miércoles, mayo 16, 2007

GOD IS A BULLET

Magnífico album el editado el pasado día 30 de abril por Wayne Hussey y sus Mission. Ya venía avisando Wayne que era seguramente el mejor desde God’s own medicine. En realidad, es un buen album, pero el tiempo ya se encargará de colocarlo en el pedestal que le corresponde.

Comienza con Still deep waters, con la base rítmica de la introducción de su último tour, Light the Candles, construye una canción magnífica. Uno de los mejores momentos del album, y un gran acierto con colocarla en el principio, pues le da un toque de majestuosidad, que no deja de desaparecer en todo él.


Sigue con el single, Keep it in the family, una muy buena canción para ser single. Y muy rítmica, pegadiza, sin perder la fuerza típica de las canciones del grupo. Ya la tocaron en su Tour del 2005. Que llegue más o menos alto en las listas de éxito no sólo depende de la canción, sino también del marketing, y The Mission no suele ser un grupo MTV. Con que suene un poco y nos enganche a los fans, ya es bastante.

La tercera canción es Belladonna, con guitarras a alto volumen, y con ritmo de glam de los 70. Una canción que no es de las mejores, pero tiene su encanto, como ese crescendo antes del estribillo, que le da un toque de gran calidad, y los solos de guitarra de Mark.

To love and to kill with the very same hand podría pasar por una canción protesta ante la violencia de género. Nada más lejos de la realidad, Wayne se pregunta qué conduce a un hombre para amar y matar con la misma mano. Canción popera, en la que Wayne estira mucho la voz, y grandioso el solo de guitarra casi al final.

Aquarius & Gemini es una canción de amor dedicada a su esposa, que es Acuario y Wayne, Geminis. Aquí Wayne también fuerza la voz, y es acompañado por la voz de Julianne Regan, ex-cantante de All about Eve.

Blush es una canción divertida. Podría ser su segundo single, a no ser que el Liverpool gane la Champions. Trata sobre una chica que es un peligro al volante, y habla sobre la vergüenza que pasa como pasajero. Esta canción tiene un toque Cure en algunos momentos.

Chinese burn es seguramente de lo mejor del album. Sólida. Me recuerda a Bridges burning del primer album, por su buena base de guitarras, y por la estructura de la canción. La guitarra de los primeros compases evoca al Andy Summers de The Police. El final guitarrero es fantástico.

Father es una gran canción. Lo mejor del album. La única balada. Y además, con punteos en el estribillo a lo The Edge. Es maravillosa. Cualquiera sería dichoso si dedica una canción así a su padre. Sin duda, será un clásico del grupo. Finaliza diciendo que es muy fácil ser amable con los extraños, mientras herimos a quienes queremos, mientras lo que Wayne siempre ha deseado es simplemente ser un padre para sus hijos.

Seguidamente entra en acción Hdshrinkerea, con un comienzo que se parece mucho a Deliverance, y también los estribillos. El título, según comenta Wayne, fue un error tipográfico, ya que la canción se llama Headshrinker, y al teclearla en el ordenador se le corrieron las letras, quedando este título tan curioso. Esta canción será muy típica en sus conciertos. Seguro. Algo tiene que tener Wayne contra los psicólogos, su discurso y métodos, porque no los deja muy bien parados en la letra.

Por fin aparece la sorpresa de este album. Draped in red es una canción dedicada a la victoria del Liverpool en la Champions del 2005, en aquella noche inolvidable en que remontaron un 3-0 en la segunda parte, y devolvieron los viejos laureles a su sufrida afición. Originalmente se llamaba 250505, el día del partido, y la cantó en sus actuaciones en solitario de este verano pasado. Por lo que sé, es coreada en los descansos en Anfield Road. La canción tiene un estribillo muy pegadizo, y la letra es muy buena. "Mientras pasaron esos años vacíos, de heridas y lágrimas, nosotros seguimos cantando y manteniendo la fe, somos un ejército cubierto de rojo." "¿Cómo puedo dejar este mundo después de esta noche?", dice Wayne, acompañado del sonido de un violín.

Running with scissors es una canción un poco extraña. Dice Wayne que es del estilo más clásico del grupo, pero pega poco con el resto del disco. Habla del peligro de correr con tijeras, supongo que una especie de jugar con fuego, de complicarse la vida, de vivir al límite.

