miércoles, enero 30, 2013

THE NATIONAL

The National es una banda de post-punk revival/rock alternativo formada en Cincinnati, Ohio en 1999 y actualmente radicada en Brooklyn, Nueva York. Las letras de la banda, que han sido descritas como oscuras, melancólicas y difíciles de interpretar, han sido escritas y cantadas por el barítono Matt Berninger. El resto del grupo se compone de dos pares de hermanos: los gemelos Aaron (guitarras y teclados) y Bryce Dessner (guitarras), y Scott (bajo) y Bryan Devendorf (batería). Padma Newsome, perteneciente a una banda hermana, Clogs, a menudo contribuye con instrumentos de cuerdas, teclados y otros arreglos instrumentales. The National, formado tras el revival post-punk de finales de los 90, contaron con influencias que van desde Bruce Springsteen a Tindersticks, tocando estilos como el country-rock, indie rock y britpop, y han sido comparados con Joy Division, Leonard Cohen, Wilco y Nick Cave & The Bad Seeds. El nombre del grupo fue elegido porque “no significa nada” y “era benigno y carente de significado”. Su música, introspección y romanticismo en tonos nocturnales y sombríos en expresión barítona e instrumentación densa y sofisticada, está tan influenciada por el pop de cámara de los Tindersticks o el post-punk de The Cure o Nick Cave, como por el country pop de los Jayhawks, los sonidos de Tom Waits, el pop sofisticado de Blue Nile o el power pop intimista de Big Star.

En 1991, Matt Berninger y Scott Devendorf se conocieron mientras asistían a la Universidad de Cincinnati, donde también se reunieron con Mike Brewer, Casey Reas y Jeff Salem, con los que formaron la banda de garage de lo-fi Nancy, nombrada a partir de la madre de Berninger, aspirando a sonar como Pavement. La banda actuó durante cinco años, pero sólo lanzó un álbum, Ruther 3429, a través de Wife Records, antes de separarse después de que Berninger, Devendorf, Reas y Salem se trasladasen a Brooklyn. Bryan Devendorf, Bryce y Aaron Dessner eran amigos de infancia que habían tocado en varias bandas juntos durante años. Cuando su último esfuerzo, el proyecto Nim, se disolvió en 1998, se unieron a Matt Benninger y Scott Devendorf en Brooklyn a través de Bryan Devendorf.

Cuando la banda se formó en 1999, se llamaron The National, aunque el nombre de dominio del sitio web de la banda es americanmary.com porque, según Matt Berninger en una entrevista con Better Propaganda, “es una canción de nuestro primer disco. Nunca hemos pensado en cambiar el nombre del sitio web, aunque deberíamos hacerlo”. Varios de los miembros del grupo continuaron trabajando en empleos durante el día, mientras que actuaban regularmente los domingos por la noche en la reconocida sede de Lower East Side de Nueva York, Luna Lounge, durante varios años, viéndose envueltos en el auge en Nueva York de las empresas vinculadas a Internet de finales de los 90.

Grabado incluso antes de que hubiesen ofrecido un concierto, y ayudados por el ingeniero de sonido Nick Lloyd, su primer álbum, The National, fue publicado en 2001 por Brassland Records, sello fundado por los miembros de la banda Aaron y Bryce Dessner, junto con su amigo Alec Hanley Bemis, e incluía canciones como Beautiful head o Cold girl fever. Caracterizado por su mezcla de alt-country melódico y sombrías e introspectivas letras, y resaltado en la voz humeante de Matt Berninger y en cuentos alegóricos (Beautiful head, Cold girl fever, Theory of the crowds, American Mary), en un aparente atentado a la tradición de alt-country, las guitarras de los hermanos gemelos Bryce y Aaron Dressner suelen toman un asiento trasero en un día oscuro y ominoso (a través de Leonard Cohen y Nick Cave) y una sección rítmica flexible pero nunca majestuosa. Entre las críticas realizadas al álbum, Jason MacNeil de No Depression escribió: “The National han creado casi una docena de perfectas gemas empapadas de barras americanas con su álbum de debut. Desde las notas de apertura de Beautiful head, la delicada línea entre un pulido pop orientado a las raíces y un alt-country rara vez ha caminado tan deliberadamente con una recompensa tan favorable".

El segundo álbum de The National, Sad songs for dirty lovers, lanzado en 2003, fue la primera colaboración de la banda con los productores, Paul Heck y Peter Katis, quienes más tarde también producirían los aclamados por la crítica álbumes Alligator y Boxer. Cardinal song o Slipping husband forman parte de este segundo disco del grupo que les acercaba más a los Tindersticks tras un comienzo más próximo al estilo Wilco o Jayhawks. Sad songs for dirty lovers es una telenovela de inadaptaciones ordinarias que emplea un sonido más expansivo. Las mejores canciones pertenecían a un nuevo género country-pop, matizado por un expresionismo Lou Reediano y un existencialismo Leonard Coheniano. La combinación enmarca una fuerza emocional que, junto con la entrega casi gótica del cantante, también podría impulsar canciones rock Warren Zevonianas como Slipping husband, que culmina en un grito visceral, o como Murder me Rachael, una canción de cuna bañada en un crescendo de guitarra distorsionada y atronadores tambores, o Avalaible, un resonante e insistente boogie con un final entusiasta, psicótico. Además, estas elegías animadas a menudo fueron apoyadas por una amplia paleta de toques impresionistas, que van desde el trasfondo electrónico y el órgano subacuático de Patterns of the fairytales al violín quejumbrosa de 90-mile water wall o a las guitarras tintineantes de la siniestra sesión de Trophy wife (que suena como una actualización del Sugar sugar de The Archies). El trabajo de textura fue aún más evidente en la lánguida y susurrante Cardinal song (para el pequeño conjunto country-gospel), un fantasma magistral de canción que parece morir, pero que revive por sí mismo en las últimas líneas en forma de una coda neoclásica solemne y en la última canción Lucky you, jamming señorial de guitarra y piano salpicada con cuerdas de profunda tristeza. Después del lanzamiento del álbum, el renombrado DJ Bernard Lenoir los invitó a interpretar en sus Black sessions dos veces en France Inter. Publicaciones tales como Uncut y el Chicago Tribune lo nombraron Álbum del año.

