miércoles, junio 06, 2007

LOS EX-KRAFTWERK

Wolfgang Flür y Karl Bartos fueron componentes de los Kraftwerk durante las décadas de los 70 y 80's. Dejaron el grupo porque se sentían robots, con un trabajo diario cada vez más metódico y mecanizado, y en la que tenían muy poco que ver en las decisiones del grupo, ya que no se hacía nada sin la autorización de Ralf Hütter y Florian Schneider. Se sentían cada vez más encorsetados, y probaron sus propios proyectos musicales.

Flür, en su libro autobiográfico, da muchos detalles sobre este deterioro en las relaciones, como el de la bicimanía de Hütter cuando grabaron Tour de France, que los obligó a todos aprender a pedalear para confeccionar el video promocional.


WOLFGANG FLÜR

Wolfgang Flür (1947) fue miembro de Kraftwerk entre 1973 y 1987, tocando la batería electrónica, y ayudando mucho en el equipamiento del escenario del grupo en los estudios Kling Klang de Düsseldorf.

Anteriormente había tocado en una banda acústica de batería convencional de Düsseldorf, llamada band The Spirits of Sound (otro miembro de la banda era el guitarrista Michael Rother, quien también tocó con Kraftwerk unos meses en 1971, y antes formó parte de Neu!, con el entonces batería de Kraftwerk, Klaus Dinger).

Flür es ahora el miembro fundador de Yamo, que publicó el album Time Pie en 1997, producido en colaboración con Mouse on Mars. La siguiente publicación de Flür fue el single y remix I was a robot, que alcanzó el número 6 en los charts de Alemania. Se anunciaron colaboraciones con Pizzicato 5, y Der Plan, miembro fundador de Pyrolator, y la letra de la canción Greed, que está en la autobiografía de Flür, pero este material permanece sin publicar.
Yamo fue fundado en 1992, con el trasfondo de la Guerra de Bosnia. La canción Little Child se desarrolló como primer trabajo suyo, con artistas del área de Rhineland, con los que trabajó tras su marcha de Kraftwerk. El nombre Jamo provenía de las iniciales de la cantante del grupo entonces, Nina Moers. Más tarde cambió la letra inicial del nombre, porque coincidía con el de un locutor de la compañía.

Yamo no es una banda convencional, es una plataforma con artistas con los que Flür le gusta trabajar. Es un proyecto donde Flür se ve a sí mismo como productor y descubridor de varios artistas de diferentes géneros.

Después de Time Pie, compuso e hizo arreglos musicales con su compañero Stefan Lindlahr en su estudio. También han colaborado con él la cantante Nina Deli (Mylo) y Miriam Suarez (A solas sin mí), con el electro-dúo Manfred Hermann y Jon Kaiser (Tanga) de Berlín, Giorgio Li Calzi (Tech Set) de Milán, junto a Michael Mertens y Susanne Freitag (de Propaganda) de Düsseldorf y Hastings UK.

Flür también escribió una autobiografía, publicada en 2000, llamada I Was a Robot, mostrando las interioridades de los trabajos de Kraftwerk desde sus comienzos. Este libro encontró hostilidad y litigios de sus excolegas de Kraftwerk, Ralf Hütter y Florian Schneider. La edición original de Hannibal Verlag fue pronto retirada, pero después de esta prohibición, fue vuelto a publicar en inglés y japonés, eliminando un par de fotos embarazosas de Schneider y Emil Schult, y renombrando ciertas secciones.

Por ejemplo, Flür reclama que la composición Metal on Metal fue idea suya; la idea fue probablemente de Hütter, y la debió hacer suya cuando oyó a Flür golpeando material de construcción. Sin embargo, el mayor de los desacuerdos se centró en la grabación de la canción Autobahn, y este punto se decidió a favor de Flür: la Corte alemana encontró probado que Flür tocó la batería en el album Autobahn. Es extraño que Hütter y Schneider pasasen a la ofensiva con esta reclamación, ya que Flür aparecía en los créditos en el album, y aparecía una foto de su batería en el escenario.

Hoy en día, Flür es feliz por haber encontrado su propia forma musical. Wolfgang se ha convertido en presentador y narador. Todavía ama los viejos sintetizadores, y los modernos trabajos con vocoder de su compañero Stefan, con diversos efectos y muchas horas de ordenador, quizá trabajando en un próximo trabajo de Yamo como dúo de productores.

Canciones recomendadas:

Mosquito, Stereomatic, Guiding ray, Speechdancer (Time pie)
Cover girl, I was a robot

Os dejo un video curioso, en que Flür explica cómo se evolucionó de The Model de Kraftwerk a su Cover girl:

Cover girl - Wolfgang Flür


KARL BARTOS

Fue parte muy importante de Kraftwerk en la elaboración de temas de la talla de Radioactivity, Trans Europe Express, The Man Machine, Computer World, Tour de France, Electric Café y The Mix. Pero después de mucho meditarlo Karl Bartos abandonó Kraftwerk muy probablemente porque se cansó de la minuciosidad con la que trabajaba el mítico grupo de Düsseldorf.

