miércoles, agosto 10, 2011

KATE BUSH

Kate Bush (Catherine Bush, Bexleyheath, Kent, Gran Londres, 1958) es una cantante, compositora y productora con una voz expresiva, capaz de alcanzar un rango de cuatro octavas, y un estilo productivo ecléctico y meticulosamente musical. Debutó en 1978 con el single Wuthering heights, que fue número 1 en las listas musicales británicas durante cuatro semanas.

Catherine Bush nació en el seno de una familia de clase media (su padre era médico y pianista, y su madre era bailarina de folk). Pasó los años de su niñez en St. Joseph's Convent School, donde estudió violín y piano. Tras comenzar a escribir canciones con sólo 11 años, a los 16 fue descubierta por David Gilmour de Pink Floyd, quien quedó asombrado con el talento de la joven Cathy. Logró entonces, por mediación de Gilmour, grabar algunas de sus canciones producidas por Andy Powell, de manera que pronto la discográfica EMI se interesó por sus composiciones. Sin embargo, una vez Cathy, desde ahora Kate, firmó contrato con la discográfica, no se sumergió directamente en la grabación de su primer trabajo: durante tres años recibió clases de mimo, danza y canto, de manera que pudo desarrollar con creces sus aptitudes y lograr un conocimiento musical profundo.

Como parte de su preparación para entrar en el estudio, Bush estuvo tocando en varios pubs con el grupo KT Bush Band. Sin embargo, para su primer trabajo se le persuadió de que se rodease de músicos de sesión establecidos. Su hermano Paddy tocaba armónica y mandolina, y en álbumes posteriores lo haría con la balalaika y el didgeridoo. Stuart Elliott tocó la batería y se convertiría en el percusionista principal de los siguientes álbumes.

Cuando contaba con 19 años, Kate se embarcó en la difícil tarea de registrar sus canciones en el que sería su primer álbum, lanzado en 1978. The kick inside supuso una propuesta alternativa en un momento en el que el mundo parecía vacilar entre la agitación punk y el disco-pop más descarado. Ciertamente, algunas de las canciones de The kick inside pueden llegar a resultar "difíciles" al escucharlas por primera vez. Combina baladas románticas con aires de rock psicodélico, folk y reggae. Canciones como la jubilosa Kite, la fantasmal Moving o Man with the child in his eyes (número 6 en Inglaterra), podrían considerarse algunos de los momentos más significativos del disco, en el cual la particular voz de Kate se apoya en una producción que combina pianos, violines y guitarras psicodélicas.

Si una canción puede representar significativamente el éxito inesperado de Kate Bush quizás sea el single Wuthering heights. El tema, inspirado en la trágica historia de amor de Cathy y Heathcliff de Cumbres borrascosas, se convirtió en uno de los singles más exitosos en las listas musicales europeas, llegando a alcanzar el número 1 de la lista de singles británica durante varias semanas. Nunca más Kate Bush llegaría tan alto en las listas musicales. El videoclip lanzado para la promoción muestra a una jovencísima Kate Bush caracterizada como un espectro que danza atormentado en un paisaje de niebla. EMI originalmente deseaba que su primer single fuese la más rockera James and the cold gun, pero Bush se empecinó en que debía ser Wuthering heights.

Unos meses después del éxito de The kick inside salió a la venta su segundo trabajo. Lionheart presentaba en la portada a una Kate Bush disfrazada de león en una postura a medio camino entre defensiva y provocativa. El contenido del álbum continuaba el estilo de su predecesor: presencia generalizada de baladas sensuales y cargadas de cromatismos y matices, con el acompañamiento casi constante del piano. Sus singles Symphony in blue, Wow (número 14 en Reino Unido) y la trágica Hammer horror (número 44 en Reino Unido) no alcanzaron lo más alto de las listas de ventas, pero la popularidad de Kate se afianzó. La temática de las canciones es sorprendente y variopinta: Kate canta acerca de Peter Pan, los filmes de terror gótico y trata temas como la homosexualidad (Kashka from Baghdad) o la sexualidad en general (Symphony in blue). Sin embargo, ya en algunas canciones mostró un cambio de registro donde las voces más agudas daban paso a diferentes matices y arreglos orquestales.