En 2004, lanzaron el EP The cherry tree, que incluía la favorita en sus directos About today, así como All the wine, que aparecería en su siguiente disco. El lanzamiento del EP les hizo ganar más éxito y les ayudó a realizar una exitosa gira con The Walkmen. También en 2004, los miembros de la banda dejaron sus trabajos y firmaron con un nuevo sello discográfico, Beggars Banquet Records, ya que el proceso de ejecución de su propio sello discográfico “se estaba convirtiendo en demasiado complicado”.

Su primer álbum en Beggars Banquet, Alligator, fue publicado en 2005. Grabado en sus hogares en Park Ditmas, fue diseñado por Paul Mahajan, quien había trabajado con los Yeah Yeah Yeahs y TV On The Radio. El álbum se encontró con muy buena crítica y fue muy destacado en las listas de álbumes del año en Los Angeles Times, Insound, Uncut y muchas otras publicaciones. La potente voz de barítono de Berninger entonaba sobre temática acerca de lo difícil, lo divertido y lo triste, acerca de las colecciones de discos, personas desaparecidas y corazones medios americanos. Pero el disco no era simplemente gótico o depresivo, como las obras de Tennessee Williams. Está lleno de gracia torpe y peculiares intimidades. Los héroes de Alligator son los seductores imprudentes y poseídos, pero a la vez apologéticos. En el imaginario de The National, en canciones alternativamente exuberantes y bien administradas, hay algo de ocaso y ensoñación funcionando en el sótano de nuestro cerebro. Abel, Secret meeting y Lit up fueron lanzados como singles.

El álbum permitió a la banda un aumento de su exposición al público. NME y Pitchfork Media catalogaron el álbum como uno de los mejores de la década. Alligator también hizo aumentar la asistencia de público a sus conciertos, incluyendo shows con localidades agotadas en The Trobadour de Los Angeles y Webster Hall de Nueva York. También tocaron en numerosos festivales, incluyendo el Festival Pitchfork Music 2006, Reading y Festivales de Leeds, Pukkelpop y otros más. Alligator llegó a vender más de 200 mil copias a nivel mundial.

Su cuarto álbum, Boxer, fue publicado en mayo de 2007 y también recibió buenas críticas generalizadas. Aprovechando el hecho de que poca gente había escuchado su primer álbum y primeros demos, Matt procedió a utilizar letras y melodías de ellos y darles la atención que merecían manteniendo la intimidad que les hizo especial. El álbum recibió contribuciones de varios artistas invitados, incluyendo a Sufjan Stevens y Doveman (también conocido como Thomas Bartlett). Mistaken for strangers, Fake Empire y Apartment story fueron editados como singles. La disposición en capas de Fake Empire, el balanceante piano seguido por omitidos ritmos sincopados seguidos de sollozantes trompetas y de trombones de marchas, o las torrenciales baterías y cuerdas luctuosas que atormentan el mantra abatido de Squalor Victoria, o el crescendo de la batería y la guitarra que se traga las voces en Guest room, o el fagot fúnebre y el ritmo bucólico de Gospel son más importantes que la historia misma. Mientras que la voz suena a menudo vulnerable, la música nunca ha sonado tan fuerte. El estilo narrativo de la banda se destaca en el estado de ánimo sombrío de Brainy, Green gloves y Racing like a pro, pero Berninger suena más cómodo en el tierno tono épico de Slow show, con cuerdas y ruidos compitiendo para romper el ritmo constante. Uno de los vocalistas más monótonos que nunca trata con temas profundos, verdaderamente modula su cantar una sola vez, en Ada y envía ondas de choque a un tapiz de instrumentación de viento, teclados y guitarras. Incluso en los momentos más musculares (Apartment story, Mistaken for strangers) son ante todo un juego de equilibrio entre un anhelo casi metafísico y una intensidad muy terrenal (mejor personificado por la insistente sonido de la batería). La atmósfera le debe mucho al productor Padma Newsom y la sección de ritmo (en particular el baterista Bryan Devendorf).

Boxer, que alcanzó el número 5 en las listas de álbumes independientes de Billboard, fue votado como el 2º mejor álbum del año por Stereogum.com y el número 1 del año por la revista Paste. La canción Slow show apareció en las series de la cadena televisiva NBC, Chuck y Southland, así como en One Tree Hill en su quinta temporada. Fake Empire fue destacada en la segunda temporada de la serie de HBO, Hung, y en el tercer episodio de la segunda temporada de Chuck. Start a war apareció en la serie de ciencia-ficción internacional Defying gravity, en Brothers and sisters de ABC, en House de FOX, y Parenthood y Friday Night Lights de de NBC.

En el verano de 2008, junto con Modest Mouse, abrieron los conciertos de la gira promocional de R.E.M. de su álbum Accelerate. Ese verano también tocaron en muchos festivales en Norteamérica y Europa, incluyendo Coachella, Roskilde, Sasquatch, Glastonbury, Haldern Pop, Rock Werchter, Optimus Alive!, Oxegen, Benicàssim, Lowlands, O2 Wireless, T In The Park, All Points West y Lollapalooza. Boxer estuvo en muchas de las listas de álbumes de la década, incluyendo Pitchfork Media, Aquarium Drunkard, Paste y otras.

En mayo de 2008, la banda lanzó su primer largometraje documental titulado A skin, a night en DVD. La película, dirigida por el cineasta Vincent Moon, documenta la vida de la banda que rodeaba la grabación de Boxer, y justo antes de un concierto en la sede Koko de Londres. La película de Vincent Moon fue ampliamente ignorada por los fans, que esperaban que en la película aparecería la banda y su música más directamente, en lugar de ser un intento ingenioso. Junto con el lanzamiento del DVD, se publicó una colección de CD de caras B y rarezas titulada The Virginia EP.

La colaboración de The National con Vincent Moon comenzó mucho antes de la filmación de A skin, a night. Vincent Moon descubrió a la banda después del lanzamiento de su primer álbum y se hizo amigo con sus miembros después de un concierto en La Guinguette Pirate de París. Poco después de este encuentro, Moon filmó sus primeros vídeos musicales para las canciones de The National, Daughters of the Soho riots y Lit up. La fotografía de Moon también aparece en la portada de Alligator.

