miércoles, marzo 15, 2017

FRANCO BATTIATO

Franco Battiato. cantautor, músico y director de cine italiano, es una personalidad que está entre las más eclécticas y originales de cuantas han aparecido en el panorama cultural italiano de las últimas décadas. Muy unido a su madre Grazia, que murió en 1994, nunca le ha gustado la vida social, prefiriendo vivir de manera discreta en las faldas del Etna y cultivar su estrecha amistad con Manlio Sgalambro.

La música de Battiato se ha dirigido a menudo en la dirección de la composición de canciones y el pop, dos géneros que ha revisitado de manera culta y refinada, contaminándola con diferentes estilos musicales, incluyendo la música orquestal, el rock progresivo, la música étnica y la electrónica. Sus letras, inusuales y con carácter de citas, son a menudo dolorosas y llenas de polémicas referencias a la sociedad de consumo y a la clase política italiana. Otros temas queridos por el artista son la filosofía, el esoterismo y el misticismo. Sin embargo, el primer álbum de su discografía se caracterizó por un sonido experimental y progresivo que va desde el pop insólito de Fetus (1972) al sonido más técnico de Pollution, o al minimalismo de Terry Riley de Sulle corde di Aries (1974). Posteriormente, Battiato renunció al formato de canción abrazando el vanguardismo contemporáneo apostando por un collage de improvisaciones de órgano o piano, signos de un fuerte interés por parte del artista respecto a Karlheinz Stockhausen y John Cage. La fase experimental terminaría a finales de 1970, pero de vez en cuando volvió sobre sus pasos como confirmaron los futuros Campi magnetici (2000) y Joe Patti's Experimental Group (2014).

Se embarcó entonces en un pop con alusiones a la música clásica y a la étnica como confirmó L'era del cinghiale bianco (1979), reputado como uno de los álbumes de música italiana más innovadores de la época por sus referencias clásicas y arreglos exóticos. Seguidamente continuó con La voce del padrone (1981), más accesible y con vagas referencias a punk y la new wave, y L'arca di Noè (1982), introduciendo por primera vez el sampler. En el siguiente Mondi lontanissimi (1985) anticipó los intereses futuros del autor respecto a la música orquestal, madurada primero con Fisiognomica (1988), utilizando por primera vez "sofisticadas melodías no destinadas a una escucha fácil", así como en algunas óperas líricas inauguradas con Genesi (1987). Desde la década de 1990, la búsqueda del cantante y compositor se intensificó en nuevas direcciones como la world music de Café de la Paix (1993), que incluía arreglos exóticos como la tabla, el sarod y la tampura, el rock de L'imboscata (1996) y Gommalacca (1998), que introducía guitarras eléctricas, y las referencias a la música oriental de Dieci stratagemmi (2004).

Franco siempre ha obtenido un gran éxito de público, a menudo con la ayuda de colaboradores como el violinista Giusto Pio y el filósofo Manlio Sgalambro (co-autor de muchas de sus canciones). Además de su música, sus letras reflejan sus muchos intereses, incluyendo el esoterismo, el misticismo sufí (particularmente a través de la influencia de G.I. Gurdjieff), y la meditación oriental. Entre noviembre de 2012 y 2013 marzo tuvo una muy breve experiencia como director de turismo de la región de Sicilia en la junta de centro-izquierda del presidente Rosario Crocetta, declarando que no deseaba recibir ninguna remuneración. El músico ha probado en otros campos de expresión como la pintura y el cine. Es uno de los artistas con mayor número de premios del Club Tenco, con tres Targhe y un Premio Tenco. La canción Sarcofagia, incluida en el álbum Ferro battuto, se inspira en el tratado de PlutarcoSobre el consumo de carne.

Nació en Jonia, en la provincia de Catania, en 1945, municipio que, bajo el fascismo, abarcaba las antiguas administraciones de Giarre y Riposto, y que se convirtió en políticamente autónoma al final de la Segunda Guerra Mundial. Después de llegar a la madurez en el Liceo Científico Archimede de Acireale, y tras la muerte de su padre (camionero y obrero portuario en Nueva York), en 1964 se trasladó primero a Roma para establecerse más tarde en Milán. En referencia al período lombardo, el artista recuerda: “Milán era entonces una ciudad de niebla, y me encontré muy bien allí. Utilicé mis pocos conocimientos de guitarra en un cabaret, el Club 64, donde estuve con Paolo Poli, Enzo Jannacci, Lino Toffolo, Renato Pozzetto y Bruno Lauzi. Abría los shows con dos o tres canciones sicialianas, música pseudobarroca y pretendidamente étnica. En la audiencia estaba Giorgio Gaber, que me dijo: ‘ven y nos vemos’. Al día siguiente me fui. Nos hicimos amigos".

Atraído desde su adolescencia por la música interrumpió sus estudios universitarios y a mediados de la década de 1960 publicó dos singles publicitarios para la revista Nuova Enigmistica Tascabile (NET), que tenía como propósito dar a conocer discos de famosas canciones, interpretados por cantantes poco conocidos. En estas dos ocasiones el artista apareció en la portada con el nombre Francesco Battiato. El primer single contenía una canción presentada en el Festival de San Remo de 1965 por Beppe Cardile y Anita Harris, L'amore è partito. El segundo era una canción llevada al éxito por Alain Barrière, ...e più ti amo, traducida al italiano por Gino Paoli. La canción aparecería más tarde, en una nueva versión, en el álbum Fleurs 2 que fue lanzado en 2008.

Junto con su paisano Gregory Alicata, que había sido pianista de Edoardo Vianello y autor de cierto éxito (suya era la canción Tremarella), formó un dúo en 1967 llamado Gli Ambulanti. Los dos artistas actuaron en escuelas, con su propio repertorio de canciones de protesta, despertando mucha curiosidad. En esta etapa, su amigo Giorgio Gaber los lanzó ofreciendo sus canciones a la discográfica de Nanni Ricordi. Durante la fase de elaboración del trabajo surgieron varios malentendidos que llevaron al dúo a separarse, y Battiato decidió continuar su carrera como músico de manera individual. Gaber le consiguió un contrato con la discográfica Jolly, que colocó a la figura del artista en la categoría de "protesta", muy popular en aquel momento y presente en muchas producciones de compositores. Los primeros singles registrados oficialmente fueron La torre y Le reazioni, a las que siguieron Il mondo va così y Triste come me. La torre acompañó a la primera aparición en televisión del artista, que tuvo lugar en mayo de 1967. El programa se titulaba Diamoci del tu y era presentado por Giorgio Gaber con Caterina Caselli. Durante el show actuó otro joven compositor desconocido: Francesco Guccini. En esta misma ocasión el artista de Milán propuso a Battiato que cambiase el nombre de Francesco a Franco, para no ser confundido con Guccini. “Desde ese día, todo el mundo me llamó Franco”, recordó el músico, “incluso mi madre”. También escribió con Gaber la canción ... e allora dai!, que fue presentada en el Festival de San Remo de 1967, y Gulp Gulp, abreviatura de la ya mencionada transmisión televisiva Diamoci del tu.

En 1968 cambió a la compañía discográfica Philips con la intención de abandonar el género de protesta para grabar con más sabor romántico, con el fin de alcanzar una audiencia más amplia y generalista. Durante este período colaboró con el guitarrista Giorgio Logiri (algunas canciones escritas por los dos fueron grabadas por otros artistas, como A lume di candela, cantada por Daniela Ghibli). Grabó otras dos canciones que la compañía discográfica publicó en 1971 (Vento caldo y Marciapiede) y consiguió un discreto éxito con È l'amore, que se convertiría en el primer éxito comercial del artista con más de 100 mil copias vendidas. En 1969 el músico participó en un Disco per l'estate con la canción Bella ragazza, que sería posteriormente excluida de la competición. En ese mismo año participó en la Mostra Internazionale di Musica Leggera presentando la canción Sembrava una serata come tante.

A partir de 1971, el artista dejó el formato canción para dedicarse enteramente a la música experimental, haciendo uso constante de instrumentos y sonidos electrónicos. Como prueba de ello, publicó, durante la primera mitad de la década de 1970, muchos álbumes para el sello independiente Bla Bla. El primero de ellos fue Fetus (apareciendo en su portada una foto de un feto, que fue entonces censurada), que vendió unos 7000 ejemplares; el álbum se grabó también en una versión en inglés titulada asimismo Foetus. Atmósferas electro-acústicas, uso a veces violento e imprudente del sintetizador VCS3 y una pequeña vanguardia caracterizan a este álbum oscuro. Una obra de explícita ruptura respecto a las modas y tendencias de la época, contenía melodías de sabor mediterráneo (Una cellula, Energia, Mutazione), piezas surrealistas (Fetus y la despiadada Cariocinesi) y colisiones entre sintetizadores y guitarras con contaminaciones de samples (Fenomenologia, Anafase y la excelente Meccanica).

El disco es una especie de viaje interior de naturaleza psicodélica con saltos desde lo microscópico de una célula hasta el infinito del espacio, y dibuja su inspiración de la obra literaria Un mundo feliz de Aldous Huxley. Battiato delineaba así un álbum conceptual de forma ambigua e irreverente, intencionalmente suspendido entre la canción de autor y la "kosmische musik". Sobre él, el crítico musical Richard Bailey dijo: "ha sido siempre inclasificable; en los 70 entró en escena, activó un estéreo con música absurda y lo dejó. La audiencia lo persiguió enojada".

Su siguiente LP, Pollution (1973), continuó el camino ya trazado desde el álbum anterior y obtuvo mayor éxito, dando como resultado el 59º álbum con más superventas del año. La destrucción del formato canción siguió con este disco, una verdadera obra de arte "rock progresivo", suspendida entre cuestiones existenciales y la cuestión de la contaminación, que se refleja musicalmente con la "contaminación" de matriz electrónica. En él figuraban canciones como Il silenzio del rumore31 dicembre 1999 - ore 9 y rock sud-europeo de piezas como AreknamesBeta y Plancton. Con el impulso internacional de nuevas experiencias (como los conciertos como telonero de Brian Eno, Magma, Tangerine Dream, Ash Ra Tempel, John Cale y Nico), y basado en las lecciones musicales del maestro Karlheinz Stockhausen, Battiato se convirtió en una forma de vanguardia más íntima e intelectual.

