domingo, enero 31, 2016

BLACK, de wonderful live a live like you want

El pasado día 26 nos dejaba, en un inicio de año bastante luctuoso para el mundo de la música, el cantante y compositor Colin Vearncombe, más conocido como Black, a la edad de 53 años. Había sufrido heridas muy graves a resultas de un accidente de coche cerca del aeropuerto de Cork en Irlanda, y se mantuvo hasta el día de su fallecimiento en situación de coma inducido.

Paradigma para muchos como un one hit wonder, lo cierto es que no fue ni mucho menos así. La carrera de Black fue una búsqueda constante, más por su discográfica que por él mismo, de un segundo Wonderful life, la canción que le hizo conocido en todo el mundo. Hizo canciones excelentes, pero nunca pudo conseguir un éxito tan importante como su canción bandera.

Nacido en Liverpool en 1962, se inició en el punk y el post-punk, siendo su primer single con su grupo Black, Human features, una canción que, como comentó él mismo, no la escuchó durante muchos años. Más delante lanzaría Hey presto, que ya comenzó a despertar la atención sobre el grupo en Reino Unido, y este moderado éxito encoraginó a su discográfica WEA a publicar un álbum sin consentimiento de Colin, Black, con escaso éxito comercial.

El single Wonderful life, y su extraordinario álbum del mismo nombre, Wonderful life (1987), publicados con A&M, lo dieron a conocer a nivel mundial, con dos singles, el mismo Wonderful life (número 3) y Sweetest smile (número 8), que entraron en el Top 10 británico, y, en el caso de Wonderful life, en muchas de las listas mundiales. Posteriomente editaría Comedy (1988) y Black (1991), discos que obtendrían muchas ventas, pero no el éxito de Wonderful life, lo que generó tensiones con su discográfica que le llevaron a fundar su propio sello Nero Schwarz, con el que lanzaría Are we having fun yet? (1993), que fue más conocido en Europa que en su país de origen.

Tras un largo paréntesis musical, volvió con su nombre real, Colin Vearncombe, y publicaría The accused (1999), tras un período en el que se desembarazó de sus anhelos constantes en lograr componer una nueva Wonderful life, y un álbum acústico, Abbey Road live (1999), grabados en los famosos estudios de Liverpool, en el que versionaba material antiguo.

Los álbumes posteriores reflejaban un Colin más maduro y haciendo lo que realmente le gusta, en general con canciones melódicas y escasos arreglos, en álbumes como Water on snow (2000), Smoke up close (2002) y The given (2009) como Colin Vearncombe, y Between two churches (2005), Water on stone (2009) y Blind faith (2105) como Black.

Os enlazo varias de las mejores canciones de su carrera:

Hey presto - Black


Wonderful life - Black


Everything's coming up roses - Black


Swetest smile - Black


Paradise - Black


I can laugh about it now - Black


You're a big girl now - Black


Feel like change - Black


This is life - Black


Swingtime - Black


Water on snow - Colin Vearncombe


Walk on frozen water - Black


Womanly panther - Colin Vearncombe


When it's over - Colin Vearncombe

3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

el ultimo disco me encanto. sensacional Y gracias por post jj

wilpi63 dijo...

Excelente post, gracias. Ánimo sigue con una labor tan bien hecha,salud

JL dijo...

Me sorprendió su último disco. Es muy bueno. Creo que desde The accused no le salía un disco tan sólido.

Iba a poner unos pocos vídeos y enlaces de goear y un sucinto comentario, pero creí que Colin merecía un tratamiento algo más extenso, sin llegar a un ladrillazo de entrada como son habituales en este blogger :P

Gracias por vuestros comentarios, Bernardo y wilpi63. Saludos