En febrero de 2009, un álbum recopilatorio titulado Dark was the night fue producido por Aaron y Bryce Dessner, y editado por 4AD (el nuevo sello de la banda después de que Beggars Banquet Records se fusionase con 4AD). La recopilación de dos discos con 31 canciones de artistas como Arcade Fire, Grizzly Bear, Beirut, David Byrne, Sufjan Stevens, Spoon, The Dirty Projectors o Feist, fue lanzada en beneficio de la organización Red Hot y presentaba una nueva canción de The National y Nico Muhly titulada So far around the bend. Un concierto en el Radio City Music Hall relacionado con las entradas rápidamente agotadas, hizo coincidir a The National junto a David Byrne, Dirty Projectors, Feist y Sharon Jones & The Dap-Kings. A continuación la Brooklyn Academy of Music encargó a los hermanos Dessner escribir e interpretar un ciclo de una canción compuesta de 70 minutos en la ópera Howard Gilman, para acompañar a una película realizada por el artista Matthew Ritchie. La pieza, titulada The long count, fue interpretada por una orquesta a medida y cantada por Matt Berninger, Kim y Kelley Deal (The Breeders, Pixies) y Shara Worden (My Brightest Diamond).

En el mismo año, The National colaboró con St Vincent para contribuir con un cover de Sleep all summer de Crooked Fingers para la recopilación Score! 20 years of Merge Records: The covers! También contribuyeron con una canción a Ciao my shining star: The songs of Mark Mulcahy en septiembre de 2009, un álbum en apoyo del ex vocalista de Polaris, que había perdido a su esposa. Se trataba de la canción de Polaris, Ashamed of the story I told de su álbum Music from the adventures of Pete & Pete. Ese mismo mes de febrero, The National interpretaron dos canciones sin título en el concierto benéfico organizado por Philip Glass para Tibet House, una organización dedicada a preservar la cultura tibetana, en el Carnegie Hall de Nueva York. El show anual incluyó a artistas como Vampire Weekend y Patti Smith con su hija Jesse.

En marzo de 2010, la banda editó el single Bloodbuzz Ohio con descarga gratuita desde su website oficial High Violet, como adelanto de su nuevo álbum, High violet, que fue publicado en mayo del mismo año con muy buenas críticas. El álbum también debutó con buenas ventas en su primera semana ascendiendo a los lugares más altos en muchas listas, como el número 3 en Estados Unidos, 2 en Canadá, 5 en Reino Unido, y 3 en Portugal, entre otros. Además de Bloodbuzz Ohio, Anyone’s ghost y Terrible love fueron editadas como singles.

Grabado en el estudio de la banda en Ditmas Park en la sección de Brooklyn, con mezclas llevadas a cabo por Peter Katis en sus estudios Tarquin en Bridgeport, Connecticut, y diseñado para levantarse en formas poco probable, el álbum es un triunfo de la arquitectura sónica; adornado con inesperados y alquímicos detalles de la casualidad, es una maravilla ornamental. Catártico, crudo y reflexivo, el disco revela cada vez más maravillas líricas y musicales con cada escucha.

High violet es más extrovertido y a veces incluso enfático que sus predecesores, mientras se adhiere a un midtempo adulto y en una rabia que recuerda las melodías post-punk sombrías de la década de 1980. Terrible love es emblemático: moderadamente psicodélico, moderadamente dark-punk y moderadamente post-rock. En la mayoría de los casos, la música es tenue, una decoración modesta para la voz. La narración señorial de canciones como Sorrow wonders vaga en un paisaje sonoro que se compone casi exclusivamente de sonido de batería hasta el final. Por lo tanto, las voces están a cargo de la mayoría del movimiento. En lo que posiblemente es la estrategia más sutil del álbum, el estribillo abatido de Anyone’s ghost choca con la melodía de The Doorsiana que lo creó. La voz en Bloodbuzz Ohio es tan independiente al sonido lúgubre a pesar de la fuerte pulsación rítmica de batería y bajo y los ricos timbres del tintineante piano. Cuando los arreglos pesan más, los resultados son mixtos. La mezcla onírica de cuerdas, acordeón y coros en Afraid of everyone mejora el efecto de la elegía estilo U2 melancólica; y la algarabía de instrumento de viento tenue proporciona una elevación bienvenida al sin embargo monótono canto de Runaway. Considerando que el crescendo orquestal se siente vano en Little faith, y toda la conmoción ampulosa en Conversation 16 se siente como una distracción del hecho de que la canción es bastante trivial. England es introspección interior y llamada y respuesta con los instrumentos, una vez más, con resultados mixtos. El mayor problema del álbum es obviamente no técnico (el dominio de los músicos es espectacular), sino táctico: ponderan demasiado las letras en las composiciones, que, como de costumbre con muchas bandas de rock, no exactamente son de premio Nobel. Cuando la música es tan servil al texto, uno tiene que asegurarse de tener algo importante que decir y expresarlo de manera memorable. No muchos músicos de rock están a la altura de las circunstancias. Las melodías y los arreglos son en promedio bastante buenos, pero no importa cómo son calificados los artistas intérpretes o ejecutantes.

El álbum ha vendido más de 285 mil copias en Estados Unidos y 600 mil en todo el mundo. High violet ha conseguido Disco de oro en Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Bélgica y Australia. En octubre de 2010, recibió un premio en la gala de premios de la revista Q, presentada por Bernard Sumner de Joy Division y New Order, para el Mejor álbum. La banda capitalizó el éxito de High violet y emprendió una extensa gira por América del Norte, Europa y Australia, incluyendo festivales en Irlanda, Alemania y Bohemia.

En 2011, The National fueron nominados para un premio Brit por Mejor actuación internacional y un premio MTV. Dos de sus canciones, Start a war (de Boxer) y About today (del EP The cherry tree), aparecieron en la aclamada película de Warrior. En el mes de marzo publicaron un vídeo para Conversation 16, con la aparición de John Slattery, Kristen Schaal y James Urbaniak. Días después, Valve Corporation anunció que la banda contribuiría con una canción original, titulada Exile vilify, para el videojuego Portal 2, y en abril el grupo publicaría Think you can wait de la banda sonora de la película Win Win.

En abril de 2011, durante una actuación en el Starlight Theater de Kansas City, Missouri, la banda interpretó About today, y dedicó la canción a Gerard Smith de TV On The Radio, que había fallecido ese mismo día de cáncer de pulmón.

Desde diciembre de 2011 han ido interpretando nuevas canciones, como Rylan, I need my girl, Vanderlyle crybaby geeks, Lola, Sullivan o Prime, que presumiblemente formarán parte de su nuevo LP que se espera que sea publicado durante 2013.

