domingo, febrero 28, 2016

LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Hace muchos años había un programa de televisión presentado por Paco Costas que se llamaba “La segunda oportunidad”. En él, se producía un accidente de tráfico muy grave, y la moviola hacía que, tras una serie de recomendaciones preventivas, se rebobinase la situación para que el conductor no volviese a sufrir el accidente. Era su segunda oportunidad.

La pasada semana se produjo mi “accidente”. Estuve cuatro días ingresado, y tengo que dar muchas gracias a que puedo contarlo. La tecnología aún no ha llegado (ni creo que, por simples motivos de selección natural, le interese hacerlo en mucho tiempo) a rebobinar hacia atrás y evitar que me haya pasado ese accidente. Pero, por suerte, parece que la moviola es evidente que sí ha funcionado a nivel mental y tengo la oportunidad de corregir caminos y actitudes incorrectas.

Aparte de los tópicos de que “nunca te haces consciente de la gravedad hasta que te pasa” y cosas similares, yo creo que sólo te das cuenta de la situación cuando comienzas a recapitular lo pasado y pensar las consecuencias en el futuro y en cómo readaptarte al nuevo escenario.

Tratar de buscar causas más allá de las fisiológicas es inútil, aunque sí hay que reconocer que en muchas ocasiones ayudan a producir ese accidente. Intentar enfocar de nuevo tu vida y verla desde otra perspectiva es necesario e inevitable. Me preocupa más mi recuperación mental que la estrictamente física, y eso que ésta tiene sus complicaciones. Pero sé que estoy en muy buenas manos, y si pongo de mi parte todo va a ser mucho más fácil. Todo se trata de tener la cabeza ocupada, en no buscar complicaciones donde no debe haberlas, y en evitar pensar en el fondo de la situación y en hipotéticas causalidades pasadas para no hundirse.

En ese sentido, lo que me pide el cuerpo ahora es no obligarlo a ningún tipo de compromiso en tiempo y forma, y replantearme muchas cosas. Entre ellas mi blog, en el que no creo que pueda mantener la regularidad de publicaciones que hacía hasta ahora. Y plegar velas por mi familia. Ellos me necesitan, yo los necesito. Ese apagón que temía se me ha presentado de improviso, y para cuando se produzca el próximo he de tratar de dejar huella indeleble en la gente que quiero, que me conoce más por comentarios de terceras personas que por lo que yo mismo expreso y muestro.

Quiero agradecer todas las muestras de cariño que he recibido y estoy recibiendo. Me motivan mucho para intentar seguir mejorando cada día.

La segunda oportunidad - El reventón

5 comentarios:

Julian Sanz dijo...

Que pena, lo siento, interesante pagina

Edu Max C. dijo...

Sólo decirte que, como lo primero es lo primero, que puedas recuperarte plenamente, que estés bien y mejor.
Y cuando puedas y quieras seguir con tu excelente blog, te estaremos agradecidos de éste lado.
Buena vida, salud. ¡Cuídate, un abrazo!

Megaknot dijo...

muchas gracias por tu blog y todo el tiempo invertido en darnos informacion sobre nuestra pasion la musica, y decirte que sea lo que sea te mando un abrazo y deseo que este bien por dentro que es lo mas importante.

Johnny JotaJota dijo...

Ostras, Jose Luis. muchos ánimos. Deseo que te mejores cuanto antes. Un fuerte abrazo.

JL dijo...

Ha sido un susto, pero valoro que he tenido suerte, podría haber sido mucho peor. Con las entradas que tenía ya enlistadas (hasta dentro de más de dos años) :D Por eso comentaba que no sé si podré mantener la regularidad de las entradas. Ahora, dos semanas después del suceso, me encuentro mucho más animado para seguir, pero es posible que en alguna ocasión no pueda cumplir con la publicación semanal. Ya había pasado antes la sección de Grandes álbumes a hacerla bisemanal porque iba escaso de tiempo. Lo intentaremos. Llevo casi 10 años en esto y quiero estar muchos más, si puede ser manteniendo una regularidad.

Muchas gracias a todos por vuestras palabras. Hacemos todo esto por vocación, pero cuando las prioridades cambian, hay que atenderlas como es debido. Un gran abrazo a todos.