Fue entonces cuando en 1992 formó Elektric Music con Lothar Manteuffel (antiguo miembro de Rheingold), con colaboraciones de Andy McCluskey de OMD, con un sonido muy similar al de Krafwerk, publicando el disco Esperanto, con el que intentó insuflar una nueva dimensión al techno pop.

Más tarde, Manteuffel deja el dúo, y Bartos continúa en solitario como Electric Music, publicando el album Electric Music, bastante más áspero, con mucho menos teclado y más profusión de guitarras que el primero.

También se arrimó a otras cooperaciones sonadas con Electronic (Bernard SumnerNew Order-, y Johnny MarrThe Smiths-), en su album Raise the pressure, Information Society, The Mobile Homes o el album Universal de Orchestral Manoeuvres in the Dark.

Sorprendentemente apareció como DJ en el Festival Kickzone de Köln, y obtuvo excelentes críticas, haciendo girar una mezcla de clásicos de música electrónica con sonidos artísticos.

Posteriormente hizo tours con conciertos en Centro-Europa, Escandinavia, Rusia y Estados Unidos, combinando el clásico sonido de Kraftwerk con su propia aproximación electrónica.
Los fans acérrimos de Kraftwerk, le reprochan su abuso del vocoder para rememorar los mejores tiempos del techno-pop, tal y como quedó demostrado en Communication (2003) en el que cuenta con la inestimable ayuda de otro amante del sonido vintage, Anthony Rother, un álbum para la electrónica de alguien que se puede permitir publicar sin recurrir a etiquetas musicales.

En el album, Bartos, a lo largo de diez temas revitaliza la fórmula del vocoder (aunque a veces abusa de ella) como elemento preponderante en su música. Será por eso que I´m the message, el primer single del álbum, y su video, lo muestran como un fiel exponente de la tradición teutona por el uso de las máquinas, donde las percusiones, los puentes entre los estribillos y los teclados, que sobrevuelan como olas, hacen inevitables las comparaciones con su antigua banda, que ya quedó lejos y en el tiempo.

Mientras que The camera, Reality o Cyberspace representan canciones simples de sensibilidad valorada, 15 minutes of fame, Electronic Apeman o Life realzan la apuesta por la canción con máquinas al estilo New Order (¿vestigios de la colaboración de Bartos con Bernie Sumner?).

Alternando sus incursiones musicales con sus clases en la universidad alemana, Karl Bartos va más allá de la creación sonora y ya hace tiempo decidió buscar un discurso de art media, como artista e investigador sonoro y visual.

Ahora, en su faceta de productor y DJ, Bartos influye y se deja influir por el hip-hop o el sonido Detroit con una naturalidad que lo convierten en uno de los compositores más "citados" musicalmente del momento.

Canciones recomendadas:

TV, Show business, Kissing the machine, Lifestyle, Crosstalk, Information, Esperanto, Overdrive (Esperanto)
The young urban professional
, Call on me, Only a dream (Electric Music)
The camera, I'm the message, 15 minutes of fame, Reality, Electronic apeman, Cyberspace (Communication)
TV - Elektric Music

I'm the message-Karl Bartos

Los mp3 que enlazo corresponden a dos canciones del excelente Esperanto, de Elektric Music, el primer proyecto de Karl Bartos, otras dos de Communication, el último del mismo, y una de Yamo, el grupo fundado por Wolfgang Flür:

3 comentarios:

www.checheche.net dijo...

Fijo que todos esos güeletes debe pasárselo bomba con la play station del nieto.... :P:P:P

Little

JL dijo...

Con la Play, no sé. Pero mejor que no se dediquen a darle a la Wii, que ya hay varios casos de baja laboral por jugar a tenis con el bicho ese.

Poco podían imaginar que su Computer world de principios de los 80 se viese hecho realidad tantos años después. No podemos vivir sin ellas.

chorbyradio dijo...

Nunca me cansaré de repetir que Bartos fue una pieza mucho más importante que lo que la gente piensa en Kraftwerk.
De hecho, está en los álbumens fundamentales del grupo y de la historia de la electrónica, que no está nada mal, y además forma parte en la composición de muchos temas del grupo.
Mi opinión personal es que Karl insuflaba al grupo ese equilibrio perfecto entre la parte más "comercial" de su parte con la parte más electrónica áspera y clásica de Ralf y Florian, consiguiendo ese equilibrio perfecto.
Saludos eléctricos.