The National apoyó la campaña electoral de Barack Obama de 2008, incluso diseñando y vendiendo una camiseta con la imagen de Obama sobre las palabras “Mr. November”, en referencia a la canción de su álbum Alligator y al mes designado para las elecciones presidenciales americanas, y cuyos beneficios fueron donados a la campaña electoral de Obama. De la misma manera, prestaron su apoyo a la campaña del presidente americano de 2012 con varios conciertos que abrían sus discursos.

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://es.wikipedia.org, http://www.lastfm.es
http://www.alohacriticon.com, http://www.sing365.com, http://www.allmusic.com, http://www.rollingstone.com, http://www.contactmusic.com, http://www.scaruffi.com, http://www.rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Beautiful head, Cold girl fever, The perfect song, American Mary, Son, Theory of the crowds, Anna Freud (The National)

Cardinal song, Slipping husband, 90-mile water wall, Murder me Rachael, Thirsty, Available, Trophy wife, Fashion coats, Lucky you (Sad songs for dirty lovers)

Wasp nest, All the wine, Cherry tree, About today (Cherry tree EP)

Secret meeting, Karen, Lit up, Daughters of the Soho riots, Val Jester, All the wine, Abel, The geese of Beverly Road, Mr. November (Alligator)

Fake empire, Mistaken for strangers, Green gloves, Slow show, Apartment story, Start a war, Guest room, Ada (Boxer)

You've done it again, Virginia, Santa Clara, Blank slate, Tall saint, Forever after days (The Virginia EP)

Terrible love, Sorrow, Anyone's ghost, Bloodbuzz Ohio, Lemonworld, Runaway, Conversation 16, England (High violet)

Vídeos:

Beautiful head, Son, Cold girl fever y Anna Freud, de su primer álbum The National:

Beautiful head - The National


Son - The National


Cold girl fever - The National


Anna Freud - The National


Slipping husband, Cardinal song, 90-mile water wall, Avalaible y Lucky you, del álbum Sad songs for dirty lovers:

Slipping husband - The National


Cardinal song - The National


90-mile water wall - The National


Avalaible - The National


Lucky you - The National


Cherry tree, Wasp nest y About today, del EP Cherry tree:

Cherry tree - The National


Wasp nest - The National


About today - The National


Secret meeting, Lit up, Abel, All the wine, Mr. November y Daughters of the Soho riots, del álbum Alligator:

Secret meeting (live) - The National


Lit up - The National


Abel - The National


All the wine - The National


Mr. November (live) - The National


Daughters of the Soho riots - The National


Mistaken for strangers, Apartment story, Fake empire, Slow show y Start a war, del álbum Boxer:

Mistaken for strangers - The National


Apartment story - The National


Fake empire - The National


Slow show - The National


Start a war - The National


You've done it again, Virginia y Blank slate, del EP Virginia:

You've done it again, Virginia - The National


Blank slate - The National


Bloodbuzz Ohio, Terrible love, Anyone's ghost, England, Runaway y Sorrow, del álbum High violet:

Bloodbuzz Ohio - The National


Terrible love - The National


Anyone's ghost - The National


England - The National


Runaway - The National


Sorrow - The National

domingo, enero 27, 2013

Grandes álbumes: THE ROLLING STONES - Black and blue

Black and blue es el decimotercer álbum de estudio británico y quinceavo estadounidense británico de los Rolling Stones, lanzado en 1976. Fue el álbum de estudio de la banda en el que debutó Ronnie Wood como sustituto de Mick Taylor. Wood ya había tocado la guitarra acústica de doce cuerdas en la canción It's only rock 'n roll (but I like it) del álbum It's only rock 'n roll y aparece en la mitad de las canciones de Black and blue (en su mayoría en los coros) con Wayne Perkins y Harvey Mandel tocando la guitarra en las restantes canciones. Keith Richards comentaría más tarde: "interpretando guitarristas, eso es lo que había en ese momento".

En diciembre de 1974, los Rolling Stones regresaron a Munich, Alemania, donde ya habían grabado previamente su disco anterior It's only rock 'n roll, y comenzaron la grabación de su nuevo álbum en los estudios Musicland, con Mick Jagger y Keith Richard (como The Glimmer Twins) de nuevo en la producción. Con miras a lanzarlo a tiempo para ser promocionado durante su Tour of The Americas del verano de 1975, la banda interrumpió sus vacaciones y volvió en enero a Rotterdam, Holanda, a seguir trabajando, mientras audicionaban nuevos guitarristas mientras ellos grababan. Entre los aspirantes se incluían Steve Marriott, Harvey Mandel, Wayne Perkins, Peter Frampton y Ronnie Wood (aunque sólo el trabajo de guitarra de Mandel, Perkins y Wood aparecería en el disco). Con mucho trabajo que desarrollar, se decidió retrasar el álbum para el año siguiente y publicar en su lugar la recopilación Made in the shade. Cherry oh baby (que era una versión de una canción de reggae de Eric Donaldson de 1971) sería la única canción del álbum próximo interpretada esporádicamente en el Tour of The Americas.

Tras la conclusión de la gira, la banda fue a Montreux, Suiza, en octubre para desarrollar trabajo de overdub, regresando a los estudios de Musicland en Munich en diciembre para realizar un trabajo similar. Después de algunos retoques finales, Black and blue se completó en Nueva York en febrero de 1976.

En febrero de 1976 los Stones volaron a Sanible Island, Florida, para ser fotografiados por el afamado fotógrafo Hiro para la portada del álbum. Estilísticamente, Black and blue abraza el funk con Hot stuff, el reggae con su cover de Cherry oh baby, y el jazz con Melody, aportando su talento Billy Preston, un colaborador esencial en el álbum. Varios estilos musicales y temáticos se fusionaron en la canción de siete minutos Memory Motel, con Jagger y Richards contribuyendo con sus voces a una canción de amor incrustada dentro de una historia de vida en la carretera.

Publicado en abril de 1976, con Fool to cry como hit Top 10 mundial, como su primer single), Black and blue alcanzó el número 2 en Reino Unido y permaneció ininterrumpidamente durante cuatro semanas en el número 1 en Estados Unidos, consiguiendo en dicho país Disco de platino. También fue número 1 en Francia y Holanda. La crítica musical estuvo polarizada entre opiniones positivas y negativas.