Será en 1980 cuando Kate Bush decida dar un giro a su forma de concebir canciones. Never for ever, su tercer trabajo, fue compuesto y grabado empleando casi exclusivamente sintetizadores y cajas de ritmos. El abandono progresivo del piano clásico impulsó el uso casi sistemático de nuevos instrumentos electrónicos que permitieron a la cantante ampliar sus horizontes sonoros y crear nuevos efectos. Las canciones viajan por territorios tan dispares como la balada folk (Army dreamers), los experimentos corales (Night scented stock), o el pop impregnado de sonidos medievales y orientales (All we ever look for, Babooshka –que llegó al Top 10 británico-). La imagen de Kate mejora, es más enigmática, y los arreglos de las canciones dan perfecta cuenta de su innata facilidad para crear sensaciones nunca anteriormente expuestas.

Never for ever permitió a Kate Bush regresar a los primeros puestos de las listas. Los singles alcanzaron ciertamente popularidad, pese a que en esta ocasión los temas tratados mostraban ya las inquietudes y opiniones de Bush. Army dreamers (número 16 en Reino Unido) esconde bajo su delicado aire de vals una crítica al sistema británico y Breathing (número 16 en Reino Unido) reflexiona sobre los peligros de una catástrofe nuclear. Blown away es un tributo dedicado a un amigo íntimo fallecido. En las navidades del 80, Kate publica el single December will be magic again, que alcanza el puesto número 29 en Reino Unido.

The dreaming es posiblemente el álbum más controvertido de Kate Bush. Lanzado en 1982, supuso la primera vez que la artista tomó personalmente las riendas de la producción, dando a luz un trabajo laberíntico y lleno de sonidos que deleitaron a algunos y desconcertaron a otros. El camino a la experimentación abierto con Never for ever daba sus frutos. Fairlight y sintetizadores fueron explotados, y la voz de Bush se puso al servicio de las composiciones- Los aborígenes australianos (The dreaming, número 48), la Guerra del Vietnam (Pull out the pin), o el cine de Kubrick (Get out of my house) son algunos de los temas tratados a lo largo de las diez canciones que componen el álbum, que pese a recibir numerosas críticas que tildaban a Bush de excéntrica y excesiva, alcanzó el tercer puesto de las listas británicas. El single Sat in your lap, tema contundente basado en la percusión, significó el mayor triunfo de The dreaming, llegando al puesto número 11 en las listas británicas. El tercer single There goes a tenner ni siquiera entraría en listas. Un año más tarde se edita un vídeo con sus mejores clips llamado The single file.

Tras el "linchamiento" al que fue sometido su álbum The dreaming por ciertos sectores de la prensa musical y del público en general, Kate Bush optó por encerrarse en su hogar. Allí instaló un estudio de grabación personal de 48 pistas. Se rodeó de amigos y de instrumentos musicales de todo tipo, y lentamente, durante casi tres años gestó Hounds of love, que le devolvió el reconocimiento de la crítica y el aplauso del gran público.

Hounds of love es una colección de canciones organizada en dos partes, como si de una "suite" se tratase: la primera parte está integrada por varios cortes pop de distinto estilo (la sinfónica Cloudbusting, Running up that hill o The big sky). La segunda parte se titula The ninth wave y relata, de forma difusa, a lo largo de las canciones, la historia de una mujer perdida en el océano. Sus pensamientos, delirios y vivencias quedan recogidos en temas como Watching you without me, Under ice o The morning fog. La voz de Bush alcanza en éste álbum quizás sus registros más sorprendentes y emocionantes. Aires celtas, inspiración oriental, clasicismo sinfónico e incluso hard rock parecen combinarse en una coctelera musical que da como resultado el trabajo más aplaudido hasta la fecha de la cantante británica. En Inglaterra alcanzó ventas millonarias y en Estados Unidos supuso su primer gran éxito.

