lunes, noviembre 18, 2013

7 AÑOS DE RINCÓN DE LA DESCONEXIÓN

Hoy se cumplen 7 años desde que hice mi primera entrada en este blog. La verdad es que miro atrás en perspectiva y me repito: "hostia... 7 años ya...". Me entra verdadero vértigo al ver todo el trabajo que he desarrollado hasta ahora, y que al principio ni me imaginaba que iba a llevar a cabo durante tanto tiempo. No quiere decir esto que esté pensando en mi retirada bloguera. Ni mucho menos... Porque tengo fuerza e ilusión para estar muchos años más, si las circunstancias me lo permiten. Lo cierto es que, en cuanto a su sección principal, que son las biografías musicales, el blog se está convirtiendo cada vez más en una auténtica enciclopedia con, hasta ahora, 365 publicadas de grupos de muy diverso pelaje, cuyo abanico no está cerrado. Enciclopedia a la que no dudo acudir de vez en cuando ante la necesidad de buscar información o alguna canción determinada.

Quizá el aspecto más negativo de dedicar tanto tiempo a este blog es, precisamente eso... que tengo tiempo para dedicarle. Mucha gente no tiene tiempo, o, si lo tiene, lo aprovecha de otro modo. Yo, el poco que tiempo de ocio que tengo, lo vuelco en su mayor parte en el blog, mediante un trabajo metódico, voluntarioso e incansable. Nunca me he planteado sacar un rendimiento a este hobby, pero no estoy cerrado a hacerlo. Es probable que todos los que entramos en internet durante el día lo hagamos para cubrir carencias en nuestra vida personal. Es probable... Pero también es cierto que hemos adquirido una serie de conocimientos que nos han servido no sólo para aprender más, sino para aplicarlos a reforzar nuestra salud mental y enriquecer nuestra vida personal. También, y no menos importante, otro aspecto negativo derivado es el de crearme una blogodependencia, lo que implica una cierta vulnerabilidad por llegar a convertirse el blog en un puntal de mi vida, cuyo vacío sería complejo llenar.

La apertura de mi blog fue una decisión personal con una razón eminentemente liberadora. El nombre del blog es elocuentemente ilustrativo. Estaba en una situación de bastante presión, y mi amor por la música me hizo comenzar a escribir sobre grupos que me gustaban. La evolución del blog ha sido tremenda. De grupos que me gustaban, he pasado a grupos que quería investigar. Sólo basta mirar las primeras entradas musicales y compararlas con las que hago ahora. Tienen muy poco que ver. Por ello traté algunos de aquellos grupos en una nueva sección dominical de monográficos musicales, donde suplía la falta de textos con vídeos de sus mejores canciones. Tengo pensado, si tengo tiempo para ello, reeditar aquellas primeras entradas, en las que hablaba de grupos que merecerían un tratamiento más exhaustivo. Y también he variado en los últimos meses el contenido de vídeos de las biografías, para que fuese más fácilmente descargable la página al abrirla, pues en las biografías largas enlazaba tantos vídeos que los lectores sufrían muchos problemas para poder ver la página en cuestión. Ojalá pueda editar y modificar esas páginas antiguas para que se puedan abrir sin tantos problemas. Lo intentaré en el futuro.

También abrí varias secciones para exponer mis inquietudes. Quizá la más representativa de los primeros años, aparte de las biografías musicales, fue la de Reflexión. En ella traté de plasmar mis pensamientos desde una óptica personal, pero tratando de ser lo más objetivo posible, y con el tiempo hablar de temas más globales y menos directos. Me salieron algunos bastante decentes, y otros no tanto. Desde hace tiempo, estos artículos escasean, señal de que mi musa me ha abandonado, pero también señal de que mi estabilidad emocional es mucho mayor, seguramente gracias a que puedo gestionar este espacio diario personal en lo que realmente me motiva.

Otra sección de la que estoy muy orgulloso, es la de Tebeos. En ella traté de recordar esos personajes de los tebeos y de su encaje con la sociedad de la época. Para los que hemos vivido aquellos momentos y tuvimos esos extraordinarios tebeos como lecturas de cabecera, recordar aquellos tebeos nos toca la fibra sentimental y nos permite agradecer ese rico vocabulario que pudimos aprender de ellos, y que nos impregnó de ese humor indispensable con el que tenemos que afrontar los asuntos serios y farragosos de la vida para no caer en el desánimo. Si no nos tomásemos la vida con humor, este camino diario sería en muchas ocasiones insufrible.