Mientras todas las canciones del álbum excepto Cherry oh baby fueron oficialmente acreditadas para Jagger/Richards como autores, el crédito para Hey negrita especifica que fue "inspirada por Ron Wood" y Melody fue "inspirada por Billy Preston". Bill Wyman más tarde lanzaría una versión de Melody con sus Rhythm Kings, acreditando a Preston como autor.

El álbum fue promocionado con una controvertida valla publicitaria en Sunset Boulevard en Hollywood, representando a la modelo Anita Russell golpeada y sometida por Jagger bajo la frase "I'm black and blue from The Rolling Stones — and I love it! La cartelera fue retirada tras las protestas de un grupo feminista de mujeres contra la violencia de género, aunque hizo ganar a la banda cobertura informativa.

El single Fool to cry fue número 6 en Reino Unido y 10 en Estados Unidos, y Hot stuff, número 11 en la lista Club Play y número 49 en la lista Hot 100 del Billboard americano.

Dos pistas extras grabadas en las sesiones de Rotterdam fueron publicadas más tarde en el disco de 1981, Tattoo you: Slave y Worried about you.

En 1994, Black and blue fue remasterizado y relanzado por Virgin Records, de nuevo en 2009 por Universal Music, y una vez más en 2011 por Universal Music Enterprises en una única versión japonesa de SHM-SACD.

Listado de canciones:

1.- Hot stuff
2.- Hand of fate
3.- Cherry oh baby
4.- Memory motel
5.- Hey negrita
6.- Melody
7.- Fool to cry
8.- Crazy mama

Vídeos:

Hot stuff - The Rolling Stones


Hand of fate - The Rolling Stones


Cherry oh baby - The Rolling Stones


Memory motel - The Rolling Stones


Hey negrita - The Rolling Stones


Melody - The Rolling Stones


Fool to cry - The Rolling Stones


Crazy mama - The Rolling Stones

miércoles, enero 23, 2013

THE DREAM SYNDICATE

A principios de los ochenta surgió en California un movimiento llamado Paisley Underground, en el que se podían integrar bandas tan representativas como Velvet Underground, The Stooges y R.E.M. Lo componían varias bandas que rechazaban los sintetizadores a favor de un sonido rockero más tradicional, admiraban los conceptos irritables y rotundos del punk, y además sentían una gran nostalgia por la psicodelia. The Dream Syndicate fue la formación que más destacó dentro de esta ideología. Trasladaban el sonido neoyorquino introspectivo de la Velvet Underground a California para fusionarlo con el rock más cotidiano de la impetuosidad de guitarras de Neil Young & Crazy Horses, dibujado tanto por el flujo narrativo de Jim Morrison como por la energía primordial de los Stooges. Estas dos corrientes, la experimental y la tradicional, tenían tanta importancia en su forma de entender la música, que sus conciertos podían ser o bien machetazos punk acelerados que acababan en media hora, o verdaderos trippis lentificados que atacaban directamente a la psique, creando un sonido acid-rock. Eran de destacar las admirables y penetrantes letras de su vocalista Steve Wynn, y la imaginación de Karl Precoda a la guitarra.

Mientras asistían a la Universidad de California, Davis, Steve Wynn y Kendra Smith tocaron juntos (con Russ Tolman y Gavin Blair) en The Suspects, que editaron el single It’s up to you. Tolman y Blair dieron lugar a True West, y Wynn regresó a Los Angeles, donde fundó su propio sello discográfico Down There y grabó con Smith un single llamado 15 minutes (en alegoría a los 15 minutos de fama) como su prevista despedida de la música. En vez de ello, Wynn, edita un nuevo single de estilo new wave, That's what you always say (que formará parte del primer álbum de Dream Syndicate con una nueva versión) con Last chance for you en la cara B, y mientras ensayaba con una banda llamada Goat Deity, Wynn conoció a Karl Precoda, que había respondido a un anuncio para un bajista, y los dos se unieron para formar un nuevo grupo, con Precoda cambiando a la guitarra. Kendra Smith llegó para tocar el bajo y también el baterista Dennis Duck (Mehaffey), quien había tocado en el conocido grupo local de Pasadena, Human Hands. Duck sugirió el nombre The Dream Syndicate en referencia al grupo experimental de Nueva York de principios de los 60, Tony Conrad (más conocidos como Theater of Eternal Music), y de su álbum Outside the Dream Syndicate, entre cuyos miembros se incluía a John Cale y al compositor LaMonte Young.

En febrero de 1982, The Dream Syndicate realizaron su primer show en el Club Lingerie de Hollywood. Un EP de cuatro canciones se grabó en la casa de Tom Mehren en Pasadena con Paul B. Cutler (guitarrista de 45 Grave and The Consumers), siendo producido y publicado por Down There, captando rápidamente la atención local de la banda por sus improvisaciones a menudo agresivamente largas, empapadas de retroalimentación. Fuentes obvias de su música fueron The Velvet Underground (The Dream Syndicate en sus inicios bien podrían haber sido catalogados como revivalistas de Velvet Underground) y Television, pero también podrían verse ecos de Quicksilver Messenger Service y Creedence Clearwater Revival. “Era asunto de una noche”, Wynn recordaba sobre su éxito. “No hubo ninguna obligación de pago. Fue muy extraño, y en algunos aspectos nos había jodido”.

La banda firmó con Slash Records, cuya filial Ruby Records publicó su debut y su más conocido álbum, The days of wine and roses, en 1982. El disco ha sido ampliamente considerado como un hito en el desarrollo del género del rock alternativo, y ha influído en muchos de artistas tan diversos como Kurt Cobain o Chris Robinson de los Black Crowes. El álbum se convirtió en uno de los favoritos para la crítica, y el grupo fue nombrado Mejor nueva banda por la revista Rolling Stone en 1982. En directo, se habían desarrollado como una banda de guitarras agresivas propensa a atascos, que les ayudó a ganarse el sello de líderes del movimiento Paisley Underground de Los Angeles.

De la balada melódica Tell me when it’s over, envuelta en un potente e hipnótico riff de jingle jangle, a la épica y marcial continua distorsión de That’s what you always say o de Too little, too late, un fatalista desmayo a lo Nico, o al crescendo suave y lleno de baches de When you smile, del rock and roll de Then she remembers a Until lately, un blues/beat a lo Manfred Mann o Them, los Dream Syndicate revelan en términos impactantes el pánico existencial de la generación post-hardcore, llegando a la cima de su camino con Halloween, con una monumental regeneración de Precoda al estilo Velvet Underground.