Los singles Running up that hill (número 3 en Reino Unido), Hounds of love (número 13) y Cloudbusting (número 20) gozaron de una gran difusión en las radios y televisiones, así como The big sky (número 37).

Como broche a su fructífera producción musical durante la década de los ochenta, Kate Bush editó en 1989 su sexto álbum, The sensual world. Once canciones conforman el (hasta entonces) disco más accesible y ameno de la artista. Los temas están producidos logrando transformar sonidos más propios del folk y la World music en canciones pop. La voz de Kate recorre en éste álbum múltiples registros: susurros en The sensual world, energía en Love and anger (en la cual David Gilmour, ex-Pink Floyd, toca la guitarra) o armonías a cappella en Rocket's tail (acompañada por el Trio Bulgarika). En The sensual world abandona en parte la línea de sus trabajos anteriores para dar a luz canciones cargadas de personalidad pero carentes del hasta entonces casi inevitable aura de extravagancia. Los temas The sensual world (número 12 en Reino Unido), This woman's work (número 25) y Love and anger (número 36) tuvieron notable éxito en Gran Bretaña, donde el álbum logró situar de nuevo a Bush en lo más alto de las listas de éxitos.

En los últimos años de la década de los ochenta Kate colaboró con otros artistas como Peter Gabriel, con quien grabó en 1987 el exitoso dueto Don't give up. En 1990, se publicó el box-set This woman's work, que incluía todos sus álbumes con sus portadas originales, así como dos discos que contenían todas las caras B grabadas entre 1978 y 1990. En 1991, Bush publicó un cover de Rocket man de Elton John, que alcanzó el número 12 en las listas británicas de singles, con Candle in the wind en la cara B.

Sin embargo, tras The sensual world pasaron cuatro años hasta que en 1993 fue lanzado el que sería su séptimo disco de estudio, titulado The red shoes. Éste es, hasta la fecha, su trabajo menos aclamado, quizá porque en él Bush sacrificó gran parte de su original estilo para concebir un álbum alejado de su sonido. Algunos han afirmado que la causa de dicho cambio fue el deseo inicial de Bush de concebir un disco que pudiera ser interpretado con facilidad en directo; sin embargo lo cierto es que todas las canciones del álbum formaban parte de un proyecto audiovisual titulado The line, the cross and the curve, mediometraje musical protagonizado por la propia Bush y cuyo resultado no logró cubrir sus expectativas. Prince llegó a colaborar en una de las canciones, aunque los temas más destacables del álbum son la rockera y alocada Rubberband girl (número 12 en Reino Unido) y la emocionante balada Moments of pleasure (número 26), dedicada a sus familiares y amigos fallecidos, con orquestación a cargo de Michael Nyman. Los siguientes singles fueron The red shoes (número 21) y And so is love (número 26). The red shoes decepcionó a la crítica y a muchos fans, y Kate decidió tomarse un tiempo para descansar y alejarse del mundo musical: este aislamiento, en principio proyectado breve, se prolongaría durante casi 12 años. Además de Prince, colaboraron en el álbum Michael Kamen, Lenny Henry, Eric Clapton, Gary Brooker de Procol Harum, Trevor Whittaker y Jeff Beck.

Finalmente, tras un largo paréntesis de casi 12 años sin hacer acto de presencia en eventos sociales, ofrecer conciertos o conceder entrevistas, Kate Bush rompe su aislamiento y su silencio en noviembre de 2005 lanzando al mercado su octavo trabajo de estudio, titulado Aerial, y producido por ella misma. De nuevo Kate recurre al concepto de obra dividida en dos partes (como en su anterior trabajo Hounds of love), por medio de dos discos titulados A sea of honey y A sky of honey, respectivamente. Algunos críticos han aclamado el trabajo de Bush, considerándolo un fabuloso retorno a la altura de sus mejores obras. A las pocas semanas de su lanzamiento logró posicionarse en el tercer puesto de la lista de ventas británica.