Debido a ello, en 1973 publicó una de sus obras más exitosas llamada Sulle corde di Aries. Convergiendo en este nuevo serio trabajo la experimentación repetitiva, una electrónica algo sofisticada y una forma particular de música acústica que hacía amplia referencia a la tradición árabe. Había llegado el momento de "construir algo nuevo", y el artista, continuando en su trayectoria de incesante experimentador, privó al álbum de instrumentos clásicos del rock como guitarras, bajo y batería en favor de flautas, oboe, violonchelo, mandola, calimba y piano preparado. Las canciones más destacadas fueron la hipnótica Sequenze e frequenze, la instrumental Aries y el díptico Aria di rivoluzione y Da Oriente ad Occidente.

El siguiente disco, Clic, publicado en 1974, estaba enteramente dedicado al músico y amigo Karlheinz Stockhausen. Abandonando permanentemente la instancia de puro músico de art-rock, Battiato engendró siete composiciones cortas e inusuales casi todas instrumentales y de electrónica experimental. El disco contenía las canciones I cancelli della memoriaNel cantiere di un'infanziaNo U turn y Propiedad prohibida, canción que todavía se utiliza como tema de apertura del programa Tg2 Dossier. El álbum fue reeditado más tarde en Inglaterra, con la adición de Aria di rivoluzione (traducida en la portada de Island como Revolution in the air).

Transformándose rápidamente, Battiato comenzó de todos modos a abandonar casi del todo la electrónica. La obra siguiente, M. elle Le Gladiator, presentaba unos diez minutos de samples y overdubs (mucho más difíciles y discordantes que los de Clic), dando espacio a aproximadamente veinte minutos de sonidos de órgano grabados en la Catedral de Monreale.

Durante el mismo período, apareció el nombre de Franco Battiato en muchos álbumes escritos y publicados por otros artistas, y en todo lo relacionado con el circuito del sello Bla, Bla. En 1971 fue coautor del single Tarzan, canción lanzada por el grupo Capsicum Red; al mismo tiempo fundó la banda de rock psicodélico y progresivo Osage Tribe (su primer grupo musical), en que figuraba como líder y vocalista principal. Con estas influencias, en 1971, el single Un falco nel cielo, cuya carátula representaba una cabeza de muñeca con la boca sangrando, conquistó en poco tiempo mucha notoriedad. La canción fue elegida como la canción temática del concurso televisivo Chissà chi lo sa?, entrando a formar parte (entre muchas curiosidades) del cancionero scout.

El año siguiente, Osage Tribe lanzaron un LP de jazz rock progresivo titulado Arrow head; Battiato no formó parte del grupo, pero aparecía en el disco como coautor de la canción Hajenhanhowa. Más adelante, bajo el alias de Genco Puro & Co, colaboró en el disco Area di servizio, grabado ese mismo año por Riccardo Pirolli. En este LP Battiato cantaba en tres canciones: Giorno d'estateNebbia y Biscotti e the. Más tarde, realizó otras producciones menores usando varios seudónimos, como Springfield, Ixo y Colonnello Musch (en este último caso colaborando con el músico Pino Massara).

En 1973 colaboró con la banda Jumbo en su álbum Vietato ai minori di 18 anni?, y añadió a la canción de Gil su especifico sonido gracias a su EMS VCS3 (sintetizador analógico muy versátil, generador de efectos electrónicos). Igualmente importante fue su participación en el disco La finestra dentro, de su amigo Juri Camisasca, álbum que estaba entre los más conocidos de la música vanguardista de la época. En 1975 participó en el proyecto progresivo/experimental Telaio magnetico durante una pequeña gira por el sur de Italia, junto con Juri Camisasca, Mino di Martino, Terra di Benedetto, Roberto Mazza y Lino Vaccina. Como testimonio de ello, fue grabado el álbum Live '75, distribuido en el mercado en una edición limitada.

En el verano de 1975 asistió al Festival del Proletariado Juvenil celebrado en el Parco Lambro, bajo la organización de la revista Re Nudo. El nombre del músico aparecía junto a los de los más grandes artistas de la música italiana, Francesco Guccini y Giorgio Gaber, Lucio Dalla, Francesco de Gregori, o Antonello Venditti. El mismo Battiato recordaría la época de la contracultura en estas palabras: “hace treinta años era mucho más fácil. Pollution se ubicó en los primeros puestos. Hoy en día no encontraría quién me lo publicase. En mis tiempos en los festivales si veían una etiqueta de Coca-Cola se derrumbaría todo. Hoy estamos en la apología de la marca”.

Battiato pasó sus días recluido en su casa frente al piano en un intento de crear nuevas formas de sonido y frecuentar con músicos clásicos (especialmente el pianista Antonio Ballista, ejecutor de grabaciones en disco de composiciones de Battiato de este período, y Giusto Pio, su maestro de violín y futuro colaborador en arreglos de disco pop desde 1979 hasta 1991). En 1976, con el cierre del sello Bla Bla, Battiato cambió a Dischi Ricordi y se dedicó al descubrimiento de la vanguardia culta con tres álbumes de escaso eco comercial y no apreciados convenientemente por la crítica. El primero de ellos fue Battiato, aparecido en 1977, del que se extrajo el single Cafè-Table-Musik, una especie de collage musical que duraba 20 minutos, cuyo título aludía a una expresión lúdica del escritor Marcel Proust. Como experimentador infatigable, Battiato se acercaba al género teatral poniendo en escena en febrero de ese año la obra musical Baby sitter. Lejano a cualquier forma de pieza tradicional, el musical era un puzzle de acontecimientos escénicos sin trama alguna, inspirado en el concepto de ready-made, teorizó en 1913 por Marcel Duchamp.

Su colaboración con el compositor Giusto Pio se convertiría en una fructífera asociación artística; el mismo Giusto Pio le impartiría en años venideros varias lecciones de violín. También a través de Ricordi fue lanzado el año siguiente Juke box, primera colaboración de relieve con el violinista, que fue elaborado en primera instancia como banda sonora de la película para televisión Brunelleschi (más tarde rechazada por los productores). Se trataba de seis piezas para piano, violín, soprano y coro. También en 1978, produjo el primer disco de Giusto Pio, Motore immobile, así como, el año anterior, el álbum de debut del artista Alfredo Cohen, Come barchette dentro un tram.

Finalmente, el último álbum lanzado con Ricordi fue L'Egitto prima delle sabbie. Con la canción L'Egitto prima delle sabbie (de 14 minutos de piano "zen", con un único acorde repetido), ganó en 1979 el Premio Stockhausen de Música contemporánea. Durante el mismo período, junto con Giusto Pio, asumió la dirección musical del espectáculo Polli d'allevamento, escrita y dirigida por su amigo Giorgio Gaber. El dúo se ocupó, de manera primordial, de los arreglos, que también se utilizaron en el álbum en vivo grabado del show.

En 1978 publicó un nuevo single usando el seudónimo Astra. Las dos canciones, escritas con Pio, eran Adieu y San Marco (ambas con un texto en francés). Al año siguiente, incorporó la misma música de Adieu para una nueva canción titulada Canterai se canteró, grabada por Catherine Spaak (que se encontraba en la cara B del single Pasticcio), y en 1989 para la canción Una storia inventata (contenida en el disco Svegliando l'amante che dorme de Milva). Durante el mismo período volvió a colaborar con el artista Alfredo Cohen, y elaboró junto a Giusto Pio la música de las canciones Roma y Valery (cuyo texto, editado por Battiato, daría nacimiento años después a la más famosa Alexander Platz). Esta serie de canciones forjaron la etapa del ascenso como cantautor de Battiato, y desde entonces volvería de manera definitiva al formato tradicional de canción.

En 1979, gracias al interés de Angelo Carrara, que sería su manager y productor hasta 1986, cambió de sello y firmó con EMI Italia, decretando su regreso a la canción, sin dejar de mencionar su fascinación hacia los ecos de la música oriental. Esta fascinación lo acercaría más a la experiencia espiritual del sufismo, practicado predominantemente por los mártires del misticismo islámico. No en vano, se inscribió convencido en el Instituto Italiano para el Medio y Lejano Oriente, cultivando incluso el estudio de la lengua árabe. Así, en el otoño de ese año grabó, en los estudios de Alberto Radius, L'era del cinghiale bianco, que contenía referencias a ideas esotéricas del escritor e intelectual René Guénon. Del álbum se grabó una primera versión, muy diferente de la versión final, que mostraba la ausencia de instrumentos de rock como el bajo y la batería, y que dejó muy insatisfechos a los autores. Fueron llamados para una segunda grabación con los músicos Tullio de Piscopo y Julius Farmer. Una vez grabado de nuevo, el disco se presentó a los ejecutivos de EMI, que se revelaron muy renuentes para su publicación. Bruno Tibaldi, presidente de la discográfica decidió lanzar el álbum igualmente por todo el país. A pesar de la modesta cifra de ventas y de diversas críticas por parte de algunos sectores de la prensa, el disco fue reconocido por una comisión específica (compuesta por diversas personalidades del mundo de la música) como el mejor álbum italiano del año.

L'era del cinghiale bianco era una caja de pop que daba la impresión de atender a múltiples puntos, del jazz-rock a la música sacra, pero que (y ésta es la peculiaridad) permanecía siempre sólo como música pop. El trabajo contenía una serie de elementos que en el futuro formarían el estilo y la poética de Battiato: sugestiones exóticas, referencias literarias y burlones juegos lingüísticos. Algunos ejemplos de ello estaban en las canciones: Strade dell'est (en las aventuras del líder kurdo Mustafa Mullah Barazani), Magic shop (panfleto irónico contra la comercialización del arte) y L'era del cinghiale bianco, marcada por célebres riffs de guitarra y violín. La referencia geológica para una imprecisa "era del jabalí bianco" provenía de una antigua leyenda celta que veía en el "animal sagrado" el emblema del conocimiento espiritual. También eran destacables el instrumental Luna indiana, la visionaria Il re del mondo, y la canción Stranizza d'amuri, primera canción escrita enteramente en lengua siciliana. Hizo una gira de 15 fechas, caracterizada por una discreta presencia de público, en la participó el pianista Philip Destrieri, que colaboró con Battiato a lo largo de las décadas de 1980 y 1990.