La atmósfera representa escenas de claustrofobia urbana y las tensiones nerviosas de adolescentes perdidos en el borde de la metrópoli. El impacto final, gracias también a letras insanas que tratan de alienación y crisis maníacas, es melodramático, como una película en blanco y negro de los años 60. No es de extrañar, teniendo en cuenta la pasión de Wynn por el cine de Hollywood de sus años de oro, el título del álbum se inspira en la película homónima de Blake Edwards, una denuncia sobre el alcoholimo protagonizada por Jack Lemmon. Wynn dijo que casi la totalidad de la vida cotidiana es trivial, pero al menos un 5% se compone de miedo y pánico, y es precisamente este terror rastrero el que nos hace disfrutar de la paz del tiempo restante. Su atención como compositor, por lo tanto, se centrará más en esta parte oscura de nuestra alma. En una palabra, es nuevo hiperrealismo, siniestramente psicótico y apremiante hoedown/punkabilly, lo que desprende The days of wine and roses.

Kendra Smith dejó la banda y se unió a David Roback, anteriormente componente de la banda Rain Parade, que grabó el single Fell from the sun editado por Serpent Records (Estados Unidos) bajo el nombre de Clay Allison, y que fue publicado en Reino Unido por Rough Trade bajo el nombre Smith, Roeback and Mitchell, antes de transformarse en Opal, una versión prototipo de Mazzy Star, y desde entonces ha grabado álbumes como solista. Fue reemplazada en The Dream Syndicate por David Provost en el bajo, y como teclista entró Tom Zvoncheck.

The medicine show fue grabado en 1984 en San Francisco con el productor Sandy Pearlman (Blue Öyster Cult, The Clash), y lanzado por A&M. Wynn recogió sus influencias más de Neil Young & Crazy Horse que de Lou Reed en el disco, y el sonido del álbum causó una reacción contrariada de buena parte de su base de fans. El fracaso comercial del álbum contribuyó a la ruptura temporal del grupo. Con un Precoda desarmado de su retroalimentación con el bajo de Kendra Smith, y desatado de sus potentes solos, cambia de itinerario y hay espacio para algunas adiciones significativas. Stephen McCarthy y Sid Griffin de Long Ryders en los coros, y Gavin Blair de True West como contrapunto vocal, pero, sobre todo, el piano de Tom Zvoncheck, fuertemente deseado por Pearlman y decisivo en la definición de los límites de la nueva propuesta musical. Medicine show es mucho más relajado, a pesar de una larga y febril jam titulada John Coltrane stereo blues. El sonido es ahora más potente y compacto, con la voz de Wynn en posición prominente. El repertorio asimila el melodrama de calle estilo Springsteen (Merrittville), el visceral roadhouse de The Doors (Armed with an empty gun) y baladas country/blues eróticas (Still holding on to you) o sociales (Medicine show).

Wynn y Precoda dan vida a escaramuzas de guitarra ardiente como entre Bruce Springsteen y Little Steven (la oferta no es aleatoria porque Wynn relata que vislumbró que había encontrado su camino cuando vio la reproducción del solo del Boss en Candy’s room del Darkness Tour de 1978), mientras la producción de Pearlman incide en el hard rock opresivo de The Medicine Show.

Abrieron para las giras de R.E.M. y U2, y publicaron el EP de cinco canciones This is not the new Dream Syndicate album – Live (1984), el último disco en que figuró Karl Precoda en la guitarra (quien poco después dejó el grupo) y la primera aparición del bajista Mark Walton. La banda dejó A&M después de que les rechazasen su demo para Slide away, lanzado posteriormente en el semi-oficial It’s too late to stop now.

En 1985, Wynn y Dan Stuart (de Green On Red) escribieron juntos diez canciones que fueron grabadas con Dennis Duck, entre otros, y publicadas por A&M como Danny and Dusty con el álbum The lost weekend.

Después de una breve pausa, Wynn, Duck y Walton se unieron a Paul B. Cutler (de la banda proto-goth 45 Grave) para formar la versión final de Dream Syndicate. Con esta dormación grabaron Out of the grey (1986), producido por Cutler y lanzado por Big Time Records, en el que se movieron hacia el country-rock de Neil Young y su estilo musical sucesor, el cowpunk de los 80. Sin Precoda, el sonido es infinitamente más moderno, bailable y radiofónico (Now I ride alone, Forest for the trees, Out of the grey, Slide away), ya que Wynn había asumido por dónde soplaba el barlovento, y prefirió el formato tradicional de la canción (con tanto de historia como de atmósfera) a las erupciones de formas libres de Precoda y Smith.

Cutler tenía un estilo mucho más lineal y menos creativo que la forma libre de Precoda, y aporta esta característica incluso durante la producción, de la cual se ocupa directamente. El resultado es un álbum de corte más ligero, de sonido radiofónico, donde las digresiones instrumentales se consideran superfluas si no perjudiciales, y por lo tanto prácticamente abolidas. Es la enésima cuña de un pasador que ha visto pasar a los Dream Syndicate del post-punk rock más vigoroso a un pop de corte muy clásico.

Completando una evolución o regresión iniciada con Medicine show, llega Ghost stories (Enigma, 1988), producido por Elliot Mazer (productor también de varios álbumes de Neil Young, incluyendo Harvest y Time fades away), y con Chris Cacavas de Green On Red en teclados. Con él, Dream Syndicate ratifican la llegada de un rock de canciones sin ruido y sin distracciones, ancladas a la clásica melodía. La nueva carrera de Wynn encaja en la tradición inaugurada por Neil Young con sus violentas y eléctricas baladas folk. Wynn las plasma en himnos de jóvenes enojados como se muestra en The side I’ll never show y dramas amorosos como Loving the sinner, hating the sin (una de sus obras maestras). Aunque el disco también alberga la novedad del vodevil My old haunts, una triste canción de cuna a lo Cohen como Some better than this y el roadhouse blues de Weathered and torn, el nuevo género ahora está claramente definido y no tiene nada de los mareos psicodélicos de sus orígenes (que tal vez pertenecen más a Kendra Smith que a él).

