miércoles, julio 01, 2009

PLACEBO

El grupo británico Placebo se formó cuando el norteamericano Brian Molko (cantante, guitarras), después de estudiar arte dramático en el Goldsmith College, se encontró casualmente con el sueco Stefan Olsdal (guitarras), que estudiaba guitarra en el Musicians Institute en el East End londinense, en el metro de dicha ciudad en 1994. Molko y Olsdal habían ido a la misma escuela en Luxemburgo, pero curiosamente nunca se cruzaron una palabra hasta ese encuentro, en el que se dieron cuenta de que compartían gustos musicales.

El primer nombre de la banda fue Ashtray Heart pero al poco tiempo optaron por el nombre de Placebo. La primera opción de Molko para completar el grupo fue el batería Steve Hewitt, otro conocido suyo quien de inmediato se interesó en el proyecto, pero en ese momento Hewitt ya se encontraba con el grupo londinense Breed, por lo que el sueco Robert Schultzberg en un principio alternó con Hewitt el lugar de batería en el grupo; sin embargo Hewitt ya participaba activamente con Placebo.

Cuando consiguieron su primer contrato en 1996 Hewitt no aparecía como miembro. En su lugar Schultzberg grabó junto con Molko y Olsdal el primer disco del grupo, el homónimo Placebo de ese mismo año. Poco después Molko y Olsdal comenzaron a tener diferencias con Schultzberg, quien salió de la banda. Fue así como Hewitt se convirtió en el tercer componente de Placebo antes de concluir 1996.

El debut de Placebo sobre el escenario sería en enero de 1995 en el Rock Garden de Londres y el primer sencillo de Placebo se tituló Bruise Pristine, publicado en octubre del mismo año por una pequeña compañía independiente, Fierce Panda. En enero de 1996 Placebo crea su propio sello discográfico, Elevator Music, mediante un contrato especial con Hut Recordings, sello subsidiario de Virgin, con el que empiezan a trabajar en la elaboración de su primer álbum, titulado Placebo, definido por ellos mismos como muy sexual.

Este trabajo sirvió para que el propio David Bowie se fijara en ellos y les apadrinara desde entonces. Con él actuaron como teloneros en su gira europea de 1996, en la que aprendieron sus trucos para actuar ante el público. El álbum se vendió muy bien en Reino Unido (disco de oro) y el resto del mundo (8 millones de copias).

1997, un año después de publicar su primer álbum, fue una temporada de mucha actividad para la banda, que reafirmaba su buen comienzo con detalles como la participación en el concierto homenaje del 50 cumpleaños de Bowie en el Madison Square Garden, compartiendo cartel con otros destacados artistas; la inclusión del single Nancy boy en la película Airbag, de Juanma Bajo Ulloa; single que más tarde se situaría en la cuarta posición de las listas de Reino Unido, donde, seguidamente, también realizarían su propia gira, para acabar como teloneros de U2 en algunos de los conciertos del PopMart por Europa, como por ejemplo en el de Madrid.

Al año siguiente, 1998, además de comenzar la grabación de su segundo álbum, Placebo participó en la película de Todd Haynes, Velvet goldmine. Su contribución no solo fue sonora, haciendo una versión de la canción Twentieth Century boy de Marc Bolan, sino que cada uno de ellos tuvo su pequeño papel en el film: Brian y Steve formando parte de los Flaming Creatures, y Stefan como bajista en otra banda de la película.

Su segundo álbum fue Without you I'm nothing, en 1998, que los proyectó más allá de Inglaterra, sobre todo gracias al single Every you every me, parte de la banda sonora de la película Crueles intenciones, y a la participación de David Bowie cantando junto a Molko el tema que da nombre al disco. También en ese año grabaron la versión de 20th Century boy, canción original del grupo T Rex, ya comentada. Al año siguiente aparecieron en la entrega de los Brit Awards tocando 20th Century boy junto con David Bowie. El primer sencillo del disco fue Pure morning, que fue nominado para uno de los premios Brit Award de 1999, mientras el álbum original vendía varios millones de copias por todo el mundo y era elegido como uno de los mejores del año en Reino Unido.