Después de un año, fue publicado un nuevo LP, Patriots, que originalmente iba a ser llamado I telegrafi del Martedì Grasso. La música se convirtió en más pegadiza, hasta los límites de la canción para emisoras de radio; los arreglos eran menos suaves pero igualmente complejos, con un uso más pronunciado de guitarras eléctricas y sonidos electrónicos. Los textos eran extrañamente más irónicos, pero no perdían su carácter evocador. El disco, a diferencia de la anterior, obtuvo un éxito moderado, alcanzando el puesto número 30 en las listas italianas. Del álbum formaban parte numerosas canciones destinadas a convertirse, con el tiempo, en auténticos clásicos del músico, como la intensa Prospettiva Nevski (que se refería a la calle principal de San Petersburgo) y la ensoñadora Le aquile (con el texto inspirado en el romance Statue d'acqua, del escritor suizo Fleur Jaeggy). Tampoco se debe olvidar las canciones Venezia-Istanbul (con final recuperado de Canto dei lavoratori de Filippo Turati) y Arabian song (la primera canción en la que el artista se refería a la cultura islámica).

La canción central del disco y quizá la más adictiva era Up patriots to arms, título expresivo del significado hermético que el autor revelaba con las siguientes palabras: "la idea se remonta a 1975, cuando en un pub de Birmingham vi un cartel que decía ‘arriba patriotas a las armas’. Al principio me llevó a la risa, pero entonces pensé que esa frase, si se le daba la vuelta podía ser entendida en una manera positiva, podía ser un buen comienzo para empezar a hacer cosas nuevas, a tratar de cambiar". Cerraban el disco las canciones Frammenti y Passaggi a livello, ambas marcadas por el extenso uso de citas literarias que recordaban los versos de grandes poetas y escritores como Marcel Proust, Giovanni Pascoli, Giacomo Leopardi y Giosuè Carducci.

Los cambios de registro textuales y musicales, y el recurso a las citas y fragmentos estaban detrás de una nueva idea de canción propuesta por Battiato. El autor no se ofrecía para contar una historia ni para afrontar una temática específica, cuidándose, al contrario, de "fusionar" frases y situaciones sin ningún vínculo causal. Lo que se presentaba era un componente inédito, donde las palabras hacían de puente hacia la música, mientras que ésta explicaba una estructura y todos los versos por sí mismos. De esta manera el artista creaba, de forma autónoma y solitaria, una respuesta italiana a las transformaciones en la música popular internacional. En cuanto al fondo, el músico comentaría: “una niña de 15 años me ha escrito diciendo que a ella no le importa nada lo que yo digo, sin embargo le gusta por su locura. Para mí esto es lo mejor, porque no quiero decir nada, o quiero decir todo". Y en otra ocasión declaró: "Creo que, al contrario de aquellos que no entendían nada sobre mis textos y los que lo juzgaban un revoltijo de palabras en libertad, que en ellas siempre hay algo detrás, algo más profundo. Cuando se intenta adaptar un texto a la música, resulta que no siempre es posible. Hasta que no se hace recurso de este tipo de frases que tienen solamente una función sonora. Si tratas de escuchar y no leer, porque la letra de una canción nunca es más leída que escuchada, se convierte en claro el significado de esa palabra, sólo de ésa y no de otra. Para entender tienes que escuchar, tener una mentalidad despejada: abandonarse, sumergirse. Y aquellos que afirman saberlo siguen siendo sordos”.

Este "nuevo curso", asistido por el incesante deseo de experimentar, llevaría al músico a colaborar con otros artistas, en particular con la cantante Alice, con la que escribiría ese mismo año Il vento caldo dell'estate, primera afirmación del nuevo sonido de Battiato; originado a partir de una intuición de Battiato y del violinista Giusto Pio, decidió parar el ritmo durante el paréntesis, agregando una sucesión de acordes de órgano.


La "onda musical" patrocinada por el artista, destinada a recodificar la gramática de la música pop, llegaría a su consagración en octubre de 1981, con la publicación del álbum La voce del padrone; título que invocaba el pensamiento del escritor Georges Ivanovich Gurdjieff, y al mismo tiempo la irónica alusión a la homónima compañía discográfica. Con siete canciones prácticamente perfectas e inteligentes y no fáciles, incluso bailables y pegadizas, el disco llevaba a la máxima expresión el juego de "contaminación" empezado con L'era del cinghiale bianco, y puesto en evidencia en Patriots. Con este fin, Battiato construyó un culto y refinado producto, cantable y fácil de leer, que lograba casar perfectamente compromiso y ligereza, lo que implicó grandes grupos de admiradores siempre considerables. Musicalmente el álbum era presentado como "pop", pero reestructurado con rociadas de aquello que había producido la escena musical de los años anteriores, desde el punk a la electrónica, de la new wave hasta llegar a lo "clásico" debido en gran parte a la estrecha colaboración con el maestro Giusto Pio, autor de la música junto al mismo Battiato. Battiato ganó cómodamente su mayor desafío: hacer "deliberadamente" música muy comercial sin perder la dignidad cultural de su trabajo, incluso saliendo fortalecido.

El nuevo LP fue promocionado en el programa musical Discoring, y anteriormente en la Mostra Internazionale di Musica Leggera, además de con el lanzamiento del single Bandiera bianca. Battiato presentó la canción sobre un hipotético escenario electoral con megáfono, rodeado por un grupo de madrigales que actuaban cantando los versos del coro. El estribillo estaba tomado del poema Ode a Venezia de Arnaldo Fusinato, y representaba un signo explícito de las confrontaciones en la sociedad, donde la carrera por el dinero y el bienestar parecía la única felicidad posible. El LP entero contenía canciones, incluso hoy en día, muy populares, siendo pronto catalogado como uno de los clásicos italianos: como la mencionada Bandiera bianca, Cuccurucucù (un título que se hacía eco del éxito mexicano interpretado por Caetano Veloso), Gli uccelliSummer on a solitary beach, y la carnal y exótica Sentimiento nuevo.

Otra canción conocida es la fascinante Centro di gravità permanente, basada en teorías psicofísicas del filósofo Georges Ivanovich Gurdjieff sobre las dificultades del ser humano para encontrar su propio "ser interno", que es esencial para el control de los impulsos emocionales e irracionales. En favor del místico armenio el compositor declaró: "el cambio real de mi carrera, el más grande, lo debo al descubrimiento de Gurdjieff. Solo con una experiencia autodidacta había descubierto la que en Occidente se llama meditación trascendental, pero el pensamiento de Gurdjieff vio perfectamente diseñado un sistema que ya había intuido y frecuentado. Hay muchas maneras, están Santa Teresa y San Francisco; Gurdjieff era muy agradable para mí. Una especie de sufismo aplicado a Occidente, al interior de una sociedad consumista”.

Después de un éxito tímido, en febrero de 1982 el álbum comenzó a elevarse en las listas, alcanzando la primera posición en el mes de marzo, manteniendo la primacía hasta principios del otoño. Al final del año sería el primer álbum italiano que pasó, entre septiembre y octubre, del millón de copias vendidas, superando todas las expectativas del autor y la compañía discográfica. Entre las diversas certificaciones, recibió el premio Góndola de oro en Venecia por Mejor álbum del año. El disco se colocó en el 2º lugar en la lista de la revista Rolling Stone de Los 100 álbumes italianos más hermosos de todos los tiempos. Battiato se estaba convirtiendo en un "caso", un tema de estudio para los intelectuales y una fuente de inspiración para muchos músicos.

Resultados similares al álbum anterior se obtuvieron por L'arca di Noè, lanzado en 1982, que vendió unas 550 mil copias en pocas semanas, lo que supuso ser el disco italiano con ventas más grandes del año, precedido sólo por el famoso Thriller de Michael Jackson. Con este disco, Battiato ganó fama de ser uno de los músicos más versátiles e inteligentes de Italia. El nuevo álbum, de tenor pesimista y apocalíptico, presentaba canciones de un estilo mordaz e irónico, persistían las melodías fáciles, pero diversos arreglos del disco anterior son sustituidos por una uniformidad sonora tendente a una electrónica rítmica más calmada. En él se incluían las canciones Scalo a grado (donde se cantaba la transcripción en latín del Agnus Dei), la variopinta New frontiers, o L'esodo y Clamori (estas dos últimas musicaron sus textos a partir del místico y escritor Tommaso Tramonti). Radio Varsavia (primer single extraido del álbum) provocó muchas discusiones y críticas, y Gianfranco Manfredi, desde las columnas del periódico La Stampa, acusó a Battiato de haber insertado en el disco la "cultura de la nueva derecha". La respuesta del músico no tardó mucho en llegar: "no sé qué encontrarás en mis canciones que pueda acercarse hacia esa ideología que es exactamente lo contrario de lo que digo. Lo contrario". La fascinante canción Voglio vederti danzare, inmediatamente se convirtió en uno de los pilares fundamentales de su discografía, y fue requerida constantemente en todas sus actuaciones en directo. La danza en cuestión tomaba la habilidad artística del "dervisches tournerneur", bailarines místicos que solían actuar con movimientos circulares y obsesivos, como símbolo de búsqueda espiritual e introspectiva. Battiato, colaboró en todas las canciones del álbum Legione straniera del músico y amigo Giusto Pio, así como en la posterior Restoration.

Battiato imponía así una figura moderna de compositor, ecléctica y personal donde la textura sonora se alimentaba de numerosas pociones musicales (desde el sampleo electrónico a la partitura clásica), y los textos se convertían en el centro de un verdadero pastiche literario donde se amontonaban citas eruditas, terminología pop y variadas propuestas filosóficas. Asimismo la voz, lejos de cualquier criterio habitual, despertó mucha atención, confiando en un tono nasal muy particular, muy parecido a la técnica vocal de falsete.

La estima por el músico cantautor de Catania en su nueva apariencia de cantautor también se confirmó en sus siguientes obras. En el otoño de 1983 publicó el crepuscular y recuperado Orizzonti perduti. El álbum, en la reproducción de sonido, presentaba un uso masivo de música electrónica, distinguiéndose por la ausencia completa de instrumentos acústicos. En el trabajo, los temas habituales descendían en una "mística de lo cotidiano" que procedía delineando imágenes de la naturaleza doméstica y popular. En consecuencia, las descripciones de la vida cotidiana eran evidentes en las canciones Tramonto occidentaleZone depresseGente in progresso y especialmente en la autobiográfica Campane tibetane. El disco fue lanzado precedido por el single La stagione dell’amore, otro clásico de su producción. Destacan las canciones Mal d'Africa y Un'altra vita.