Un álbum en directo, Live at Rajis, fue grabado (también por Mazer) antes de Ghost stories, y publicado en 1989. Este disco registra el último concierto del grupo y fue grabado en un pequeño local californiano, siendo considerado uno de los mejores álbumes de rock en vivo de la historia. Selecciona democráticamente canciones de los tres primeros álbumes, descuidando completamente su última prueba en estudio. En formación de cuarteto, sin teclados, la guitarra de Cutler (apoyada por la de Wynn) encuentra finalmente su tan deseado nivel, tanto como para, por primera vez, no para lamentar la ausencia de Precoda. Las once canciones aportan savia nueva y reciben características peculiares en relación con versiones ya conocidas. Wynn justifica el hecho de que la leyenda de Dream Syndicate pueda ser dictada por un trabajo como éste, en que la improvisación del directo ha sido siempre uno de los pilares de la manera de hacer música de Steve Wynn. Citando sus palabras:  " trato de capturar un momento, para agarrar esa fracción de tiempo donde no sabes hacia dónde se dirige y se siente en peligro en todo momento. Esto significa que captura el momento exacto y también la posibilidad de perderlo todo".

Lanzamientos posteriores a la disolución del grupo incluyen It's too late to stop now... isn't it? (Another Cowboy Recording, 1989), es un rompecabezas en dieciséis piezas de edición limitada conformada por temas en vivo, demos, versiones alternativas y descartes de álbumes oficiales, con canciones como los covers de Listen to the lion de Van Morrison, o Cinnamon girl de Neil Young de un directo de 1987, testigo, una vez más, de la pasión de Wynn por el rock mainstream los cantautores; 3½, The lost tapes 1985-1988 (Atavistic Normal, 1993), una colección de sesiones de estudio inéditas, incluyendo cortes producidos por Vitus Matare (de los héroes angelinos Paisley Underground, The Last, y más tarde de Trotsky Icepick) que datan de la época de la última formación, incluyendo baladas rock (The best years of my life), versiones de cantautores y regalos country (como I ain’t living long like this de Rodney Crowell); y The day before wine and roses (Normal, 1994), una actuación en directo para la radio grabada justo antes del lanzamiento del primer álbum de la banda, un hallazgo arqueológico de fundamental importancia, no por la calidad del sonido, sino porque facilita comprender el camino recorrido desde sus orígenes hasta sus composiciones maduras.

La música de Wynn, que compuso la mayor parte de las canciones de la banda, no estaba realmente adaptada a la radio comercial. Sus complejas letras estaban influídas por su gusto por la poesía y la ficción clásica y contemporánea. El título The days of wine and roses fue extraído de un poema del escritor inglés Ernest Dowson, que sostenía que los días de vino y rosas “desaparecen dentro de un sueño”. Wynn declararía a Toronto Star que estructuraba su música temáticamente alrededor de lo que estaba leyendo en aquel momento. “En el primer disco, había mucho de filosofía victoriana, y en el segundo estuve leyendo mucho de literatura sureña (Faulkner y Flannery O’Connor)”. Wynn agregó que la influencia literaria en el tercer álbum, Out of the grey (1986), era “más como ficción dura de Hollywood”.

Wynn expresa una visión sombría y pesimista de la condición humana a través de un fatalismo deprimido por el cine negro; pero la moral de sus sagas negativas es siempre la la insignia de la esperanza de redención. En este sentido, la suya es una música catártica, noble, incluso en algunos momentos de extrema angustia, al contrario que la de Neil Young, que no permite la revancha, y Reed, quien goza del martirio. Esto no significa que la redención (es decir, el clímax solemne de muchos de sus coros) nos llegue a través de pruebas de dolor intenso (hechas por tremendas precipitaciones de distorsión). Wynn es uno de los pocos, con Richard Hell, que sabe cómo purgar los versos de sus canciones.

Steve Wynn ha continuado tocando en solitario y con Gutterball (en The House of Freaks y Silo Bob Rupe), y ha estado continuamente colaborando con otros músicos. Su disco en solitario de 1996 lo hizo con el respaldo de la banda Come de Boston. Después de un largo paréntesis, Karl Precoda reapareció en 1997 al frente de The Last Days of May, un trío instrumental de neo-psicodélica. Duck continuó trabajando con Wynn como baterista de gira,y el bajista Mark Walton tocó con The Continental Drifters, junto con Vicki Peterson de The Bangles. Cutler, después de trabajar en producciones experimentales oscuras se unió a International Metal Supply, grupo instrumental de Los Angeles.

Un documental de la última gira de Dream Syndicate, Weathered and torn, fue lanzado en formato DVD. Aunque, tras las declaraciones realizadas en el pasado por Wynn, parecía muy poco probable una reunión de grupo, en 2012 saltó la sorpresa. El líder de The Dream Syndicate decidió reconstruir el grupo para el 30 aniversario del álbum The days of wine and roses. Actuaron en varias ciudades españolas durante el mes de septiembre de ese mismo año, con una formación compuesta por Steve Wynn (vocales), Dennis Duck (batería), Mark Walton (bajo) y Jason Victor (guitarra).

Fuentes: http://en.wikipedia.org, http://it.wikipedia.org, http://www.ondarock.it, http://www.allmusic.com, http://www.lastfm.es, http://www.answers.com, http://www.scaruffi.com, http://www.rincondesconexion.blogspot.com

Canciones recomendadas:

Sure thing, That's what you always say, When you smile (The Dream Syndicate EP)

Tell me when it's over, Definetely clean, That's what you always say, Halloween, When you smile, Until lately, The days of wine and roses (The days of wine and roses)

Still holding on to you, Daddy's girl, Burn, Armed with an empty gun, Bullet with my name on it, The medicine show, John Coltrane stereo blues, Merritville (Medicine show)

The world is out, Song for the dreamers, Miracle mile, Baby we all gotta go down, Send me a postcard, Down to the bone (The lost weekend -Danny & Dusty-)

Out of the grey, Forest for the trees, 50 in a 25 zone, Boston, Dying ambers, Now I ride alone, Dancing blind, Let it rain, Ballad of Dwight Frey (Out of the grey)

The side I'll never show, My old haunts, Loving the sinner, hating the sin, Weathered and torn, See that my grave is kept clean, I have faith, When the curtain falls, Carolyn (Ghost stories)