A pesar que desde los primeros momentos mi intención era que el blog no me atase en cuanto a regularidad en mis publicaciones, la realidad me marcó que debía guardar una cierta frecuencia para que mis contados lectores estuviesen alerta a las nuevas entradas. Por ello adopté el miércoles como día habitual de publicación de mis entradas de biografías musicales, día que he variado en muy pocas ocasiones debido a circunstancias excepcionales.

Para rellenar el blog entre miércoles y miércoles, decidí hacer publicaciones el fin de semana, normalmente los domingos. Primero comencé con Vídeos musicales, algún comentario sobre lecturas, álbumes recientemente publicados, conciertos, mi sección de Chicas, en la que uní mi absurda habilidad en escribir pareados en clave de humor con mi admiración por determinadas mujeres famosas (más bien mi admiración por su físico), y más recientemente, la sección en la que escribo sobre los Grandes álbumes de la historia, que comenzó con comentarios más o menos escuetos acompañados de los vídeos de las canciones del álbum, a la que ahora dedico más tiempo para darles más contenido.

Además de otras secciones en que he hecho alguna entrada sobre mis aficiones, como los deportes, la familia, o mi desdichado València CF, con el tiempo decidí colgar algunas de las colaboraciones que he hecho en la web de mis amigos Juanal y Vicent, www.checheche.net, como Matusalén o Versos katánicos.

Estas secciones no son numerus clausus. Una de mis ilusiones durante todos estos años ha sido la de dotar de una sección literaria al blog, porque lo dotaría de un complemento que lo haría distintivo. Por falta de tiempo para hacerlo yo mismo (y que dudo que diese la talla en una sección tan exigente), lo he hablado con varias personas, pero me hago cargo que entrar en un blog causa respeto y crea una cierta obligación. Ojalá en el futuro pueda cumplir este anhelo que reforzaría mucho el blog.

Lo más importante que he conseguido con mi dedicación al blog es mi evolución personal. En estos siete años me han pasado muchas cosas. Buenas y malas. De todas ellas he extraído lecciones a aplicar en el futuro. Con las buenas he reforzado mi autoconfianza. Con las malas se han puesto de manifiesto mis puntos débiles, y he trabajado en orden a saber combatirlos. No menos importante ha sido la escucha diaria de discografías en un trabajo auténticamente de disección y desmenuzamiento, lo que me ha hecho profundizar cada vez más en el fascinante mundo musical. Mucha gente piensa que soy un experto musical, cuando la realidad es que he ido aprendiendo poco a poco, pero no llego, ni llegaré nunca, ni a la suela de los zapatos de los auténticos gurús del periodismo musical a los que tanto admiro. Y también he de destacar la ocasión de conocer buenos amigos con intereses afines, con los que generamos relaciones biunívocas de transferencia de conocimientos musicales, y de adentrarme en el mundo de las discografías musicales conociendo gente que son auténticas enciclopedias musicales abiertas.

No quisiera finalizar sin dar las gracias a toda la gente que me ha acompañado en este tránsito durante estos siete largos años, que sé que estáis ahí, que me apoyáis, y que en cierto modo no quiero decepcionaros intentando hacer trabajos que merezca la pena pararse un poco a leerlos. El blog no es mío, es vuestro...

6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Enhorabuena 7 años son muchos o pocos si la dicha es buena. espero pese a no llevar tiempo leyendo que sean muchos mas de 7

JL dijo...

Ojalá, Bernardo... Si me hubiesen dicho hace 7 años que este blog iba a durar tanto, los hubiese tomado por locos.
Un saludo.

Lobo dijo...

Feliz cumpleaños y mi enhorabuena por tanto y tan buen trabajo José Luis ;)

JL dijo...

Me halaga tu felicitación, Lobo. Me gustaría estar en primera línea de fuego como tú, y dar esas pinceladas maestras que tú das, pero estoy muy lejos de la guerra y prefiero ver cómo se desarrollan las cosas, y no parecer pretencioso opinando sobre lo que no domino. Un abrazo.

Eduardo García dijo...

Pues mis más sinceras felicitaciones amigo mío.
Espero que sean 7 más, o mejor 70.
Un trabajo impagable, elaborado, que no rebuscado, y más que fácil de leer, que lo es, agradable.
Me alegra mucho haber descubierto este blog y relacionarme contigo.
Abrazos.
Saludos sintéticos.

JL dijo...

Muchas gracias, Eduardo.
¿Ves? No te conozco todavía en persona, pero el trato que mantenemos por este medio es como si fuésemos amigos de toda la vida. Tus problemas cibernéticos son los míos, y tus éxitos me emocionan como los de un gran amigo, que es lo que eres.
Que sigamos perseverando muchos años más por mantener la cultura musical al alcance los interesados en ello, y por difundir conocimientos sólo por altruísmo y desinterés material.
Un abrazo y muchos saludos sintéticos.