A sea of honey es una colección de canciones de corte pop impregnadas del ya clásico misterio y sensualidad de la música de Kate Bush. La producción alterna el sonido orgánico de instrumentos reales con algunos toques de electrónica puntuales. El single King of the mountain es una extraña oda dedicada a un Elvis Presley supuestamente aún vivo, oculto en las montañas, construida sobre una base reggae en la que sobresale una guitarra eléctrica algo desafinada, así como los efectos de sonido que evocan el ulular del viento en las alturas. En π, Bush musita la interminable lista (118 exactamente) de números que componen el «número π» sobre una hipnótica base electrónica acompañada de guitarra acústica. Bertie se inspira en la polifonía renacentista (en ella Bush narra la felicidad de ser madre, dedicando el tema a su hijo) y Mrs Bartolozzi, con solamente voz y piano, y un sonido próximo a Debussy, narra la historia del amor entre una camisa y una falda enredadas en el tambor de una lavadora. Joanni tiene como personaje central a Juana de Arco; el disco lo cierra la balada A coral room, al parecer dedicada a la fallecida madre de Bush.

A sky of honey, la segunda parte de Aerial, reúne varias canciones construidas en torno a un denominador común: el canto de los pájaros, que inspira algunos de los temas y acompaña en ciertos momentos el arranque o final de éstos. Rolf Harris colabora en los cortes An architect's dream y The painter's link, así como Michael Kamen, quien dirige los arreglos orquestales de canciones como Prologue o Nocturn. En Aerial Tal, Bush imita el trino de las aves sobre el canto verdadero de un pájaro. Quizá el corte más logrado de ésta segunda parte sea Sunset, en el que inicialmente la voz de Bush entona una melodía sobre lo que parece un acompañamiento jazz que hacia la mitad del tema se transforma en una explosión rítmica de sonidos flamencos y brasileños, acompañada de jubilosos coros.

Precisamente por Aerial, Kate Bush fue nominada a dos premios Brit para la ceremonia de 2006 en las categorías de Mejor álbum pop británico y Mejor artista femenina británica. Ya había conseguido un premio Ivor Novello por su Contribución como compositora a la música británica en 2002 y un Brit Award en 1987 como Mejor artista femenina.

A finales de 2007, Bush compuso y grabó una nueva canción, Lyra, para la banda sonora de la película The golden compass.

En mayo de 2011, Kate Bush publicó el álbum Director's cut, a través del sello Fish People, división de EMI Records, que la propia Kate ha descrito como un proyecto enteramente nuevo más que una colección de meras remezclas, conteniendo 11 canciones sustancialmente transformadas de sus álbumes The sensual world y The red shoes, utilizando más material analógico que digital para crear un “sonido más cálido”. El primer single del álbum fue Deeper understanding, que contiene un nuevo coro en el que aparece su hijo Albert.

El mismo mayo de 2011, Bush anunció que está trabajando en un álbum de nuevo material, que ya ha sido en su mayor parte escrito. Su fecha de publicación es todavía desconocida.

Artistas como Tori Amos, Rufus Wainwright, Tricky, Björk, Angra, Within Temptation o Allison Goldfrapp han demostrado su admiración hacia la figura de Kate Bush, una de las pioneras del pop experimental.

Fuentes: http://es.wikipedia.org, http://en.wikipedia.org, http://usuarios.multimania.es, http://people.famouswhy.com, http://rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Moving, The saxophone song, Strange phenomena, The man with the child in his eyes, Wuthering heights, Them heavey people (The kick inside)

Symphony in blue, In search of Peter Pan, Wow, Don't push your foot on the heartbrake, Hammer horror (Lionheart)

Babooshka, Blow away (for Bill), The wedding list, Army dreamers, Breathing (Never for ever)

Sat in your lap, There goes a tenner, Suspended in Gaffa, The dreaming, Get off my house (The dreaming)

Running up that hill (a deal with God), Hounds of love, The big sky, Cloudbusting, Watching you with me, Jig of life ((Hounds of love)