A finales de 2000 se publicó el tercer álbum de Placebo, titulado Black market music. Para este trabajo contaron con la colaboración de gente como Rob Ellis, batería y arreglista de P.J. Harvey; Severe Loren, cantante y guitarrista de Linoleum; y el rapero Justin Warfield (One Inch Punch) quien prestó su voz para la sorprendente Spite and malice.

En este disco siguen jugando con una especie de ambigüedad sexual y con una constante provocación, tanto en sus declaraciones a la prensa como en el escenario, lo que les sirve para aumentar su popularidad allá donde vayan. Con él, el sonido de Placebo da un giro de 180 grados, dejando atrás las baladas melancólicas y decayentes por un disco más vivo, más energético. Tratando temas como el amor, las drogas, la decadencia de la persona. Tríos amorosos, espectáculos de voyeurismo, la complejidad de sus letras alcanza el zenit. Abandona esa voz nasal para dejar caer las notas en acordes más maduros, dejando los maullidos de sus principios por texturas más reales. Descubrimos a unos Placebo mucho más seguros de sí mismos e implicados en la producción, la cual llevarían a cabo junto a Paul Corkett.

Tras el último concierto de la gira, en octubre de 2001 en el Brixton Academy de Londres, hacen un paréntesis durante el cual, además de preparar su cuarto álbum, su cantante Brian Molko realizó interesantes colaboraciones con otros grupos. Así, prestó su inconfundible voz para el tema Carbon kid, incluido en el disco White Boise de Alpinestars, y en dos cortes del álbum Positions de Trash Palace, The metric system y una versión del J'ai t'aime moi non plus de Serge Gainsbourg junto a la actriz Asia Argento. También puso en práctica su faceta de DJ en algunos clubs de Londres, Grecia y España (Palma de Mallorca).

La ansiedad que provocó entre sus fans la impaciente espera de nuevas canciones, se vio aplacada a principios de 2003 cuando las emisoras de radio comenzaron a difundir The bitter end, arrollador primer single de su cuarto álbum Sleeping with ghosts, publicado en 2004, más aventurado al experimentar con influencias de música electrónica, pero al mismo tiempo conservando el sonido particular de Placebo. Una producción cuidada y meditada junto a Jim Abbys, quien ha trabajado con gente como Björk, D.J Shadow, U.N.K.L.E. o Sneaker Pimps. Nuevos matices, jugueteos electrónicos, guiños al pasado con la vista en el presente, todo ello construido sobre la base del "sonido Placebo". Adicionalmente apareció el álbum también en una edición especial, conteniendo un segundo disco con todas las versiones que habían grabado hasta ese momento.

A principios del 2004, Placebo lanzó al mercado el DVD Soulmates never die, que registra un show ofrecido el año anterior en París y en el cual la banda interpreta a dúo con Frank Black el tema Where is my mind?, de Pixies. El mismo año Placebo publicó su primera colección de sencillos titulada Once more with feeling. Singles 1996-2004 que, de acuerdo con el vocalista Brian Molko, "es para recordarnos a nosotros mismos lo que hemos logrado en todos estos años. Nunca hemos sido un grupo que trabaja siguiendo una fórmula y, si se escucha este álbum de principio a fin, se puede apreciar una evolución. Es muy interesante".

Destacable fue su actuación en el estadio de Wembley. Robert Smith tocó con ellos dos temas, Without you I'm nothing y una versión de Boys don't cry, canción original del grupo de Smith, The Cure. También participaron en el concierto masivo Live 8 tocando en el Palacio de Versalles en Francia.

En septiembre de 2005 Placebo concluyó la grabación de su último álbum, que se había desarrollado durante ocho semanas en los estudios RAK de Londres. Meds, que se lanzó en marzo de 2006. El productor, Dimitri Tokovoi, amigo del grupo, ya les había producido en el pasado un par de versiones, The ballad of Melody Nelson y Running up that hill. El disco además cuenta con la participación de dos músicos en dos temas: VV del grupo The Kills, y Michael Stipe de R.E.M. Según Molko el disco es un regreso a las raíces de Placebo, con un sonido más cercano al de su primer disco, despojándose de artificios y centrándose en ser una banda de rock en directo y segura.

