viernes, diciembre 10, 2010

Versos katánicos 23: Los Real Madrid-València CF

Mucho se habló la semana pasada del clásico Barça-Madrid, pero más clásico es todavía el atraco en el Bernabeu al que se somete año sí, año también, al València CF en su visita a dicho estadio. El poeta katánico ya está harto de las flojeras estomacales de los trencillas de turno, del abrigo institucional a dichas actuaciones y del tratamiento mediático edulcorante ante el poder blanco, pero intolerable ante las quejas valencianistas, y si no, como muestra un botón:

España se paraliza con el clásico,
Como si se esnifase con plástico,
más clásico es el Madrid-Valencia,
atracos mil rayando la indecencia.

Por si faltara el apoyo institucional,
Subsidiariamente el cuarteto arbitral,
Si los blancos sufren en el terreno,
Comienza su orgía de desenfreno.

Teledirigidos desde altas instancias,
Nos chulean hasta con arrogancias,
increíble como arbitran con descaro,
merecen, no la nevera, sino el paro.

Ilustres como Pino, Tristante Oliva,
el Chori Lasa, provocaron lavativa,
Descompensan adrede la balanza,
Como la barriga de Sancho Panza.

Ya son muchos años de chorizadas,
De chulerías, burlas y mariconadas,
Más enroscadas que los solenoides,
Se nos ponen hasta las hemorroides.

Los medios nacionales enmascaran,
Como si a la inteligencia vacilaran,
En emisiones supuestas imparciales,
Su equidad navega en aguas fecales.

Para escenificar tamaña pantomima,
Que vayan con el cuento a su prima,
Lo cierto es que el atropello motiva,
Y nos provoca una actitud agresiva.

Se nos dirá que somos unos quejicas,
Mientras se les escapan unas risicas,
En Madrid se nos tildará de llorones,
Sépanlo, acabamos hasta los cojones.