domingo, diciembre 04, 2011

Grandes álbumes: MESH - We collide

Mesh son, quizá junto con De/Vision, uno de los mayores referentes del technopop actual. De alguna forma se puede decir que son producto de una hipotética línea evolutiva alternativa de Depeche Mode. Su álbum We collide se puede considerar el cuarto de su carrera (aunque durante su carrera han publicado múltiples EPs, recopilatorios, rarezas, y directos) y lo editaronn en una discográfica modesta, una vez acabada su aventura “multinacional” con Sony/Columbia, con la que publicaron en 2002 Who watches over me?

Llevados por la inquietud del trío de Bristol por captar nuevas audiencias más allá de las ‘electrogóticas’ que les apoyaron desde sus inicios, trataron de hacer un trabajo algo más comercial sin renunciar a sus señales de identidad.

We collide sigue la estela dejada por su anterior trabajo Who watches over me, pero reforzado por una aún mejor producción si cabe, en la que se nota sensiblemente la mano de Gerret Frerichs (productor de Sensor de Camouflage). Repiten la misma fórmula de synthpop de altos vuelos rebosante de melodías y estribillos pegadizos, permitiéndose el lujo en un par de temas de romper esa constante y dar rienda suelta a sus gustos más rockeros.

El sonido de Mesh evolucionaba a pasos muy pequeños. We collide es muy típico de Mesh. Grandes melodías, la electrónica más nítida, más pesadas guitarras. Posiblemente debido a Gareth Jones, quien se unió al equipo para esta sesión en la que ayudó con la producción y mezcla. Gareth que conoce su trabajo en el estudio como la palma de su mano, que ha trabajado con Depeche Mode, Erasure, Nitzer Ebb, Indochine, Moby y muchos muchos más.

Open up the ground abre el disco con una suave línea de sintetizador y la voz en off de Mark Hockings, para inmediatamente coger velocidad en sus bases y convertirse en un tema de moderno synthpop con omnipresentes riffs de guitarra eléctrica. Un extraordinario comienzo. Sus inmejorables arreglos y producción serán la tónica general a lo largo de todo el tracklist.

What are you scared of? es un bello medio tiempo apoyado en un principio sólo en guitarra y piano, pero que gana en intensidad y recursos electrónicos a partir de la primera repetición del estribillo. Cabe destacar en este corte los coros marca de la casa que tan bien saben trabajar Mesh.

La siguiente pista Step by step empieza lenta pero va in crescendo paulatinamente hasta explotar en el maravilloso estribillo, recordando en muchos partes al primer single de su anterior trabajo Leave you nothing. Un ejemplo claro de cómo debe sonar el electropop del siglo XXI.

Con No place like home llega ese medio tiempo/balada de épica y melancólica melodía que tanto gusta incluir al trío en sus trabajos, en la línea de otros temas de anteriores álbumes como Not prepared o I can’t imagine how it hurts. Mesh en estado puro.

En Petrified nos encontramos con un tema rápido y de limpias secuencias de teclado. Aquí la voz de Mark brilla con luz propia, luciéndose en los momentos más susurrantes y en aquellos donde tiene que dar los registros más altos.

Rest in pieces es otro precioso medio tiempo que quizás no llegue a las cotas de originalidad y comercialidad de No place like home, pero que se queda muy cerca de alcanzarlas. Sus apenas 3 minutos de duración se nos quedan cortos, dejándonos con ganas de seguir disfrutando. Otra vez el estribillo se lleva la palma.

Después de este arrollador comienzo de la primera mitad del álbum, los de Bristol bajan un poquito el pistón alternando aciertos con alguno que otro tema más prescindible. En la siguiente canción de la lista, This is what you wanted, Mesh muestra su cara más desconocida y macarra, blandiendo una guitarra aúm más explícita y rockera.

El enésimo medio tiempo Room with a view pasa desapercibido en las primeras escuchas, pero no por falta de calidad, sino por la competencia con la que tiene que hacer frente. Seguramente en trabajos de otras formaciones más mediocres ocuparía el status de single, pero aquí necesita varias oportunidades para alcanzar protagonismo.

El noveno corte es My hands are tied. Pese a su trabajada melodía tiene un regusto facilón y frívolo que no llega a convencer. Queda la sensación de estar ante un guiño a su declarado fan Robbie Williams.

Con Crash llega el momento más bailable de We collide. Elegido como single de presentación tiene todos los ingredientes de un hit llenapistas: ritmo, sintes atmosféricos, bases rápidas y marcadas, y una melodía de vértigo. Un temazo en la onda de Friends like these de Who watches over me.

Can you mend hearts vuelve a dar protagonismo a las cuerdas, esta vez con menos suerte, en un tema de estructura pop a secas con miras a escalar posiciones en las listas generales de éxitos.

Para acabar el disco tenemos la pista oculta The world’s a big place, una balada extremadamente delicada donde Mark parece susurrarnos la letra al oido.

Después de los aparentemente interminables problema con las discográficas, Mesh encontraban un nuevo hogar en Koenigskinder Records en Alemania, y volvieron a Memento Materia en Escandinavia, el sello con quienes habían comenzado hacía varios años.

Listado de canciones:

1.-   Open up the ground
2.-   What are you scared of
3.-   Step by step
4.-   No place like home
5.-   Petrified
6.-   Rest in pieces
7.-   This is what you wanted
8.-   Room with a view
9.-   My hands are tied
10.- Crash
11.- Can you mend hearts?
12.- The world’s a big place

Vídeos:

Open up the ground - Mesh


What are you scared of? - Mesh


Step by step - Mesh


No place like home - Mesh


Petrified - Mesh


Rest in pieces - Mesh


This is what you wanted - Mesh


Room with a view - Mesh


My hands are tied - Mesh


Crash - Mesh


Can you mend hearts? - Mesh


The world's a big place - Mesh