viernes, enero 18, 2008

ANÍBAL

Era el defensa central de aquel València CF campeón del 71. Con nombre de general cartaginés o de jefe del Equipo A, ANÍBAL Pérez Miers vino del Cerro Porteño de Paraguay. Pero su apariencia era teutona (con U): rubio, corpulento y de tez blanquecina.

Jugador duro, pero no sucio. Trataba el balón sin contemplaciones. A romperlo. Tenía fama de tacaño, tanto, que una vez, sus compañeros que lo acompañaban en un bar, hartos de pagarle las consumiciones, salieron en bloque sin avisarle, dejándolo solo para que se hiciese cargo por una vez de la ronda.

Tuvo la difícil misión de suplir al jubilado Manolo Mestre. Se vio involucrado en el lío de los oriundos. Hasta que no consiguió los papeles en regla, no pudo tener continuidad en el equipo. Tras unas temporadas en dura competencia con Barrachina y Cordero, y una larga ausencia con reaparición en el Vicente Calderón, pagó los platos rotos del 5-2. Al menos pagó algo en su estancia valencianista. Pasó al Valladolid con Antón, pero ya había dado lo mejor de sí, y colgó las botas al poco tiempo.

Foto: www.ciberche.com