Killing time, Lucky, The best years of my life, Running from the memory, It hits you again (3½; The lost tapes 1985–1988)

Vídeos:

Sure thing, del EP The Dream Syndicate:

Sure thing (live) - The Dream Syndicate


Tell me when it's over, That's what you always say, Halloween, The days of wine and roses y Until lately, del álbum The days of wine and roses:

Tell me when it's over - The Dream Syndicate


That's what you always say - The Dream Syndicate


Halloween - The Dream Syndicate


The days of wine and roses - The Dream Syndicate


Until lately - The Dream Syndicate


The medicine show, Bullet with my name on it, Burn y John Coltrane stereo blues, del álbum Medicine show:

The medicine show - The Dream Syndicate


Bullet with my name on it - The Dream Syndicate


Burn - The Dream Syndicate


John Coltrane stereo blues - The Dream Syndicate


Song for the dreamers y Down to the bone, del álbum Lost weekend de Danny & Dusty, el dúo formado por Steve Wynn y Dan Stuart:

Song for the dreamers - Danny & Dusty


Down to the bone - Danny & Dusty


Out of the grey, Forest for the trees, Now I ride alone y Let it rain, del álbum Out of the grey:

Out of the grey - The Dream Syndicate


Forest for the trees - The Dream Syndicate


Now I ride alone - The Dream Syndicate


Let it rain - The Dream Syndicate


The side I'll never show, Loving the sinner, hating the sin, When the curtain falls y See that my grave is kept clean, del álbum Ghost stories:

The side I'll never show - The Dream Syndicate


Loving the sinner, hating the sin - The Dream Syndicate


When the curtain falls - The Dream Syndicate


See that my grave is kept clean - The Dream Syndicate


Lucky, del álbum 3½; The lost tapes 1985–1988:

Lucky - The Dream Syndicate

domingo, enero 20, 2013

Grandes álbumes: CHRIS REA - The road to hell

The road to hell es uno de los álbumes más famosos de Chris Rea, así como la segunda parte de la canción que da título al álbum, The road to hell (Pt. 2). Una de sus canciones, Texas, ha sido interpretada durante muchos años en emisoras de radio Classic Rock/AOR de Texas, y es utilizada como música de fondo en los partidos del equipo de béisbol de los Texas Rangers en el Rangers Ballpark en Arlington. Otra canción, Daytona, trata sobre el Ferrari 365 GTB/4 Daytona, en la que canta metafóricamente sobre el coche, con el ruido del motor y de los neumáticos del coche sonando hacia el final de la canción. El icónico álbum se caracteriza por la portada diseñada por el artista comercial inglés Adrian Chesterman, quien también fue responsable de crear la portada, entre otros, del álbum Bomber de Motörhead de 1979.

El veterano cantautor británico Chris Rea estaba comenzando su tercera década en el negocio de la música cuando lanzó lo que iba a convertirse en su álbum más conocido y más exitoso, The road to hell. Rea sufrió la desgracia de comenzar su carrera profesional al mismo tiempo que la primera brazada del punk-rock en Gran Bretaña, y sus canciones de buen gusto e inspiradas en el R&B inicialmente fueron mejor recibidas en Europa que en su propio país de origen.

The road to hell, lanzado en 1989, centraba el retrato de Rea en un mundo moderno girando fuera de control y anclado a lo largo de su narrativa, proporcionando una disección cohesiva y musicalmente variada de una sociedad cada vez más deshumanizada con temas como el brillante Texas, con comentarios ingeniosos sobre la necesidad de velocidad, la intensa You must be evil, y The road to hell, convirtiéndose en uno de los discos más vendidos de Rea. La instrumentación de guitarra, bajo y batería enmarca efectivamente la voz áspera de Rea, mientras que su punzante y blues guitarra tocando enfatiza sus letras a menudo ásperas con un mordaz comentario musical.

El título sólo aconseja sobre el horror que se esconde en el mensaje del álbum. Texas, Looking for a rainbow y You must be evil extraen las atrocidades de nuestra sociedad, mientras que Daytona ofrece parte de la tensión necesaria de la publicación para convertirse en una obra maestra moderna.

Con su voz de barítono ahumado del estilo de Mark Knopfler, y con una fresca y suave declamación, Chris Rea pone en juego un oscuro álbum semi-conceptual con The road to hell fluyendo con suavidad parte de su mejor material de su carrera. Es chocante pensar que es el mismo artista que hizo Fool (if you're think it's over), así como la mayor parte de su carrera ha tenido lugar en Reino Unido, con muy poca exposición en Estados Unidos. La ajustada banda de Rea cocina muy bien los condimentos de que dispone con un asalto blusero durante The road to hell.

Este álbum, con el que el cantante alcanzó su pico comercial, refleja la relación de amor y odio de Chris Rea con el coche. La canción The road to hell está famosamente inspirada en las experiencias de Rea en la carretera orbital londinense M25, pero no se trata simplemente de un tratado sobre los males del automóvil (en 1988, él mismo se había comprado un coche de carreras). Su visión del infierno es el atasco de tráfico que le impide utilizar toda la cara aceleración. En este sentido, Chris Rea (el epítome de la madurez frente a la mayoría en su negocio) se muestra mucho como una estrella de rock. The road to hell, a pesar del melancólico riff de piano de la canción y su letra estilo Leonard Cohen, es un álbum optimista con un cálido y acogedor sonido.

The road to hell consiguió triple Disco de platino y consiguió alcanzar el puesto número 1 en Reino Unido, 2 en Austria, 6 en Suiza, 9 en Alemania y 107 en Estados Unidos.

Listado de canciones:

1.-   The road to hell (Part 1)
2.-   The road to hell (Part 2)
3.-   You must be evil
4.-   Texas
5.-   Looking for a rainbow
6.-   Your warm and tender love
7.-   Daytona
8.-   That's what they always say
9.-   I just wanna be with you
10.- Tell me there's a heaven

Edición CD Geffen US 1989:
11.- Let's dance

Vídeos:

The road to hell (Parts 1 & 2) - Chris Rea


You must be evil - Chris Rea


Texas - Chris Rea


Looking for a rainbow - Chris Rea


Your warm and tender love - Chris Rea


Daytona - Chris Rea


That's what they always say - Chris Rea


I just wanna be with you - Chris Rea


Tell me there's a heaven - Chris Rea


Let's dance - Chris Rea