothers in arms, en una versión acústica con imágenes de la Guerra de las Malvinas, y Your latest trick en directo, de Brothers in arms:

So far away (live) - Dire Straits


Brothers in arms - Dire Straits


Your latest trick (live) - Dire Straits


Planet of New Orleans, You and your friend y The bug, todas en directo, de On every streets:

Planet of New Orleans (live) - Dire Straits


You and your friend (live) - Dire Straits


The bug (live) - Dire Straits

6 comentarios:

Pkdor dijo...

Joder, cuántos recuerdos buperos me han venido a la mente leyendo esto de Dire Straits

Little dijo...

Que mal le ha sentado el tiempo a los Knopfler. Ahora ya nadie ni se acuerda de lo que eran (e inclusive de que existieron).

pinxo dijo...

Eran de los grupos con mayor calidad sonora que acompañaban siempre de una cuidada producción.

Sobre ellos siempre he oido decir que las letras eran un poco moñas y sin contenido. Nunca he sabido si esas afirmaciones eran ciertas ó simplemente un bulo

Saludos.

JL dijo...

Un virtuoso de la guitarra el señor Knopfler, Mark. Es un gustazo escuchar sus famosos punteos. Tras la disolución de los Dire Straits americanizó su música (¡atención, little!) a base de country y blues. Esta será la historia de la semana que viene.

Rayador dijo...

Bueno JL, tremendo... esa guitarrita impresionante... y la verdad es que su parte en solo no está nada mal... el clásico del Local Hero acompañaba muy bien a la peli homónima... un grande, pero quizás como dice Little, un poco olvidado... Buena elección JL

Rayador dijo...

Bueno JL, tremendo... esa guitarrita impresionante... y la verdad es que su parte en solo no está nada mal... el clásico del Local Hero acompañaba muy bien a la peli homónima... un grande, pero quizás como dice Little, un poco olvidado... Buena elección JL