En 1984 el cantante siciliano decidió reducir considerablemente la actividad de conciertos. La excepción fue su participación en el Festival de Eurovisión con la cantante Alice. Los dos artistas actuaron cantando la canción I treni di Tozeur, que quedó en 5º lugar, obteniendo un gran éxito de ventas en toda Europa. La canción hacía referencia a Tozeur, antiguo centro comercial del Jerid, situado en los márgenes del desierto del Sahara. La zona está rodeada por un lago de sal ("distese di sale...”) cuyas desalaciones provocaban a los caminantes alucinaciones y espejismos. Donde una vez se hablaba de caravanas en la distancia, hoy los espejismos pueden ser vistos y confundidos como trenes en el horizonte. De aquí el origen del título. En el mismo año participó en un proyecto implementado en el show televisivo Mister Fantasy, que consistía en un concierto telemático con la ejecución de la canción Propiedad prohibida, interpretada por el músico y por cinco colaboradores situados en cinco localidades distintas.

Ya en el verano, Battiato anunció tres nuevos álbumes para los mercados italiano, español e inglés. El disco para el mercado italiano, Mondi lontanissimi, fue lanzado en abril de 1985. Este nuevo trabajo se caracterizaba por un escenario de ciencia ficción, típico de la emergente literatura cyberpunk, que presentaba un alto uso de sonidos computerizados que eran la contrapartida de las melodías de corte clásico. En la portada figuraba un Battiato en la sombra intentando abrir una ventana que mostraba el perfil de Saturno. Por tanto, los "mundos distantes" eran los planetas de nuestro sistema solar y también (segunda lectura) los "mundos internos" de nuestra conciencia, donde los niveles de conciencia todavía permanecen desconocidos e inexplorados. Anticipado por los singles No time no space/Il re del mondo y Via Lattea/L'animale, alcanzó el puesto 3 en la lista de Los 23 LP más vendidos en Italia. La canción del álbum No time no space (especie de representación de los misterios del universo) estaba basaba en el ritmo apretado de los tambores que daban el punto a una escritura deliberadamente sinfónica y armoniosa. El estilo del autor es evidente en varias pistas postmodernistas consolidadas incluyendo Risveglio di primaveraTemporary road y Chan-son egocentrique (ya grabada con Alice en el álbum Azimut).

Con Echoes of sufi dances, Battiato intentó una aventura personal en los mercados español y británico. Mientras que en España el compositor obtuvo una buena respuesta en ventas, en Estados Unidos el disco no superó las 10 mil copias vendidas. Battiato, tras el entusiasmo inicial por la entrada en el mercado de Estados Unidos, no prestó más atención al proyecto, en parte debido a las condiciones impuestas por el productor de la EMI americana, que habría exigido su traslado a Los Angeles para fines promocionales. A pesar de la advertencia del maestro Stockhausen, que años antes había pedido al músico desprenderse del atuendo de cantante pop, el artista inició una carrera paralela como compositor culto, conduciendo a la publicación de numerosas obras de matriz sagrada y académica. La oportunidad de inaugurarla fue la ópera en tres actos Genesi, de 1986, en realidad caracterizada en gran parte por sonidos sintéticos y electrónicos. El proyecto fue mantenido por el mismo Battiato desde 1983. Tras interpretar esporádicamente en concierto algunas piezas de la obra, la primera representación oficial tuvo lugar en el Teatro Regio de Parma en abril de 1987.

El retorno a la canción fue marcado en el álbum Fisiognomica, que se abría a un escenario clásico y académico, apoyado por una inspiración espiritual creciente, para evolucionar en una especie de cantautor filósofo, muy lejos del clamor hasta entonces obtenido. El repliegue interno surgido le afectaría incluso a nivel personal, desplazando el radio del artista del caótico Milán a su Sicilia natal, eligiendo como nuevo hábitat y entorno la pequeña ciudad de Milo. El decimoquinto álbum de estudio del cantautor se inspiraba en la obra homónima de Aristóteles (hoy discutida su autenticidad) y contenía varias ideas notables: en todas las baladas, E ti vengo a cercare y Secondo imbrunire, se combinaban las canciones de amor tradicional con cuestiones puramente existenciales. Fue destacado el arreglo de Il mito dell'amore, con parte de secuencias para teclado para profundizar en pasajes de piano, todo cincelado por poderosos coros líricos, en un final en que tomaban protagonismo la guitarra eléctrica y el órgano eclesiástico. Uno de los resultados más destacados del disco estaba en la canción L'oceano di silenzio, que unía teclados y orquesta en un desarrollo calmado e hipnótico, que anticipaba el sonido sacro del álbum siguiente Come un cammello in una grondaia. Otras canciones destacadas eran Nomadi (escrita por el músico Juri Camisasca) y Veni l’autunnu, declarado homenaje a su tierra natal, cantada con fonemas en árabe y en siciliano.

A pesar de las canciones figuradas, explícitamente, sin ninguna lógica comercial, el álbum vendió más de 300 mil copias, convirtiéndose en uno de los más grandes éxitos del año, seguido de una gira que tuvo lugar fuera de las fronteras nacionales. Con este nuevo LP en 1989 fue llamado por el Papa Juan Pablo II para actuar en el Vaticano, convirtiéndose en el primer cantante pop que celebraba un concierto en la Ciudad del Vaticano. En medio de la actuación, mientras cantaba una frase de la canción E ti vengo a cercare, la voz del cantante se rompió de emoción dejando el verso suspenso y sin terminar. "El incidente" no asumió los contornos de un temor, sino que fue debido al momento particular que, de acuerdo con el artista, había restituido a la canción un significado nuevo e inesperado.

El siguiente disco, Giubbe rosse, aparecido en 1989, fue el primer álbum en vivo del músico y recogía las grabaciones efectuadas en la sección de invierno de la gira Fisiognomica Tour por teatros de Francia, España e Italia. El disco recorría gran parte de la carrera del cantautor, desde la experimentación de la década de 1970 hasta la más reciente de los 80. La obra contenía la inédita Giubbe rosse, la aireada Alexander Platz (cantada antes por Milva), Mesopotamia, versión modificada de la canción Che cosa resterà di me (escrita para el álbum Dalla/Morandi) y Lettera al governatore della Libia, también modificada y ya escrita en 1980 por Giuni Russo. La cantante siciliana aparecería cantando coros en esta nueva versión. La colaboración entre Giuni Russo y Battiato se remontaba a la década de 1980, cuando Battiato escribió para la joven artista todo el álbum Energie, publicado en 1981 y conteniendo, además de la mencionada Lettera al governatore della Libia, otras canciones como Il sole di AusterlitzUna vipera sarò y L'addio. En esta misma época, el compositor compuso en paralelo música de cine, escribiendo la partitura original para la película Una vita scellerata (emitida en 1990), que se centraba en la figura del artista florentino Benvenuto Cellini.

La década de 1990 se abrió con el lanzamiento de un nuevo álbum llamado Come un cammello in una grondaia, que rápidamente vendió más de 25 mil copias. El título aludía a una cita de Al-Biruni, científico persa que vivió en el siglo XII, que solía proferir tal frase para indicar la insuficiencia de su propio lenguaje al describir los asuntos científicos. Grabado en los históricos estudios de Abbey Road, era una vez más, desde un punto de vista formal, un álbum de pura ruptura. Después de haber llevado la canción tradicional por áreas hasta entonces desconocidas, Battiato repentinamente rompía con el pasado revelando su anhelo religioso y espiritual, y su incesante deseo intelectual de una forma sencilla, elegíaca. La idea de eliminar en la fase de grabación los componentes de la sección rítmica condujo el disco a resultados aún más radicales que el precedente Fisiognomica. De esta manera, el artista realizaba el ambicioso proyecto de acercar el mundo de la música pop al más adulto de la sinfonía clásica.

El resultado fue un disco de difícil disfrute, donde la voz se acompañaba de la melancolía de una música de piano, así como de extraños y sutiles acordes de teclado que confluían en la marcha hipnótica de la Orquesta Nacional de Londres. El álbum estaban presentes cuatro grandes músicos clásicos del pasado como Richard Wagner, Vicente Martín y Soler, Johannes Brahms y Ludwig van Beethoven, unidos a otros inéditos del cantautor. Destacaba, en una verdadera y propia antítesis, respecto la función íntima de otras canciones, la inventiva política de Povera patria. El texto era un auténtico J'accuse artístico e intelectual que anticipaba la deriva institucional de la década de 1990, representada por los hechos de Tangentopoli y de los atentados a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino. La canción ganó en 1992 el premio Targa Tenco a la Mejor canción del año. Cerraban el disco la austera Le sacre sinfonie del tempo y la invocación mística de L'ombra della luce. En la gira de promoción del disco, Battiato fue acompañado por la orquesta I Virtuosi Italiani, de Antonio Ballista y Giusto Pio.

Después de la afirmación personal en el Concerto di Baghdad, celebrado con la orquesta nacional iraquí en 1992 (transmitido a todo el mundo y todavía disponible en DVD), el autor volvió a Italia con un nuevo LP de inédita temática titulado Caffé de la Paix. El álbum incorporaba las innovaciones pop del Battiato de los 80, filtrado con cuestiones teológicas y místicas tratadas ya en trabajos anteriores. Tambores, bajo, guitarras, teclados y ordenadores, reintegrados definitivamente, se cruzaban con los instrumentos clásicos y a veces incluso con instrumentos árabes tradicionales, formando así un ejemplo de world music en formato canción. A las ya habituales expansiones orquestales con teclados y textos oníricos (Sui giardini della preesistenzaRicerca sul terzoHaiku) se intercalaban una serie de eficaces baladas, diversamente dispuestas entre tradición y modernidad. Además del aliciente árabe de Fogh in Nakhal, incluía la colorida Caffé de la Paix, y el celo religioso de Lode all'inviolato, con una evolución acelerada, a menudo dictada por un sonido de rock. Otras canciones destacables eran el díptico histórico y mitológico Atlantide y Delenda Carthago. Esta última, además de invocar la admonición popular de Marco Porcio Catón, contenía un extracto del Libro III de las Elegías, escrito por el poeta latino Sexto Propercio. Cabe señalar, además, una referencia al mundo magrebí, donde las mujeres con "los dedos teñidos de henna", realizan en su piel particulares grabados (similares a los tatuajes de hoy en día), en aquel momento patrimonio exclusivo del cuerpo femenino.