The sensual world, Love and anger, Reaching out, Deeper understanding, Never be mine, This woman's work (The sensual world)

December will be magic, Burning the bridge, Not this time, Experiment IV (This woman's work)

Rubberband girl, And so is love, Eat the music, Moments of pleasure, The song of Solomon, The red shoes (The red shoes)

King of the mountain, Mrs. Bartolozzi, How to be invisible, An architect's dream, Somewhere in between, Nocturn, Aerial (Aerial)

Vídeos:

Wuthering heights, Moving, Them heavy people y The man with the child in his eyes, de su primer álbum The kick inside:

Wuthering heights - Kate Bush


Moving - Kate Bush


Them heavy people - Kate Bush


The man with the child in his eyes - Kate Bush


Symphony in blue, Wow, Hammer horror y In search of Peter Pan, del álbum Lionheart:

Symphony in blue - Kate Bush


Wow - Kate Bush


Hammer horror - Kate Bush


In search of Peter Pan - Kate Bush


Babooshka, Army dreamers y Breathing, del álbum Never for ever:

Babooshka - Kate Bush


Army dreamers - Kate Bush


Breathing - Kate Bush


Sat in your lap, There goes a tenner y Suspended in Gaffa, del álbum The dreaming:

Sat in your lap - Kate Bush


There goes a tenner - Kate Bush


Suspended in Gaffa - Kate Bush


Running up that hill, Hounds of love, The big sky, Cloudbusting y Watching you without me, del álbum Hounds of love:

Running up that hill - Kate Bush


Hounds of love - Kate Bush


The big sky - Kate Bush


Cloudbusting - Kate Bush


Watching you without me - Kate Bush


This woman's work, The sensual world, Love and anger y Never be mine, del álbum The sensual world:

This woman's work - Kate Bush


The sensual world - Kate Bush


Love and anger - Kate Bush


Never be mine - Kate Bush


December will be magic again y Experiment IV, del boxset This woman's work:

December will be magic again - Kate Bush


Experiment IV - Kate Bush


Rubberband girl, And so is love, Moments of pleasure y The song of Solomon, del álbum The red shoes:

Rubberband girl - Kate Bush


And so is love - Kate Bush


Moments of pleasure - Kate Bush


The song of Solomon - Kate Bush


King of the mountain, Mrs. Bartolozzi, An architect's dream, Aerial y Nocturn, del álbum Aerial:

King of the mountain - Kate Bush


Mrs. Bartolozzi - Kate Bush


An architect's dream - Kate Bush


Aerial - Kate Bush


Nocturn - Kate Bush

3 comentarios:

Xim dijo...

Para mí Kate es la mejor cantante de la historia musical habida y por haber, si Madonna es la Reina del Pop, indudablemente, Kate es la Reina del Romanticismo, eso por descontado, me fascinan todos sus álbumes, aunque sólo he tratado dos en mi blog muy detalladamente: The Hounds of Love y The Red Shoes, y ahora encima se dice que está trabajando en un álbum nuevo, qué nerviosssssss!!!!!!!!!!

SaLu2 busheros

chorbyradio dijo...

Gracias por refrescarme la memoria musical y recordarme lo buena que es esta artista con mayúsculas.
Profundizaré más en su música, que como siempre, por falta de tiempo, no he podido aún apreciar toda su belleza.
Sólo por Wuthering Eights, por mí, ya tendría que estar en los altares musicales. Una joya absoluta.
Cuando veo ARTISTAS como estas, me da la sensación de que ahora resulta mucho más difícil encontrarlas.
Habelas ahilas, ¿Pero dónde?
Saludos eléctricos.

JL dijo...

Kate surgió en una época muy interesante en la historia de la música, a caballo de finales de los 70 y principios de los 80, y siempre se ha sabido mover por ámbitos que no domina a la perfección saliendo airosa. Y sale airosa porque realmente vale y tiene suficiente calidad para ello. Muchas de las cantantes posteriores deben buena parte de su legado a Kate Bush. Una de las grandes de la historia, sin ninguna duda.