viernes, febrero 29, 2008

COPA 71-72: Tercera final consecutiva perdida

Había terminado la temporada 72/73 con regusto amargo, porque la tuvimos al alcance de los dedos. El acelerón final no fue suficiente para ganarla, pero sí para obtener el subcampeonato desbancando al Barça en la última jornada. Comenzó el mes de junio con eliminatoria de octavos ante el Granada, equipo bronco, y con una pareja de oriundos recién salidos de la inhóspita selva amazónica, Aguirre Suárez y Fernández. Ganamos 0-1 con gol de Fuertes, pero la pareja indiana no encajó con deportividad este gol, y mandó a urgencias al autor del gol y a Quino. En vez de un partido de fútbol, se asemejó más a rollerball sobre césped. En el partido de vuelta comenzó marcando el "Pichichi" Porta el 0-1, y pronto dimos la vuelta con dos goles de Quino y Adorno. Santos marcó el 2-2, pero el Granada no pudo igualar la eliminatoria.

En cuartos nos tocó un difícil Celta. El partido de ida fue trabado, y sólo pudimos ganar 1-0 con gol de Valdez de penalty. En la vuelta, al contrataque resolvimos 0-1 con gol de Adorno.

En semifinales llegó la hora de la revancha. El Madrid, campeón de Liga por la gracia de Sánchez Ibáñez, árbitro del injundioso partido de Liga del día de San José, que al final fue decisivo, salía como favorito. La ida en el Luis Casanova fue un partido grande que entusiasmó al público, ávido de sacarse la espina de la Liga, y ganamos 1-0 con gol de Valdez. La vuelta en el Bernabeu jugamos de tú a tú, y frenamos el arsenal ofensivo del Madrid a base de contrataques con peligro: 0-0.

El equipo se quedó en Madrid, pues la final se jugó cuatro días después contra el Atlético de Madrid. Fue un partido en que no tuvimos la suerte de cara. La primera parte jugamos mejor, pero se adelantó el Atlético con gol de Salcedo. Empató enseguida Valdez, y acabando la primera parte Adorno remató de cabeza al larguero. En la segunda parte el Atlético, más entero, jugó mejor, aunque tuvimos nuestras opciones, y fue Eulogio Gárate, a quien un hongo en la rodilla retiró tiempo después, quien inclinó la balanza del lado rojiblanco, resultado que ya no pudimos variar hasta el final.

Tercera final consecutiva, tercera final perdida. Por segunda vez en nuestra historia.

Foto: www.ciberche.com