miércoles, octubre 29, 2008

Versos katánicos 9: Vicente Soriano

Vicente Soriano dirige el València CF tras la renuncia al cargo de Juan Soler. Prometió una inyección de dinero de origen misterioso para comprar las acciones de la familia Soler, y encontrar compradores de los actuales terrenos de Mestalla para continuar las obras del nuevo estadio. Hasta ahora, ni dinero, ni ventas. Esto pinta mal:

Soriano entró al mercado inmobiliario,
para inflar su presupuesto bancario,
y terminó en la directiva de Soler,
metiéndose hasta la cocina sin doler.

Cuando a Juanito achuchaba la crítica,
desde Port Aventura a Terra Mítica,
dijo "Koeman no me dura 10 minutos",
su demolición no estaba dando frutos.

El efecto Juan Villalonga se esfumó,
cuando a Soler sus fuerzas sumó,
pactó con él una opción de compra,
y esconder la mierda bajo la alfombra.

Sus primeros meses como presidente,
ejercidos con prudencia mayormente,
enemigo de difundir números rojos,
y hacer públicos rumores y despojos.

Don Vicente, con esa sonrisa de Joker,
optimismo, diplomacia y cara de póker,
máximo accionista para evitar el cisma,
recuerda a Bonico Ortí por su carisma.

Nuestro nuevo mecenas, Vicente Soriano,
mientras no destroce el ritmo circadiano,
no olvide que el valencianista es propenso,
a katanas y picotas al hedor a descenso.