El trabajo fue considerado el Mejor disco del año en la encuesta Musica e dischi, y fue el 36º álbum más vendido en Italia en relación de 1993. El Café de la Paix, mencionado en la canción, es una brasserie parisina diseñada por Charles Garnier (arquitecto de la Ópera Nacional de París), inaugurado en 1862; era el lugar donde Georges Ivanovich Gurdjieff entretenía con lecciones a varios adeptos de su línea de pensamiento. El año siguiente publicó el directo Unprotected y el nuevo clásico Messa arcaica, composición religiosa sólo de coro y orquesta, interpretada en una gira por las iglesias más fascinantes de Italia y con un éxito no despreciable. También es mencionable la versión de la ópera en dos actos Gilgamesh, que encontraba su fuente literaria directamente de la mitología sumeria. Menos filtrada de elementos electrónicos que la anterior Genesi, pero seguramente más pretenciosa, la primera representación oficial fue celebrada en el Teatro de la Ópera de Roma en junio de 1992.

Desde 1994 Battiato comenzó trabajar con el filósofo Manlio Sgalambro, con quien se reunió el año anterior en su Sicilia natal, durante la presentación, junto con el editor Scheiwiller de una colección de poemas del poeta Angelo Scandurra. Los primeros frutos de esta colaboración fueron la obra teatral Il cavaliere dell'intelletto (nunca publicado en disco) y el álbum L'ombrello e la macchina da cucire, el último en ser lanzado por EMI. Generalmente olvidado y casi nunca repetido en conciertos en vivo, el álbum contaba con muchas canciones intelectualmente difíciles, sumamente buscadas después, y por tanto lejos de cualquier intención comercial. El título del disco reanudaba la frase que aparecía en el poema épico en prosa Canti de Maldoror, del poeta francés Lautréamont. También son destacadas otras canciones como Piccolo pubBreve invito a rinviare il suicidioFornicazione y la grandilocuente y enfática Gesualdo da Venosa, alentada por la presencia de un canto/recitado casi dance, con voz y coro perfectamente mezclados.

En el otoño de 1996, publicó a través del nuevo sello Mercury L'imboscata, que obtuvo mucho éxito, tanto como para devolver a Battiato la popularidad de los últimos años. El disco se instaló en el puesto numero 2 de la lista FIMI Artisti conviertiéndose, para el mercado italiano, en el 9º álbum más vendido del año. La característica portada mostraba una pintura de Antoine-Jean Gros, retratando a Napoleón Bonaparte mientras arengaba al ejército antes de la Batalla de las PirámidesL'Imboscata renovó la ruta experimental del cantante, gracias a un uso masivo de sintetizadores y sonidos electrónicos. Se creaba así una línea diferente de composición centrada en el uso prominente de la guitarra eléctrica, que combinaba la música de cámara, la aceleración rítmica y repentinas asperezas rock. Con respecto a las letras del "alfabeto" innovador de Sgalambro introdujo en el mundo de la canción un italiano cortesano y elevado, no desdeñando soluciones cercanas al multilingüismo (algunas canciones recogen pasajes en inglés, francés, portugués y alemán). También publicado en España, el álbum contenía una de sus canciones manifiesto: La cura, considerada por muchos críticos una de las más bellas composiciones de amor de la música italiana (en realidad dotada de un significado místico y trascendente, no reconducible sólo a las contingencias terrenales), una maravillosa y solemne confesión de amor suspendida entre utopía intelectual y la búsqueda de su propia esencia. La canción fue certificada con Disco de platino, con más de 30.000 copias vendidas.

El primer single, Di passaggio, presentaba una charla de Sgalambro leyendo en griego antiguo un fragmento de Heráclito. El pensamiento del filósofo impregnaba toda la canción que cerraba, a su vez, con otro fragmento (en el caso de un epigrama de Calímaco), cantado a dos voces por Battiato y Antonella Ruggiero. Seguidamente nos encontramos con el impresionante Strani giorni (ejemplo del nuevo rock propuesto por el artista), Amata solitudine y la balada de sabor Ibérico segunda feira. El texto evocador lusitano presentaba un Mediterráneo de la época clásica, donde el mar soñado se convertía en la memoria de lugares exóticos como el puerto de Singapur, el coral en las Islas Maldivas y la sugestiva Macao. La única canción que no apareció en el álbum y fue editada como single fue la variada Decline and fall of the Roman Empire, que en gran parte trataba de textos literarios de Sgalambro donde se invocaban obras diametralmente opuestas como L'anatomia dell'urina de James Hart y el Evangelio según San Mateo. También en 1996, salió al mercado un álbum doble recopilatorio titulado Battiato studio collection, y el año siguiente un álbum doble recopilatorio de sus presentaciones en vivo titulado Battiato live collection. En la estela del renovado éxito, participó en el Festivalbar y, anteriormente, en el Concerto del Promo Maggio, donde recibió inesperados abucheos por el fallo de los amplificadores del escenario.

El artista siciliano continuó su exploración por el mundo de la guitarra eléctrica, adoptando su componente más dura y radical. El resultado fue el sorprendente Gommalacca, lanzado en el otoño de 1998, que representa uno de los mayores éxitos del artista y, al mismo tiempo, uno de sus experimentos musicales de más atrevidos. Rico en sonidos duros e irregulares, de contaminación electrónica, distorsiones y overdubs, Battiato acuñó una especie de "techno hard-rock intelectual" de inquietante impacto sonoro. Lo confirmaban canciones como Il mantello e la spiga, la aparentemente apacible Casta Diva (donde los agudos de guitarra eléctrica podrían haber acompañado los agudos tomados de Maria Callas, pero fueron sustituidos cuando se publicó con la voz de otra soprano por no disponer del consentimiento de los herederos de Callas) y Auto da fe, centrada en la interacción entre la misma guitarra eléctrica y el sintetizador. El título de la canción invocaba la ceremonia pública del auto de fe (literalmente salto de fe), proceso establecido por la Inquisición donde se imponían sanciones y condenas de diversas naturalezas.

Las canciones más destacadas del álbum son sin duda Il ballo del potere y Shock in my town. La primera combinaba la percusión de arte tribal con impresionantes coros, abriendo simultáneamente a melodías de la década de 1930. La segunda estaba estructurada según un riff de guitarra donde se superponían de fondo numerosos sonidos y distorsiones, coros espectrales, e ideas electrónicas; el texto, entonces, es un verdadero viaje psicodélico, entre oscuras visiones y delirantes descripciones urbanas, ampliamente resumido en la famosa "falsa rima": "shock in my town... Velvet Underground". El "shock" adicional, mencionado en la canción, se refiere al elemento clave de la "Ley de la octava" (teorizada por Gurdjieff), es decir, el impulso que evita que las corrientes cambien de dirección y por lo tanto mantienen firmes nuestras intenciones y nuestras acciones. Este impulso insta a despertar el poder de la serpiente "Kundalini" (también citada en el texto), que según cierta cultura Yogui representa la energía vital, latente en la base de la espina dorsal. También son mencionables otras composiciones como La preda ( que describe minuciosamente un gozo tántrico) y la vibrante y apocalíptica Quello che fu. Otra canción de mérito es la tranquila y armoniosa Vite parallele, donde Battiato abordaba el tema de la reencarnación (ya argumentado en Café de la Paix), del que el cantautor es un firme creyente. Durante ese año, el disco fue promocionado en muchas transmisiones musicales, adjudicándose en 1999 el premio Targa Tenco por Mejor álbum del año.

Con el final del milenio, Battiato huyó otra vez del formato canción y por encargo del Teatro del Maggio Musicale Fiorentino grabó para Sony los siete movimientos experimentales que componían el disco Campi magnetici. La obra era un retorno momentáneo a las tendencias vanguardistas de la década de 1970, ahora filtradas por el uso de la tecnología digital moderna. En el álbum se alternaban corrientes electrónicas con ataques repentinos y enloquecidos de percusión, que daban espacio a un lánguido inciso lírico y pianístico. No faltan partes recitadas que tratan de manera particular de la ciencia empírica. En marzo de 2000, el artista siciliano ganó el influyente premio Librex Montale, en la sección específica Versos para música; el premio fue otorgado en la misma edición también al poeta florentino Alessandro Parronchi.

En el otoño de 1999 lanzó un nuevo álbum titulado Fleurs, totalmente apoyado por sólo un piano y cuarteto de cuerdas. Se trataba de un refinado "álbum conceptual" compuesto (así como dos canciones nuevas) de diez canciones de otros artistas, que en su mayoría databan de las décadas de 1950 y 1960, con todos los arreglos efectuados por un conjunto de cámara. El álbum era musicalmente muy unitario, aunque contenía canciones históricamente muy distantes unas de otras, como el clásico Era de maggio del poeta napolitano Salvatore di Giacomo, y Ruby Tuesday, éxito de los años 60 de los Rolling Stones. Battiato se confrontó bien con piezas de otros artistas prefiriendo canciones de naturaleza sentimental, tanto italianas (contó con dos canciones covers de Sergio Endrigo: Aria di neve y Te lo leggo negli occhi) como extranjeras (J'entends siffler le train, de Richard Anthony, Che cosa resta -Que reste-t-il de nos amour- de Trenet y La canzone dei vecchi amanti -La chanson des vieux amants- de Jacques Brel).

