viernes, enero 04, 2008

FEBRER

Fue mi hermano Antonio quien me inoculó el virus de la valencianitis allá por el 70, cuando me llevaba a ver partidos del Mestalla y el Levante. Precisamente, un jugador que vistió las dos camisetas, aunque de colores diferentes, era el portero FEBRER.

Casi siempre vestía indumentaria oscura, de porte espigado, con la velocidad felina de una mantis religiosa, y con cara de bonachón, me recordaba a mi admirado Mortadelo. Sólo le faltaba cambiar de disfraz a velocidad del rayo en medio del césped. Era un portero sobrio, estilo Iríbar, al que no le faltaban reflejos.

Con él, el Mestalla subió y jugó en 2ª, y con el Levante logró lo mismo. Con el Salamanca llegó a subir a Primera, aunque era más suplente de Aguinaga, que titular. Todo un trotamundos que, a pesar de todo, no llegó a jugar con el primer equipo del València CF, porque siempre se le cruzó alguno como Cota o Balaguer. Sería buen portero de un club de 2ª, pero quizá no daba el perfil para 1ª. Nos quedamos con la duda.

Foto: Anuario Dinámico