En septiembre de 2006, con el fin de conmemorar los 10 años de la banda, Placebo decide relanzar su primer álbum, Placebo. El álbum cuenta con las canciones del primer álbum incluyendo rarezas de aquella época, además de un DVD que contiene diversas presentaciones de Placebo con temas de dicho álbum.

Durante 2007, se unieron al Projekt Revolution, liderados por Linkin Park, y en octubre deja el grupo el batería Steve Hewitt.

La banda vuelve al estudio de nuevo en verano de 2008 repitiendo productor (James Brown) y contando con el batería sustituto de Steve Hewitt, Steve Forrest, componente de Evaline, banda telonera de Placebo en la gira por Estados Unidos en octubre de 2006.

El 8 de junio de 2009 se lanzó su nueva producción, Battle for the sun. El primer sencillo es el que da nombre al trabajo, Battle for the sun.

Su música tiene fuertes influencias de David Bowie y Tom Waits. Por otro lado sus merecimientos musicales lo han colocado como un grupo ecléctico, incorporando desde un fuerte sonido de guitarra hasta piano e incluso elementos electrónicos. Sin embargo, la crítica inglesa no siempre ha tenido opiniones favorables del grupo, principalmente por la excéntrica personalidad de Brian Molko.


Canciones recomendadas:

Come home, Bionic, Hang on to you, Nancy boy, I know, Bruise Pristine (Placebo)

Pure morning, Without you I'm nothing, Allergic, Every you every me, My sweet princess, Scared of girls, Burger Queen (Without you I'm nothing)

Taste in men, Days before you came, Special K, Black-eyed, Slave to wage, Haemoglobin (Black market music)

Bulletproof Cupid, English summer rain, This picture, Sleeping with ghosts, The bitter end, Special needs, Second sight, Protect me from what I want (Sleeping with ghosts)

Meds, Infra-red, Drag, Follow the cops back home, Post blue, Because I want you, Song to say goodbye (Meds)

Kitty litter, Ashtray heart, Battle for the sun, For what it's worth, Devil in the details, Bright lights, Happy you're gone, Come undone, Kings of medicine (Battle for the sun)


Vídeos:

La frenética Come home y la más tranquila (con arrebatos) I know, de Placebo:

Come home - Placebo


I know - Placebo
Pure morning, y en directo Allergic y Without you I'm nothing, en esta última acompañados del maestro David Bowie, de Without you I'm nothing: Pure morning - Placebo Allergic (live) - Placebo Without you I'm nothing (live) - Placebo feat. David Bowie Days before you came y Special K, de Black market music: Days before you came - Placebo Special K - Placebo This picture, The bitter end, Special needs, English summer rain y Protect me for what I want, de Sleeping with ghosts: This picture - Placebo The bitter end - Placebo Special needs - Placebo English summer rain - Placebo Protect me for what I want - Placebo Meds, Song to say goodbye en su versión extendida, e Infra-red en directo, de Meds: Meds - Placebo Song to say goodbye (extended) - Placebo Infra-red (live)- Placebo Battle for the sun, y versiones en directo de Ashtray heart (sí, sí, en el estribillo cantan "¡senisero, senisero, corasón de senisero!"), Devil in the details, Happy you're gone, y Come undone, del recientemente publicado Battle for the sun: Battle for the sun - Placebo Ashtray heart (live) - Placebo Devil in the details (live)- Placebo Happy you're gone (live) - Placebo Come undone (live) - Placebo

2 comentarios:

Little dijo...

Uno de mis grupos de culto

pinxo dijo...

¡Aquí me has dado!...
Placebo es uno de mis grupos favoritos y la banda que me convenció a finales de los 90 de que todavía había grupos que podian hacer muy buena música. El poder y energía de Brian Molko es espectacular.
Sus versiones me encantan y han hecho muchas y muy distintas. En cuanto a sus colaboraciones te has dejado su participación en el disco Pictures de Timo Maas donde Brian canta en 3 excelentes canciones.
¿Que es eso de que estuvo haciendo de Dj en Palma de Mallorca? Y yo sin enterarme...

Gran biografia.

Gracias.