El trabajo era sobre todo una oportunidad para rendir homenaje al reciente fallecido cantautor Fabrizio de André, grabando y reinterpretando dos de sus canciones más famosas: La canzone dell'amore perduto (tema que abría el disco) y Amore che vieni amore che vai (presentado con emoción en el concierto homenaje a Fabrizio de André celebrado en marzo de 2000 en el Teatro Carlo Felice de Génova). Otros covers el artista promocionados por Battiato serían, años más tarde, Inverno, en el álbum Inneres auge-Il tutto è più della somma delle sue parti. Además, en noviembre de 2011, el músico formó parte del disco participativo Sogno n.º 1, prestigioso homenaje de la Orquesta Sinfónica de Londres al cantautor genovés. La voz de Battiato figuró en la canción Anime salve, reemplazando al intérprete original Ivano Fossati. Volviendo al disco, cabe subrayar las canciones escritas con Sgalambro, Medioevale y Ti invito al viaggio, esta última directamente inspirada en el poema homónimo de Charles Baudelaire. El álbum obtuvo éxito, incluso bajo la inusual operación que veía al músico competir con autores y piezas completamente fuera de su línea musical. El título es un claro homenaje a la dulzura y a la poesía de las canciones.

En agosto de 2002 (también bajo presión de los productores debido al éxito del primer Fleurs), publicó Fleurs 3, numerado de manera curiosa, para evitar (como afirmó el autor) la posibilidad de una tercera futura salida. La negación de esta intención sería seis años más tarde con la publicación de Fleurs 2. El disco contenía dos canciones escritas por el artista, Come un sigillo, cantada con Alice, y Beim Schlafengehen, de la homónima composición de Richard Strauss sobre un texto del escritor Hermann Hesse. Sigillata con un bacio era la versión italiana de una canción americana titulada originalmente Sealed with a kiss. El disco contenía otras canciones destacables, como Perduto amor, de Salvatore Adamo, Se mai (versión italiana de la canción Smile de Charlie Chaplin), Impressioni di settembre, de Premiata Forneria Marconi, e Insieme a te non ci sto più, de Paolo Conte (ya versionada por el director Nanni Moretti en la película La stanza del figlio). También en el disco hubo espacio para honrar a otros músicos de la llamada escuela genovesa, con una reformulación de las canciones Il cielo in una stanza y Ritornerai, respectivamente, de Gino Paoli y Bruno Lauzi.

En 2008 llegó la conclusión temporal de lo que parecía ser una trilogía, con el lanzamiento de Fleurs 2, que contenía el single Tutto l’universo obbedisce all'amore, interpretado con la cantante y compositora Carmen Consoli. Entre las versiones destacaban It's five o' clock, de Aphrodite Child, Bridge over troubled water, de Simon & Garfunkel, La musica muore, con Juri Camisasca, e incluso un remake de una canción de Sergio Endrigo titulada Era d'estate.

En constante equilibrio entre música pop y experimental, Battiato encaró el comienzo del milenio con un nuevo trabajo titulado Ferro battuto, de nuevo para EMI en la primavera de 2001. En el disco había un dueto con el cantante de Simple Minds, Jim Kerr, presente en la canción de lanzamiento Running against the grain. Continuaba con Bist du bei mir, una melodía pegadiza latina donde el autor abordaba diversos registros lingüísticos cantando en italiano y alemán, así como en Personalità empirica, donde alternaba italiano y francés, con una parte interpretada por el filósofo Sgalambro. Son también destacadas Il cammino interminabile y Sarcofagia (inspirada en el tratado animalista Acerca de comer carne, elaborado y escrito por el filósofo Plutarco). Incluye un homenaje al conocido guitarrista Jimi Hendrix con una reformulación de su Hey Joe. Cerrando el disco se hallaba Il potere del canto, donde se acentuaban incluso más varios sonidos de samplers, tal como había sucedido en Gommalacca, y la última canción Shakleton.

Dos años más tarde, en mayo de 2003, Battiato recibió la medalla del Presidente Carlo Azeglio Ciampi y la medalla del Mérito de la cultura y el arte, en el Palacio presidencial del Quirinal junto con otros artistas como Katia Ricciarelli y Susanna Tamaro. El año siguiente, participó en la primera edición del Festival del Teatro y la Canción Giorgio Gaber, promovido y organizado en memoria de su amigo y cantautor milanés, y en el que actuó en el escenario junto a su colega Roberto Vecchioni cantando La libertà.

En el otoño de 2004 salió al mercado Dieci stratagemmi, producido por Sony Music. El cantante, para la elección del título, tuvo una referencia en las 36 estratagemas de Gianluca Magi (libro a su vez inspirado en El arte de la guerra, antiguo tratado militar atribuido al general chino Sun Tzu). El subtítulo del álbum, Attraversare il mare per ingannare il cielo, era el primero de los 36 estratagemas que componen el libro de Gianluca Magi. Los 10 stratagemmi del disco eran, por supuesto, las diez canciones que aparecen en él. Durante el año fueron extraídos los singles Tra sesso e castitàLe aquile non volano a stormiErmeneutica y Odore di polvere da sparo. Entre los diversos colaboradores (canciones cinco, ocho y nueve) figuraba los Krisma, amigos desde hacía mucho tiempo del artista (de Battiato fueron algunas piezas escritas para Maurizio Archers en la década de 1960). También participaron en el álbum la cantante Cristina Scabbia de Lacuna Coil (que intervino en la canción I’m that) y la cantante japonesa Kumi c. Watanabe (su voz aparecía en las canciones Le aquile non volano a stormiErmeneutica y Apparenza e realtà). También era notable la melódica Fortezza Bastiani, cita directa de la novela Il deserto dei tartari de Dino Buzzati. Cerraba el disco La porta dello spavento supremo (il sogno), con una parte recitada interpretada por el filósofo Sgalambro.

Mientras tanto, tras colaborar con el pabellón de Italia en la Exposición Mundial de Aichi 2005 en Japón, cuya música, que recreaba el encanto del Mediterráneo y su cultura, fue hecha por Franco Battiato, grabó los álbumes en vivo Last summer dance y Un soffio al cuore di natura elettrica; este último abordaba exclusivamente el concierto celebrado en el Foro Nelson Mandela en febrero de 2005. En febrero de 2007 el cantautor lanzó un nuevo álbum llamado Il vuoto, que registró la presencia habitual de los textos del filósofo Manlio Sgalambro. Del disco se extrajeron los singles Il vuotoAspettando l'estate y Niente è come sembra. La obra presentaba la participación de las Mab, grupo femenino de origen sardo dedicado a la música hard-rock.

Dos años más tarde, en noviembre de 2009, se publicó Inneres Auge - Il tutto è più della somma delle sue parti, una antología que contenía dos nuevas canciones, algunas covers y nuevas versiones de varios éxitos del pasado. En una entrevista para Il Fatto Quotidiano, a la pregunta “¿qué significa ‘Inneres Auge’?”, Battiato respondió: "ojo interior. Pero lo prefiero en alemán. En italiano es 'terzo occhio', pero no me gusta, sugiere una especie de Polifemo. Los tibetanos han escrito grandes cosas sobre el ojo interior, que permite ver el aura de los hombres: algunos lo tienen negro, como algunos políticos sin escrúpulos, impulsados por la codicia; otros lo tienen rojo, como su ira".

La canción era una nueva acusación del músico contra el poder político. La ocasión sirvió para reafirmar el concepto de "cantautor comprometido" de Battiato, que en la misma reunión lo ejemplificaba con estas palabras: "para el tipo que se supone que debo ser, no. Pero no soporto el abuso y a veces coacciono a mi propio instrumento. El pretexto de ‘Inneres Auge’, que tiene orígenes más antiguos, llegó este verano con el escándalo de Bari, las prostitutas en la casa del primer ministro. Y con la desinformación de los periódicos y todos los que se han beneficiado de ello para asuntos personales. Ahora, no me importa nada lo que hacen los políticos en el dormitorio. Estoy interesado en todo lo que afecta a la vida pública, con el abuso de poder, el chantaje, las promesas de candidaturas, las licitaciones, los permisos de construcción a cambio de sexo y los silencios asesinos. Esto es la corrupción, una obra de lo que debe ser impecable para el papel de quien lo desempeña”. La canción dialectal U cuntu, otra canción original del álbum, fue una de las cinco finalistas del premio Mogoi de junio de 2010.

La nueva década se abría con la inusual participación del artista en el Festival de San Remo, dirigido por su amigo y cantante Gianni Morandi. En esta ocasión, adoptó en el escenario el doble papel de competidor y director de orquesta acompañando al cantautor siciliano Luca Madonia que presentaba la canción L'alieno. En el otoño siguiente publicó un nuevo álbum conceptual, Telesio, centrado en la figura del filósofo cosentino Bernardino Telesio. La ópera lírica (como indica el subtítulo: in due atti e un epilogo), se abre con un prólogo para piano y cuerdas, con la misma voz de Battiato que recita una serie de palabras como “Temperamento”, “Colerico”, “Sanguigno. Umore”, “Allegro”, “Lo spirito anima la Terra e le piante”, “La pietra grezza” y otras. Este nuevo trabajo, "culto" e “inmediato” al mismo tiempo se acompañaba de varios pensamientos del filósofo Sgalambro (en el libreto), todo apoyado por música oriental, cantos líricos entrelazados y atmósferas electrónicas que forman el telón de fondo para la las notas consoladoras del piano. La ópera, interpretada por primera vez en el Teatro Rendano de Cosenza en mayo de 2011, tiene la distinción de ser la primera pieza holográfica a nivel mundial en ser presentada en tres dimensiones, frente a una audiencia de espectadores de pago.

Un año más tarde, en octubre de 2012, cinco años después del último álbum de estudio, salió al mercado Apriti sesamo, nuevo trabajo del cantautor siciliano que ganó, con más de 30.000 copias vendidas, un Disco de oro. El trabajo dependía en gran medida de la indignación del Battiato-ciudadano (consternado por los abusos perennes de la política), sin dejar de mencionar al Battiato-artista, siempre en busca de nuevos equilibrios morales y espirituales. Si la materia está corrompida (según lo sugerido por el compositor), la espiritualidad es el lugar en el cual refugiarse, o de donde parte el proceso de mejora de uno mismo y del mundo. En esta oposición entre "espíritu" y "materia", destacan canciones como Passacaglia (inspirada en la composición Passacaglia della vita del sacerdote del siglo XVII Stefano Landi), Il serpente (eficaz invectiva contra el Dios del dinero) y la que más éxito tuvo La polvere del branco.