In silhouette es una canción que compuso para el film Mercenario de su amigo español David Iglesias. Empieza con un riff grandioso, y es bastante pop. No es de lo mejor del album, y habla sobre ser la sombra de alguien que te hiere, que no prohibe ni olvida, pero que tomará represalias si intenta invadir su espacio vital.

Dumb es uno de los mejores momentos del album. Con un comienzo magistral, que mantiene en vilo el desarrollo de la canción, tanto la voz como las guitarras dan lo mejor de sí. Y ese crescendo casi al final con las guitarras tan intenso, con un parón en que parece que acaba la canción, y vuelve con toda su fuerza. Muy buena canción. A mí me recuerda a Slave to lust del Aura.

Absolution, originalmente se iba a llamar God is a bullet, es una canción en que Wayne vuelve a forzar mucho la voz, y en la que ataca a las religiones y a las guerras en su nombre, y que es buena antesala para preparar un buen final. Es una canción que cuanto más la oyes, más gusta. Destacar la colaboración de Tim Bricheno, guitarra de All about Eve, que también tocó con los Sisters of Mercy de Andrew Eldritch.

Grotesque es un gran final para este disco. Para Wayne es seguramente su canción favorita, porque además se divirtió mucho grabándola. Cuenta con la colaboración especial de Simon Hinkler, primer guitarra del grupo en los 80, y en realidad su aportación es grandiosa, con ese solo final magnífico. Y creo que Wayne tiene razón. Dejando aparte Father, que es otro mundo, es la mejor canción del album. A mí me recuerda a Denial del Aura. Como si fuese la traca final de una mascletà. La temática gira en torno a las cosas grotescas de este mundo, como el maltrato y la matanza de animales para saciar nuestras necesidades no primarias, o el ataque a los indefensos.

En resumen, un disco que sigue la línea de Aura, aunque quizá menos duro, más pop, con guitarras más depuradas. Se nota la mano de Mark. Y las colaboraciones, sobre todo la de Hinkler, han sido sorpresas muy agradables. En cuanto a Wayne, noto que fuerza mucho la voz, supongo que por el alto volumen de las guitarras. Espero que no sea porque está perdiendo voz, pero la verdad es que así desgarrada también le sale auténtica y le da más fuerza a las letras.

¿Será uno de sus mejores álbumes, como asegura Wayne? El tiempo lo dirá. Cuando lo miremos dentro de un tiempo con perspectiva histórica , haremos un juicio más objetivo, pero sin duda es uno de los mejores, junto con God’s own medicine, Children, Carved in sand, Neverland y Aura.

Aquí os dejo un video sobre el single, Keep in the family. Desde la página oficial del grupo, http://www.themissionuk.com/, se ha hecho un concurso de videos de los fans para elegir el oficial. Este es el ganador:

Keep it in the family - The Mission

Y os dejo unas pequeñas muestras de lo bueno de este album:

Chinese burn
Father
Hdshrinkerea
Draped in red
Dumb

4 comentarios:

www.checheche.net dijo...

Hdshrinkerea

Una de dos... o te dio un ataque de parkinsson mientras tecleabas o nos insultan directamente :P:P:P

Little

JL dijo...

Lo del insulto, creo que no. Lo del Parkinson, el menos en cuanto a la palabreja en cuestión, pues va a ser que tampoco. Cuando leí el título de la canción, pensaba que era galés o celta. Pero el motivo es humorístico, sin duda.

Ed dijo...

Excelente comentario sobre esta fabulosa producción. Solo una pequeña aclaración: el tema de Blush es la eyaculación precoz, magistralmente metaforizado con el tema de la chica "conduciendo".

Saludos,

Ed

JL dijo...

Gracias, Ed, no me había dado cuenta.

Ahora, al leer la letra, tienes toda la razón, "Sometimes when she drives too fast I lose control and then we crash", "She's got her hands on my steering wheel", "and when she hits the open road I explode".

Está muy bien relacionada la letra con una mujer fogosa, peligrosa, que mete la quinta, y que le hace explotar, o chocar, en este caso, antes de tiempo. Muy bueno.