Musicalmente, Apriti sesamo no difiere mucho de Dieci stratagemmi ni de Il vuoto; el pop experimentado del artista se mantenía, como siempre, mediante exploraciones electrónicas maduras y probadas. Las letras, en cambio, abrían las puertas, en una más decisiva, a las dificultades sociales, sin abandonar los términos habituales y sublimes, a menudo políglotas. Algunos ejemplos eran las canciones Caliti Junku, Un irresistibile richiamo, Aurora y Testamento. El álbum fue el último trabajo donde colaboró el filósofo Manlio Sgalambro. Dos años más tarde, en marzo de 2014, el escritor siciliano falleció en su Catania natal a la edad de 89 años, terminando así una sociedad artística y humana que duró más de veinte años.

En 2012 Battiato participó artísticamente en la creación de una serie de CDs de música contemporánea dedicados a Oriente. El promotor de esta iniciativa fue la formación italiana y sello independiente de la Stenopeica, fundada por Martino Nicoletti y Roberto Passuti, que se mueve en la búsqueda de experimentación musical, combinando un profundo conocimiento del patrimonio musical de Asia mediante la creación de música contemporánea y étnica. De esta colaboración, que implicó entre otros también a Teresa de Sio y Giovanni Lindo Ferretti, se originaron en 2012 dos CDs: Kathmandu: eclissi delle due lune y Kathmandu: Disiecta membra, así como un CD-libro titulado Kathmandu: diario dal Kali Yuga (Paris, Editions Le loup des steppes, 2016). Las obras se inspiraban en el volumen de poesía y creatividad de Martino Nicoletti: Kathmandu: lezioni di tenebre, dedicado a la metrópoli del Himalaya y publicado en Italia en 2012, con música original de Roberto Passuti. Asimismo, también en 2010 tomó forma una pieza musical que aparecería adjunta a una obra de Martino Nicoletti (Nomadi dell'invisibile, Roma, 2010) dedicada a la espiritualidad tibetana y al ritual del autosacrificio del chod. En este contexto, Battiato interpretó un fragmento del texto sagrado La risata delle Dakini.

En agosto de 2013, Battiato fue el protagonista del concierto/homenaje en memoria de Lucio Dalla, celebrado en el anfiteatro de Milo, población amada por ambos compositores. El escenario siciliano fue nombrado para la ocasión con el nombre del cantautor boloñés, y fue inaugurado por el mismo Battiato poco antes del comienzo del concierto. Para la kermés asistieron Noemi (con quien cantó La cura), Enrico Ruggeri, Erica Mou, Gianluca Grignani y Luca Carboni. En noviembre del mismo año lanzó el disco en vivo Del suo veloce volo, con la canción homónima y numerosos clásicos suyos y de Antony and The Johnsons reinterpretados por Battiato y Antony Hegarty, acompañados por la Orquesta Filarmónica Arturo Toscanini dirigida por Rob Moose. La grabación del álbum mostraba exclusivamente el concierto celebrado en el Arena de Verona en septiembre de 2013, que contó también con Alice como invitada especial.

Durante julio y agosto de 2014 promocionó una gira de conciertos presentando un proyecto de música electrónica denominado Joe Patti's experimental group. El músico salió al escenario armado con sólo un sintetizador, teclado y piano. El álbum fue publicado en septiembre, confirmando un retorno del artista a la música experimental, y en él colaboró con Pino ‘Pinaxa’ Pischetola. La gira de verano agregó nuevas fechas en octubre y noviembre para promocionar el álbum. Durante las siguientes actuaciones, en marzo de 2015, en el Teatro Petruzzelli de Bari, el compositor tuvo un accidente en el escenario, cayendo sobre la caja de un monitor y sufriendo una fractura de fémur a pocos días de cumplir su 70º cumpleaños. En noviembre de 2015, salió al mercado una nueva recopilación titulada Anthology - Le nostre anime, con la emisión del nuevo single Le nostre anime en radio a mediados de octubre de 2015. El disco fue publicado en dos diferentes formatos con nuevas versiones, nuevas mezclas y canciones remasterizadas: una con 3 CD, y una versión deluxe que contenía 6 CD y 4 DVD. La antología también contenía dos nuevas canciones y una cover, así como una extraordinaria versión de Battiato con Mika para la canción Centro di gravità permanente, con letra para la ocasión en inglés titulado Center of gravity.

De febrero a abril de 2016 participó con Alice en la exitosa gira Battiato e Alice por Italia de 32 fechas, con casi todas las actuaciones con entradas agotadas, y con el acompañamiento de la Ensemble Symphony Orchestra. El espectáculo alternó momentos en que los dos artistas interpretaron individualmente numerosos duetos (incluyendo E ti vengo a cercare, Nomadi, I treni di Tozeur). El tour continuó en julio y en el otoño, y fue publicado Live in Roma en noviembre del mismo año en CD y DVD documentándolo.

Alrededor de 1990, el músico comenzó a recorrer otros campos de expresividad, acercándose con curiosidad y deleite al ejercicio pictórico. Para el artista de Catania el significado mismo de la pintura reside en una especie de experimento permanente de autoanálisis y superación personal. Como prueba de ello, en una entrevista con el diario La Repubblica dijo: "en pintura veo todos mis defectos y estoy interesado en mejorar. Soy codicioso y no puedo esperar para ir a trabajar". Por otra parte, el mismo Battiato nunca ha querido llamarse a sí mismo pintor, sino simplemente un "hombre que pinta". Desde 1993 su obra le llevó a organizar exposiciones en Italia y en todo el mundo, a menudo en ciudades importantes como Roma, Catania, Florencia, Estocolmo, Miami, Istanbul y Göteborg; una de sus exposiciones fue organizada en colaboración con el artista y grabador Piero Guccione. En más de veinte años ha producido cerca de 80 obras firmadas bajo el seudónimo de Süphan Barzani.

En sus obras, ejecutadas en lienzos o tablas doradas, prefiere las técnicas de óleo y usos de tierras y pigmentos duros. Las cubiertas y folletos de Fleurs, Ferro battuto y la ópera lírica Gilgamesh son algunos ejemplos de la pintura de Battiato. Las pinturas del artista son en su mayoría figuras icónicas como las del sufismo, los derviches orando e incluso caras personas ordinarias, normalmente amigos del artista. Los críticos han hablado a menudo sobre la pintura de Battiato, catalogándola como una reinterpretación del arte bizantino, pasando por la primitiva toscana de los siglos XII y XVI. En este sentido, el músico declaró: "que entonces usted encuentre suficientes coincidencias estilísticas, estructurales o compositivas entre estos tipos de trabajos y mis pinturas no es de extrañar: me veo obligado, como es evidente también en mi trabajo como músico, a una estética arquetípica".

Tras una experiencia como autor teatral en la obra Molto rumore per nulla de William Shakespeare, en 1973 apareció ocasionalmente sin acreditar como actor en la película de Corrado Farina, Baba Yaga, interpretada por Carroll Baker. La escena principal en la que aparecía era la un suceso en el cementerio, casi totalmente eliminada en versión exterior a los cines italianos (recuperada en edición DVD publicada por Blue Underground).

A través de su carrera, compuso bandas sonoras, colaborando principalmente con el veronés Giacomo Battiato (homónimo pero no parientes) en la película Una vita scellerata (1990), centrada en la figura de Benvenuto Cellini, y después con su compatriota Pasquale Scimeca firmando la música para la película Il giorno di San Sebastiano (1994). Algunas de sus canciones fueron utilizadas por Antonello Aglioti en Il giardino dei ciliegi (1992), donde la actriz Marisa Berenson interpreta Luna India, y especialmente por el cineasta Nanni Moretti, que lo mencionó explícitamente en Bianca (1983, con la canción Scalo a grado), La messa è finita (1985, con la canción I treni di Tozeur) y Palombella rossa (1989, con la canción E ti vengo a cercare). En 2006 el director Alfonso Cuarón utilizó la canción Ruby Tuesday de los Rolling Stones en la versión promocionada por el artista para la banda sonora de I figli degli uomini. En este sentido, el cineasta mexicano declaró: "Battiato me provoca una profunda emoción. Creo que su versión es más hermosa que la de los Rolling Stones". Colaboró también en numerosas películas de su amiga Elisabetta Sgarbi, incluyendo Deserto rose en 2009.

Sus aspiraciones de dirigir en el cine comenzaron a partir de 1979, cuando empezó a dirigir todos sus videoclips, recogidos en gran parte en el el vídeo VHS Dal cinghiale al cammello (1992) y reeditado en DVD bajo el título Dal cinghiale al cammello - The video collection (2004). En 2003 escribió, dirigió y escogió la música para su primer largometraje: Perdutoamor, en gran parte autobiográfica, con quien ganó el premio Nastro d'Argento por Mejor Director y el premio Silver Ribbon como Mejor Director debutante. En la película participaron muchos amigos y colegas del cantante como Morgan, Francesco de Gregori, Alberto Radius y Giovanni Lindo Ferretti. En 2005 se presentó a la Mostra de Cine de Venecia con su segunda película titulada Musikanten (distribuida de manera precaria en marzo de 2006), la cual recibió una dura crítica por parte de los especialistas. La película se centraba en los últimos cuatro años de la vida de Ludwig van Beethoven, y narraba la historia de un escritor que, para su programa de televisión, contacta con un chamán que lo somete a hipnosis regresiva. La mujer, interpretada por Sonia Bergamasco, descubrirá que tal vez en una vida pasada fue el príncipe Lichnowsky, amigo y mecenas de Beethoven. Este último fue interpretado por el director Alejandro Jodorowsky. En junio de 2006 en la Mostra Internacional del Nuevo Cine de Pesaro, anunció su tercera película, también escrita con Manlio Sgalambro: Niente è come sembra, interpretada por Giulio Brogi y con la extraordinaria participación de Sonia Bergamasco y Alejandro Jodorowsky. La película, después de ser presentada en 2007 en el Festival Internacional de la Película de Roma fue lanzada directamente en DVD en octubre de ese año junto con el libro In fondo sono contento di aver fatto la mia conoscenza. En 2007 dirigió el documental dedicado a la vida y obra de Giuni Russo con el título La sua figura.

En 2010 presentó el largo documental Auguri Don Gesualdo, producido por la Región Siciliana con Kasba Comunicazioni, y centrado en la vida del intelectual insular Gesualdo Bufalino. Battiato promocionó el nuevo trabajo presentando una serie de conferencias dedicadas a la figura de Bufalino, todas apoyadas por la emisión de varias vistas previas. Después de anunciar el lanzamiento de la película Viaggio nel regno del ritorno, sobre la vida de Handel y Scarlatti, en 2014 volvió con Attraversando il bardo, documental dedicado al tema de la muerte en varias tradiciones espirituales de Oriente y Occidente. Sobre el film dijo: “cuando era niño vivía en una casa cuya terraza era la tribuna natural de un cine al aire libre y, durante siete veranos, viéndolas o simplemente escuchando, me centrifugué cientos de películas de todo tipo. Aprendí así, casi sin darme cuenta, a disfrutar el lenguaje del cine en todas sus expresiones".

Franco Battiato en España tiene una muy merecida reputación y sus discos obtienen unas muy buenas ventas. Algunos de los álbumes publicados en España y no mencionados anteriormente, son: Battiato en español (1987), el doble Battiato collection: 29 temas en español (1996), la recopilación La estación de los amores (2005), conteniendo un CD con 19 éxitos en español más un DVD con 25 videoclips. En cuanto a los singles, también cabe destacar Cuccurucucu (1981), Centro de gravedad permanente (1982), Bandera blanca (1987), Nómadas (1987), Y te vengo a buscar (1988), Carta al gobernador de Libia (1990), Pobre patria (1991), Yo quiero verte danzar (nueva edición de 1996) y Vida en diagonal (2001).

El asteroide del cinturón principal (18556) Battiato, descubierto en 1997, recibió este nombre en su honor. Battiato es miembro honorario de una asociación astronómica siciliana, la Associazione Astrofili Ionico-Etnei. inspirándose en sus canciones.

Fuentes: https://it.wikipedia.org, http://www.ondarock.it, https://es.wikipedia.org, http://www.battiato.it, http://www.allmusic.com, http://www.treccani.it, http://www.mediasurf.it, http://cinquantamila.corriere.it, http://www.rockol.it, http://www.todomusica.org, http://biografieonline.it, http://revistaspazz.com, http://www.rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Energia, Una cellula, Fenomenologia, Meccanica, Mutazione (Fetus)

Areknames, Beta, Plancton, Pollution (Pollution)

Sequenze e frequenze, Aria di revoluzione, Da Oriente a Occidente (Sulle corde di Aries)

I cancelli della memoria, No U turn, Il mercato degli dei, Propiedad prohibida (Clic)

Canto fermo (M.elle le "Gladiator")

Cafè-table-musik (Battiato)

Martyre celeste, Agnus, Telegrafi (Juke box)

L'Egitto prima delle sabbie (L'Egitto prima delle sabbie)

L'era del cinghiale bianco, Magic shop, Strade dell'Est, Luna indiana, Il re del mondo, Stranizza d'amuri (L'era del cinghiale bianco)

Up patriots to arms, Venezia-Istanbul, Le aquile, Prospettiva Nevski, Arabian song, Passaggi a livello (Patriots)

Summer on a solitary beach, Bandiera bianca, Gli uccelli, Cuccurucucù, Centro di gravità permanente, Sentimiento nuevo (La voce del padrone)

Radio Varsavia, L'esodo, Scalo a grado, La torre, Voglio vederti danzare (L'arca di Noè)

La stagione dell'amore, Tramonto occidentale, Un'altra vita, Mal d'Africa, La musica è stanca, Campane tibetane (Orizzonti perduti)

Via Lattea, Risveglio di primavera, No time no space, Temporary road, Chan-son egocentrique, I treni di Tozeur, L'animale (Mondi lontanissimi)

E ti vengo a cercare, Secondo imbrunire, Nomadi, Il mito dell'amore, L'oceano di silenzio (Fisiognomica)

Giubbe rose, Alexander Platz, Lettera al governatore della Libia, Mesopotamia (Giubbe rosse)

Povera patria, Le sacre sinfonie del tempo, L'ombra della luce, Plaisir d'amour (Come un cammello in una grondaia)

Caffè de la Paix, Fogh in Nakhal, Atlantide, Sui giardini della preesistenza, Delenda Carthago, Lode all'inviolato, Haiku (Caffè de la Paix)

L'ombrello e la macchina da cucire, Breve invito a rinviare il suicidio, Piccolo pub, Fornicazione, Gesualdo da venosa (L'ombrello e la macchina da cucire)

Di passagio, Strani giorni, La cura, Splendide previsioni, Ecco com'è che va il mondo, Segunda feira, Serial killer (L'imboscata)

Shock in my town, Auto da fé, Il ballo del potere, Il mantello e la spiga, È stato molto bello, Quello che fu, Vite parallele (Gommalacca)

La canzone dell'amore perduto, Ruby Tuesday, Aria di neve, Te lo leggo negli occhi, La canzone dei vecchi amanti, Amore che vieni amore che vai, Invito al viaggio (Fleurs)

In trance, L'ignoto, La mer (Campi magnetici)

Running against the grain, Bist du bei mir, Personalità empirica, Hey Joe, Sarcofagia, Scherzo in minore, Il potere del canto (Ferro battuto)

Perduto amor, Impressioni di settembre, Se mai, Insieme a te non ci sto più, Il cielo in una stanza, Se tu sapessi, Sigillata con un bacio (Fleurs 3)

La convenzione, Crazy horse (La convenzione -con Juri Camisasca y Osage Tribe)

Accetta il consiglio, L'incantesimo (Last summer dance)

Tra sesso e castità, Le aquile non volano a stormi, Odore di polvere da sparo, I'm that, Apparenza e realtà, La porta dello spavento supremo (il sogno) (Dieci stratagemmi)

Come away death (Un soffio al cuore di natura elettrica)

Il vuoto, I giorni della monotonia, Aspettando l'estate, Niente è come sembra, The game is over, Io chi sono? (Il vuoto)

Tutto l'universo obbedisce all'amore, E più ti amo, Del suo veloce volo, Et maintenant, Il venait d'avoir 18 ans, La musica muore, L'addio (Fleurs 2)

Inneres Auge, Un'altra vita, Inverno, Tibet, 'U cuntu (Inneres Auge - Il tutto è più della somma delle sue parti)

Prologo, Corale, Danza I, Danza II (Telesio)

Un irresistible richiamo, Testamento, Quand'ero giovane, Eri con me, Passacaglia, La polvere del branco, Caliti junku (Apriti sesamo)

Tutto l'universo obbedisce all'amore, As tears go by, Del suo veloce volo, La realtà non esiste (Del suo veloce volo -con Antony and The Johnsons)

Leoncavallo, Le voci si faranno presenze, Come un branco di lupi, The implicate order, L'isola Elefante, Propietà proibita (Joe Patti's experimental group)

Le nostre anime, Center of gravity (feat. Mika), Lo spirito degli abissi, Se telefonando, Tutto l'universo obbedisce all'amore (feat. Carmen Consoli) (Anthology - Le nostre anime)

Vídeos:

Plancton, del álbum Pollution:

Plancton - Franco Battiato


Sequenze e frequenze, del álbum Sulle corde di Aries:

Sequenze e frequenze - Franco Battiato


Stranizza d'amuri y L'era del cinghiale bianco, del álbum L'era del cinghiale bianco:

Stranizza d'amuri - Franco Battiato


L'era del cinghiale bianco - Franco Battiato


Up patriots to arms y Le aquile, del álbum Patriots:

Up patriots to arms - Franco Battiato


Le aquile - Franco Battiato


Bandiera bianca y Centro di gravità permanente, del álbum La voce del padrone:

Bandiera bianca - Franco Battiato


Centro di gravità permanente - Franco Battiato


Voglio vederti danzare, Radio Varsavia y L'esodo, del álbum L'arca di Noè:

Voglio vederti danzare - Franco Battiato


Radio Varsavia - Franco Battiato


L'esodo - Franco Battiato


La stagione dell'amore, del álbum Orizzonti perduti:

La stagione dell'amore - Franco Battiato


Via Lattea, I treni di Tozeur y No time no space, del álbum Mondi lontanissimi:

Via Lattea - Franco Battiato


I treni di Tozeur - Franco Battiato


No time no space - Franco Battiato


Nomadi, del álbum Fisiognomica:

Nomadi - Franco Battiato


Caffè de la Paix y Lode all'inviolato, del álbum Caffè de la Paix:

Caffè de la Paix - Franco Battiato


Lode all'inviolato - Franco Battiato


L'ombrello e la macchina da cucire, del álbum L'ombrello e la macchina da cucire:

L'ombrello e la macchina da cucire - Franco Battiato


La cura y Strani giorni, del álbum L'imboscata:

La cura - Franco Battiato


Strani giorni - Franco Battiato


Shock in my town, del álbum Gommalacca:

Shock in my town - Franco Battiato


Running against the grain, del álbum Ferro battuto:

Running against the grain - Franco Battiato


Il vuoto, del álbum Il vuoto:

Il vuoto - Franco Battiato


Inneres Auge, del álbum Inneres Auge - Il tutto è più della somma delle sue parti:

Inneres Auge - Franco Battiato


Passacaglia, del álbum Apriti sesamo:

Passacaglia - Franco Battiato


Le nostre anime, del álbum recopilatorio Anthology - Le nostre anime:

Le nostre anime - Franco Battiato

3 comentarios:

Eduardo García dijo...

Battiato es de los genios musicales del Siglo XX que siguen vivos.
Musicalmente ha explorado todo y todo lo ha hecho sino muy bien, si bien y con honestidad.
Para mí ya es suficiente.
Pintor, Director de cine...
En fin. Unico!
Saludos sintéticos.

bernardo de andres herrero dijo...

enorme. aunq sus primeros discos se le va mucho la olla jjj eso si los clásicos son mágicos

JL dijo...

Conocía muy poco de Battiato. Después de escuchar su discografía, me ha parecido un tipo muy valiente, por hacer lo que no hacía casi nadie en su primera época, y menos en su país. Aunque de esa época me suena que había algún grupo sinfónico, como la Premiata Forneria Marconi, pero era más rock y no tan electrónico.

Y los giros que hizo hacia el pop-rock, y después hacia la world music, le quedaron magistrales. Desde luego es una discografía excelente, que incluso no ha amarilleado más de la cuenta con la edad. Un genio, Franco Battiato.

Saludos, Eduardo y Bernardo